miércoles, diciembre 8, 2021
InicioEl VermutLos protagonistas más odiosos de las series de televisión

Los protagonistas más odiosos de las series de televisión

Pasa incluso en las mejores familias. Hay series de televisión redondas que en general nos encantan que nos aprendemos sus diálogos que nos enamoran algunos de sus personajes y que además tienen los protagonistas más odiosos que nos hayamos echado a la cara.

Que lo fácil es cogerle manía a un personaje de una serie mala, lo complicado es encontrar un personaje repulsivo de una serie que te gusta pero haberlos haylos, como las meigas.

De hecho, nosotras tenemos unos cuantos personajes que odiamos con toda nuestras fuerzas de frikis seriéfilas ¿quieres que te los presentemos?

Sophia Amorusso, de Girlboss (Sara)

La serie me gusta pero odio al protagonista - Girlboss

No sé si habéis tenido ocasión de ver la serie Girlboss emitida por Netflix: ya os conté que la serie está muy bien y es muy interesante lo que cuenta… pero la protagonista me pone absolutamente de los nervios. Sophia Amorusso, basada en un personaje real, es malcriada, impredecible, mal hablada, no se puede una fiar de ella, mala amiga y una consentida de cuidado. Para mí lo único que tiene es un don para la moda que le hizo triunfar, pero es de esta gente que te cae mal desde el minuto cero. A pesar de todo, la serie me gusta, pero ¡agüita con ella!

Steve Urkel, de Cosas de Casa (Nat)

Los protagonistas más odiosos de las series de televisión. Steve Urkel

Nunca pude con él. Su manera de andar, su manera de hablar, su manera de reírse… Sé que a mucha gente le encantaba y se moría de risa con él pero a mí, la verdad, es que no me hacía ninguna. Más bien todo lo contrario. Me provocaba grima, repelús, irritación… ¡No podía con él!

Sheldon Cooper, de The Big Bang Theory (María)

La verdad es que a Sheldon Cooper podemos odiarlo y quererlo a partes iguales porque su total falta de sensibilidad y habilidades sociales hace que las contestaciones hirientes que les da en muchas ocasiones a sus compañeros de reparto nos dejen con la boca abierta, sin embargo, luego tiene momentos muy tiernos que te hacen…»maquillar» un poco los anteriores. La serie es genial y me río muchísimo con ella pero debo de reconocer que en muchas ocasiones Sheldon me deja sin palabras con sus comentarios.

Ramsey Bolton, de Juego de Tronos (Pilar)

Lo sé soy obediente y previsible a la hora de detestar profundamente a un personaje, lo sé, no tengo cura. Primero odié muy fuerte a Jeoffrey Lannister, pero muy fuerte. Cuando desapareció súbitamente casi que me dio hasta penita, muy poca pero oye no sé… que verle en esas circunstancias me tocó el corazón un poco, muy poco, casi nada. Pero con Ramsey Snow (también conocido como Ramsey Bolton por ser de la Casa Bolton, no tiene nada que ver con Michael Bolton, el cantante al que también se le coge un poco de manía) es imposible.

Ni en su peor momento me dio la más mínima lástima. Es un personaje tan bien construido, es tan depravado, tan malvado, tan retorcido, tan manipulador que sólo puedes odiarle y le odias mucho y muy fuerte cada vez que aparece en pantalla. Vamos que el actor es estupendo y los guionistas unos cracks pero también es verdad que estamos hablando de Juego de Tronos… ¡qué os voy a contar!

Richard Fish, de Ally McBeal (Majo)

Richard Fish

Recuerdo tragarme capítulos y capítulos de Ally McBeal, con ese humor, que a veces rayaba el absurdo. Con un elenco de actores raros, excéntricos y con personalidades muy peculiares, que sin caerte bien al final te arrancaban unas risas.

Pero de entre todos, Richard Fish, era el que más odiaba: machista, desagradable, prepotente y respondiendo uno a uno, a los estereotipos de personaje, que hoy sería blanco de criticas y que hace 15 años, no éramos capaces de poner el grito en el cielo y rechazarlo por todo lo que implica.

— a partir de aquí hay un spoiler de Homeland, lee bajo tu responsabilidad—

Nicholas Brody, de Homeland (Merak)

Brody-homeland

Fue una suerte que liquidasen a su personaje al final de la tercera temporada de Homeland porque para mí resultaba insufrible aguantar un capítulo más al sargento Nicholas Brody en Homeland. Una serie que me gustó mucho, me gustó poco, me requetechifló y a la que últimamente le tengo solo cariño. Y no me preguntéis exactamente por qué le tenía esa tirria, pero el nivel de intensidad de Damian Lewis en pantalla me ponía mala. Así que cuando su nombre sonó como candidato a interpretar al nuevo James Bond casi colapso.

Benjamin Linus, de Lost (Vero Trimadre)

benjamin-linus-lost

Lo odiaba y lo temía a partes iguales. Obviamente, Benjamis Linus era el «malo» oficial de Lost, luego es normal que no me cayese bien. Sin embargo, lo que me ocurre con este personaje va mucho más allá. Me daba auténtico terror y llegó hasta a colarse en mis sueños. Después de algún que otro maratón de la serie (me tragaba hasta cuatro capítulos de un golpe), llegué a cerrar los ojos y sentir que los suyos, gélidos, me miraban fijamente. Al final, verle en pantalla me daba repelús. Profundo repelús. Que desapareciese de mi vida fue lo único bueno del final de «Perdidos».

Imágenes: Huffpost (Nat), ecartelera (Majo), Netflix (Sara), HBO (Pilar)

Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo