Cambia la cara a tu casa con unas bonitas láminas

6

Once años viviendo en esta casa y ni un agujero había hecho en las paredes. Hay gente que tiene “horror vacuo” y yo, todo lo contrario, soy tan indecisa que no acierto nunca a decidirme qué foto colgar, dónde poner el cuadro o qué lámina comprar. Pero este año, aprovechando que una esquinita del salón se nos había quedado un poco huérfana de decoración, me he liado la manta a la cabeza, me he estrenado con mi primer mueble de Ikea y -¡tachán!- he comprobado cómo con solo un par de toques a tu gusto -que no quiero decir con buen gusto, sino con lo que a cada uno le guste- puedes cambiarle la cara a tu casa. Mi pequeño rinconcito nórdico me tiene enamorada. Sus damajuanas, mi pequeño terrario y, sobre todo, esas láminas que son el complemento perfecto para marcar diferencias.

lámina

Y de eso quiero hablaros yo hoy, de cómo gracias a unas láminas o cuadros puedes cambiar completamente la cara y el estilo de tu casa.

Opciones para todos los bolsillos

Ya bastantes malabares tenemos que hacer en el día a día con nuestro presupuesto doméstico como para que se nos dispare la partida dedicada a decoración. Por lo general, los cuadros, las láminas, los propios marcos son caros… ¿o no? Pues la verdad es que es un sector que no sólo se ha diversificado un montón en cuanto a los estilos, sino que también abarca una amplia horquilla de precios. Hay tiendas maravillosas en las que podéis encontrar auténticas preciosidades a precios más que razonables.

Aquí os dejo una recopilación de Vintage & Chic con propuestas para todos los bolsillos. Pero, si queréis rizar el rizo y economizar, he de confesaros que las mías salieron de Aliexpress -la más cara de todas, de 65×90 metros, no llegó a 14 euros-. Sé que hay gente que tiene muchos prejuicios acerca de comprar “en China”; yo, por el momento, no tengo queja ni con las compras ni con los envíos, así que os pongo también el enlace a uno de los proveedores.

Hay tiendas generalistas y otras especializadas en productos nórdicos, como Kenay Home o Scandinavian Desing que, como os contaré después, son tendencia.

Para los marcos no me compliqué y recurrí a tres modelos distintos del “señor Ikea”, que si de medidas estándares hablamos suele ser la opción más buena, bonita y barata.

Tendencias

¿Qué colgar?

Aunque los cuadros siguen siendo una opción valida, las láminas, en todos sus formatos y tamaños, y las fotografías han ido desplazándolos poco a poco de nuestras paredes. Quizás porque, como decíamos, son una opción más asequible a nuestro bolsillo, pero también porque resultan más versátiles y se adaptan prácticamente a todo tipo de estilos. Ya optes por muebles rústicos o de inspiración minimalista es difícil no encontrar una lámina que se convierta en el complemento perfecto para redondear una estancia.

La temática es variada pero, no nos engañemos, lo nórdico está de moda y abundan las láminas en blanco y negro, pero también de temática conceptual y corte geométrico.

Lo mejor es que prácticamente todo está permitido:

decorar con láminas
1. 3. y 5. Etsy / 2. Homegirl London / 3. / 4.

Los animales cubistas en colores pastel son tendencia, al igual que el mundo natural

Hojas 1, 2, y 3 / Lobo y alce

Y no podían faltar tampoco las frases motivadoras.

laminas motivadoras
Imágenes de Blog is the new must, HQ Reality News y The Chic Street Journal

Planos de ciudades, de metro, silueta de países… el mundo viajes está también al alza.

lamina planos
Laminas de David Ehrenstråhle, Kreativitum -Foto de LeboitikSofie-, Skandinavian DesingKortKartelle

Un clásico que nunca pasa de moda y con el que siempre aciertas son las fotos. Composiciones de familia pero, sobre todo, retazos y, a poder ser en blanco y negro. Ya no se trata solo de tener un catálogo de hitos familiares, de exponer recuerdos… sino de transmitir emociones con esas fotos y que, además, estas estén integradas en la decoración, por lo que habrá lugar para las fotos de personas, pero también de paisajes, animales, rincones…

láminas fotos
Fotos familiares en Little Haus / Fotos de lugares / Mezcla de fotos y láminas

Y, como veis, hay que hacerlo de forma que el conjunto, independientemente del contenido, sea resultón en sí mismo. Y eso nos lleva al siguiente punto… ¿cómo colgarlas?

¿Cómo colgarlo?

Quien dice colgar… dice apoyar, porque esa es quizás una de las tendencias más “innovadoras”, la de apoyar las láminas y fotos ya sea sobre repisas o sobre los propios muebles. Y claro, como la línea base nos limita el espacio, eso obliga a que muchas veces los cuadros se superpongan para poder acumularlos todos. A mí, personalmente, me encanta.

laminas
Laminas apoyadas en baldas y muebles

Si optamos por la opción tradicional de colgarlas en la pared, debemos desterrar el modo pinacoteca y colocar nuestras láminas como si de cuadros en un museo se tratasen. Ahora se trata de jugar con formas, colores, tamaños y también variedad de marcos y formatos.

laminas composicion
Os dejamos varias propuestas de Kenay Home, Loco Deco y Mil ideas de decoración

Otra opción muy agradecida es combinar incluso elementos: fotos, láminas, letras, vinilos, cajas de luz, chapas… cualquier cosa es combinable si le encuentras el leitmotiv adecuado.

laminas
Combinación de elementos

Y, ¡atención! para los más osados… os advierto que las láminas y cuadros, incluso las fotos, han conquistado territorios que hasta hace muy poco parecían vedados para ellas.

laminas baño
Hemos encontrado estas ideas en Little Haus
Comparte
Artículo anteriorIrse o… NO irse, esa es la cuestión
Artículo siguienteEsa frase hecha es muy mía
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.

6 COMENTARIOS

  1. Mi problema es la vagancia: las fotos y láminas se acumulan por los rincones de casa a la espera de encontrar su lugar. Así que la combinación ideal para mí es: cajas, fotos en marco, lienzos sin marco, el modem, las llaves, otras cajas, tres láminas enmarcadas, el tléfono… O bien: un peluche, 2 fotos con marco, unas sandalias, un cuadro gigante que no encuentra sitio, mapa enmarcado… Ecléctica por naturaleza

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre