martes, diciembre 7, 2021
InicioLifeStyle7 días sin tomar azúcar ni harinas

7 días sin tomar azúcar ni harinas

azucar

Cuando se me ocurrió pedir ayuda en mi muro de Facebook para hacer una lista de retos que pudiéramos hacer entre las chicas de Mujeres y Madres Magazine, nunca esperé tal cantidad de respuestas. La lista de retos que hemos acumulado es enorme (como te puedes imaginar) y entre nosotras nos los estamos repartiendo en función de nuestras preferencias, nuestras ganas de meternos en líos y nuestra fuerza de voluntad.

reto_facebook_collage

Yo, como soy una valiente, decidí hacer dos al mismo tiempo (olé tú Pilar) y reservé para mí los retos de estar 7 días sin comer azúcar y también el de no comer harinas y derivados (pasta, pan, etc.)

¿Y eso por qué? te preguntarás… pues muy sencillo.

El azúcar ya es considerado por muchos expertos como una de las drogas más peligrosas de nuestro tiempo (incluso más que la cocaína) por su alto poder de adicción y sobretodo por su «sensación de inocuidad», que hace que todos la tomemos sin pensar mucho en lo que estamos haciendo. Provoca una peligrosa sensación de bienestar porque estimula las neuronas de recompensa del cerebro liberando dopamina (igual que el resto de drogas) y nos invita a querer más y más.

No es que quiera ponerme alarmista, nada más lejos de mi intención, pero sí que considero que el azúcar no me beneficia en absoluto y, de hecho, confieso que soy adicta a él, así que este reto me ha dado la motivación necesaria para dejarlo de una vez por todas.

De todas formas, te invito a informarte sobre este tema si crees que te interesa. Hay un documental muy interesante que habla sobre la adicción al azúcar a partir de una investigación que se realizó en el año 2007 en la Universidad de Burdeos.

Por otra parte, aunque no soy celíaca, he comprobado que la harina (sobretodo la de trigo) me sienta fatal, me hace sentirme hinchada y tener digestiones muy pesadas, por lo que he aprovechado la coyuntura para eliminarla también de mi dieta.

Dolor de cabeza

dolor_cabeza

Una de las primeras cosas que sientes cuando «te estás quitando» del azúcar es que te duele la cabeza.

De hecho, muchos expertos recomiendan ir eliminando el azúcar de la dieta poco a poco para evitar este síndrome de abstinencia tan desagradable, pero como yo soy así de bruta, lo hice de golpe, de un día para otro.

Beber mucha agua y realizar actividades físicas, también ayudan bastante con los síntomas de la desintoxicación.

Según he leído, además del dolor de cabeza, también se pueden tener fuertes antojos de comer dulce, mal humor y sensación de cansancio. En mi caso sólo me sentía algo cansada y con un dolor de cabeza bastante desagradable que duró dos días.

Mis digestiones mejoran rápidamente

chicas_estómago

En pocos días empecé a notar que mis digestiones dejaron de ser tan pesadas y que visitaba el baño con mayor regularidad.

Lo cierto es que tanto el azúcar como las harinas pueden producir digestiones complicadas, estreñimiento, aerofagia, etc… y cuando dejas de comerlo lo que ocurre básicamente es que tu estómago digiere la comida de forma mucho más eficiente y tu intestino funciona mucho mejor.

Es muy complicado no tomar nada

supermercado

¡No te puedes imaginar la cantidad de cosas que llevan azúcar en su composición!

Para eliminar el azúcar de la dieta hay que estar constantemente leyendo las etiquetas de todo lo que compras. Cosas que ni te imaginas llevan azúcar y cuando miras la etiqueta te das cuenta de que estabas tomando mucho más de lo que pensabas: lácteos, salsas, zumos, cereales de desayuno, tomate frito, patatas de bolsa, jamón de york, frutos secos, etc.

Para encontrar algo que no lleve azúcar tienes que buscar mucho o directamente, no comprar nada mínimamente procesado.

tomate_frito_azucar

cereales-azúcar

chorizo_iberico_azucar

Y si hablamos de productos de alimentación infantil ya alucinas con la cantidad de azúcar que hay en cada cosa: leches de crecimiento, potitos, cereales para papillas, galletas, etc.

etiqueta-potito-hero-frutas
Los alimentos infantiles están cargados de azúcar

Me desinflo

globos

Cuando dejo de probar el azúcar y las harinas, siento que me deshincho rápidamente. En muy pocos días, me noto mucho menos hinchada y aunque no haya perdido peso sí me siento mucho mejor y más ligera.

Como me siento más ligera, tengo más energía y muchas más ganas de moverme y hacer deporte. ¿Sabes cuando llevas una temporada comiendo mal y te sientes más cansada y con menos ganas de moverte? Pues aquí pasa justo lo contrario, en este caso lo que ocurre es un círculo de mejora constante.

Todo me empalaga

postre_dulce

Cuando por fin has eliminado el azúcar de la dieta, si por casualidad comes algo con azúcar, lo notas demasiado dulzón y empalagoso. 

Es como que tienes un rádar de azúcar y ahora lo detectas cuando antes pasaba desapercibido para tí.

Justo al terminar mi reto de una semana, ingresaron a mi hija por apendicitis y tuve que pasar varios días en el hospital comiendo cualquier cosa que hubiera en la máquina o en la cafetería y me di cuenta de que mi cuerpo no me pedía nada tan dulce como lo que vendían allí (y de hecho, todo me parecía empalagoso).

Así que me alegré mucho porque vi que mi adicción estaba siendo superada. Voy poco a poco y no me hago demasiadas ilusiones porque no es nada fácil conseguirlo y sobretodo mantenerlo en el tiempo, pero estoy muy contenta con lo que he ido consiguiendo.

¿Qué te parece? ¿te animas a unirte a mi reto?

Fotografías: pixabay, evidientemente, biografía de un plato, The red velvet connection, neofronteras,

Pilar Martínezhttp://www.maternidadcontinuum.com/about
Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna. Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de "otras cosas" que también me interesan ;)
RELATED ARTICLES

46 COMENTARIOS

  1. Qué valiente, Pilar. Me parece dificilísimo quitarse el azúcar. Así que eres mi ídola. Menuda valiente. Yo estoy en el camino de quitarme el superfluo fácil de identificar pero lo de leer etiquetas aún me supera.

    • Tú eres mi ídola por salir a correr todos los días cuando yo llevo intentando hacerlo varios meses jaja
      Yo es que soy un poco radical y decidí hacerlo a lo bestia…puedes empezar quitando la bollería y la comida industrial y ya llegarás a lo de las etiquetas 😉

  2. Cuando empecé a hacer dieta lo primero que me quité fue el azúcar claro y es tal cual dices. De hecho ya no he vuelto a comer «normal» y de esto hace ya 7 meses. Y es que eliminar el azúcar te hace eliminar un montón de productos más y cambiar tu alimentación. Aún me doy algún capricho de vez en cuando pero si algún día me paso por lo que sea al día siguiente estoy como de resaca! En fin que animo a todo el mundo a apostar por una dieta son tanto azúcar. La salud lo nota, además del peso!

    • Es cierto! la ausencia de azúcar te invita a comer de otra forma (además de que te obliga a eliminar un montón de cosas que en realidad no te hacen ningún bien).
      Ahora me siento tan bien! con mucha más energía y con mucha fuerza para seguir 😉

  3. Yo llevo así unos meses por el régimen y al principio no paraba de pensar en hacer galletas, tartas o lo q fuese, pero el otro día fue el cumple del heredero y me tome una porción de tarta y no fui capaz de terminarla y eso que era bastante ligera, la verdad es que se nota una barbaridad la cantidad de azúcar que lleva todo. El tema de los alimentos infantiles me parece de traca.
    Saludos!

    • ¿verdad que el dulzor es demasiado? en mi tierra se dice que «te embafas» y es que así, es todo tan dulce que te agobia…
      Ahí nos damos cuenta de lo habituados que estamos al azúcar y lo peligroso que es…

  4. En primer lugar te felicito por haber logrado esa hazaña! Yo debería hacer algo parecido, quizá no tan a lo bruto, pero desde luego me sobra azúcar en la dieta.
    Estaría bien saber qué comidas no llevan azúcar, será cuestión de investigar para no tener en casa nada de eso.
    Pregunta: el resto de tu familia comía normal esos días? No tenías más tentaciones viendoles comer a ellos?

    • La verdad? muuuuy pocas cosas NO llevan azúcar. Lo mejor es comprar comida cruda y poco o nada procesada y cocinarla tú, porque no te imaginas la cantidad de cosas que llevan azúcar (y que no te lo esperas).
      Mis hijas seguían comiendo normal, aunque a mi hija mayor no le gusta nada el azúcar así que tampoco lo toma nunca…sólo la pequeña y con los yogures y esas cosas, pero a la hora de comer todos hemos comido lo mismo. De todas formas, mi marido se ha unido a mi y estamos los dos sin comer azúcar y estamos muchísimo mejor.

  5. 3-4 meses antes de quedarme embarazada, fui haciendo eso, quitándome azúcares refinados y harinas de trigo, sustituyéndolas por otras, y no tuve dolor de cabeza, como dices todo lleva azúcar hasta una bolsa de verduras, pero si aprendes a mirar etiquetas y a comer bien te sientes genial.
    Yo perdí 6 kg. También hice ejercicio. Y me sentía con menos ansiedad, con lo dulcera que he sido siempre.
    Perdí la barriga que tras los otros embarazos me perseguía, esa lorza no se iba, pero en ese tiempo lo conseguí.

    La verdad que está genial y doy fe de lo que dices.
    Es cierto, que ahora con el embarazo he vuelto a tomar algo de azúcar refinada, y alguna vez pasta de harinas de trigo. Pero no en las mismas cantidades que antes.

    Genial.post

    • Al principio cuesta porque lo comemos en automático y casi sin pensar ¿quién no pide un plato de pasta si sale a cenar con amigos? pero poco a poco te acostumbras a otra forma de comer y además, como te sientes mucho mejor, estás como reforzada en tu decisión ¿verdad?

  6. Yo llevo varias semanas intentando desintoxicarme, nunca he probado drogas pero se que se siente ser adicto gracias al azúcar. Cuando comencé a dejarla no podía parar de pensar en cosas dulces, el dolor de cabeza era brutal y no podia pensar en otra cosa que no fuesen dulces. Aún no logro dejarla por completo pero he ido reduciendo bastante y tengo tiempo que cambié pastas y harinas por productos integrales y avena. Yo aun no noto cambios, pero con rigor se que se empezará a notar en 3 meses. Gracias por compartir tu experiencia, ahora estoy mas motivada!

    • El dolor de cabeza es lo peor…y la sensación de que realmente estás pasando por un mono (porque lo estás), pero te prometo que al poco tiempo todo mejora.
      Yo como soy así de radical lo dejé a lo bestia y aunque los primeros días los pasé peor, la ansiedad por el dulce pasó mucho antes

  7. Hola!!! te felicito por el reto!!!, yo estoy en algo similar pero más que obligadamente, y que estoy embarazada y al borde de una diabetes gestacional; nunca fui de comer cosas dulces inclusive soy de las que toman las infusiones sin azucar o la que nunca come torta en los cumpleaños, pero al comenzar a ver las etiquetas de varios productos que fueran bajos en carbohidratos encontre algunos que jamas imagine tuvieran azúcar!!! por ejemplo el aderezo tipo mayones!!! Mi lucha con las harinas es a veces debastadora ya no se que cocinar!!! sobre todo porque a mi familia le encantan las pastas pero es un reto que enfrento todos los días!, no nos damos cuenta que todo exceso es malo para nuestra salud!!! Saludos y muy buen post!

    • A mis hijas también les encanta la pasta y lo que yo hago es que el día que les hago macarrones, intento hacerme una ensalada completa o como sobras de otro día (que por otra parte, nadie quiere jaja).
      Yo cocino muchas cremas de verduras (de calabacín, gazpacho, de calabaza, de verdura variada), también pollo con pimientos, albóndigas con tomate, pescado con guarnición, carne al horno, lentejas, arroz…¡de verdad que hay muchísimas cosas que peudes comer!
      Mucho ánimo!!

      • Un truco. Compra un aparatito de eses, tipo pelador, pero que corta en juliana y haz espaguetis de calabacín. Salteas en la sartén hasta que estén al dente y le añades la salsa de tomate. Puedes echar unos taquitos de jamón, atún… Como más te guste

  8. ¡Todas deberíamos hacer este reto! Es increible, sobretodo el azucar que al final del día se acaban tomando las criaturas por comprar cosas que ni sabemos que lo tenían 🙁

  9. Yo me quitaría los chocolates de mi vida, pero seguro que me dan dolores de cabeza por abstinencia. Como para «recuperar energía». Pero quitar la misma semana pan no sería capaz ajjaja cambiaría el.chocolate por bocadillos de jamón! Tras la vuelta a casa del.hospital, sigues aguantando?

  10. Yo tb lo hice hace un par de meses, bueno sólo el azúcar, que tú eres una valiente , y me sentía tb mas ligera y como más limpia. Lo.noté hasta en la piel. Lo.malo es como dices, volví a caer. Y es que casi todo lleva y las malas noches y el sueño me piden azúcar…ahora estoy mentalizándome para volver a dejarlo…a ello!?

    • venga! pues anímate ahora conmigo!!! así en compañía es más fácil 😉
      Lo de la piel aún no lo he notado, imagino que será más lento que todo lo demás, pero sí tengo entendido que mejora mucho

  11. Desde que lo comentaste en Facebook me puse al lío. Y añadí una sana «con». Y una semana «sin» alternando obviamente. Llevo ya bastante tiempo. Y a parte de hacermeas consciente de la vida que llevaba, en cuanto a dieta y sedentarismo. Así que tras un tiempo me siento mejor!!!
    Gracias por la iniciativa. Me gusta este reto

  12. Pilar, va, que me animo a hacerlo yo tb! Oye, en cuanto a harinas, por ejemplo, pasta también se tendría que eliminar? O solo se refiere a pan, bolleria, galletas?

    • venga!!! que somos muchas en este reto!!
      Podemos hacerlo juntas y nos vamos contando cómo nos va!
      Y sobre la harina, mi problema fundamental era la pasta porque yo pan prácticamente no comía nada, pero la pasta me encanta…pero me sienta fatal, así que nada, fuera de mi vida jaja

  13. Te felicito Pilar!! Ya he hecho semanas sin harina y he tenido dolor de cabeza pero cesa al segundo día. El bienestar también se nota en la primera semana. Con respecto al azúcar como dices, aunque casi no consumo, termino consumiéndola en infinidad de productos que la incluyen. Gracias x proponer el reto! Me sumo!

    • Qué bien Claudia! tú ya lo tienes conseguido entonces!
      Mira que es difícil no encontrar azúcar en cualquier alimento procesado! pero bueno, si no endulzas el café ni comes dulces, ya tienes casi todo hecho

  14. Aleee, qué guay!! yo tengo ganas de llevarlo a cabo, lo del azucar… pero en realidad no soy nada azucarera, pero claro, esto solo significa que no tomo mucho postre (una vez por semana) y que no añado azucar a cafés ni infusiones, pero es lo que comentas… TODO lleva azucar!! lo veo complicado, eso de no tomar NADA de azucar….

    Muchas gracias por compartir el reto! 🙂

    • Bueno, entonces si no echas azúcar al café ni comes dulces prácticamente ya se puede decir que no tomas azúcar jeje
      Si todo el mundo hiciera lo que tú ya disminuirían muchísimo su consumo

  15. ¡A mí no me liéis más! Que ya caí en el reto de Patch el otro día con lo de En tu línea y eliminar todo el azúcar del golpe me va a dejar en una pena de vida… Pero es cierto eso de que el azúcar está escondido por todas partes.

  16. Yo llevo dos semanas sin azúcares, harinas ni grasas.
    Lo mejor de todo es que me he sentido súper bien y no tuve síndrome de abstinencia, no hubo días de mal humor ni dolores de cabeza.
    Voy a seguir llevando este régimen alimenticio por tiempo indefinido a ver qué pasa.
    Gracias por el artículo.

  17. El problema es el azúcar refinado que nos venden o el azúcar moreno que no es de caña, si no el refinado pintado y es que si no investigamos nosotras, no dan gato por liebre.
    Yo cambié de hábitos alimenticios hace unos meses y aún echo de menos el azúcar. Pero es verdad que cuando pruebo algo lo noto excesivo de azúcar. Igualmente, en casa no tengo ya azúcar blanco, solo azúcar de caña (de panela) totalmente natural o si no, estevia, que endulza muchísimo más que el azúcar refinado.
    Con estos pequeños cambios vas haciendo que tu vida y tu digestión sean mucho mejor. 🙂

    Saludos

  18. Ufff es todo un reto. Yo justo empecé la semana pasada a quitarme el azúcar y llevo desde el lunes con dolor de cabeza intermitente que no acaba de irse. Entre eso y el cansancio constante estoy flipando con lo acostumbrado que estaba mi cuerpo al azúcar. De hecho es hasta un poco preocupante.

    Pero ahí voy, resistiendo los antojos terribles que me entran, sobre todo cuando trabajo… me cuesta hasta concentrarme.

    Lo curioso es que con quitarme el azúcar también casi de la mano me estoy quitando de las harinas, porque casi todo lo que como es mucho más sano y menos procesado.

    A ver si esta vez consigo sobreponerme a los antojos jajajaja

  19. hola buenos dias,hoy es el dia 7 de mi chau azucar chau harinas…los primeros dias la llevaba bastante bien, hasta el te o cafe amargo me caian bien…pero el dia 5 y 6—sentia que iba a matar a alguien…tenia un mal humor…estaba nerviosa…
    En mi casa tengo que dejarlos si o si,al menos por un tiempo para mejorar mi tiroiditis de hashimoto.

  20. No dejé del todo el azucar, pero si las harinas, me siento fatal, pero me deshinché quisiera saber cuanto dura este malestar de decaimiento. Fue a raiz de una intoxicacion por un chocolate, me salieron esta vez manchas en la cara y eso no me gustó nada, hice la dieta amarilla de los 3 días y he decidido no comer mas harinas por los gases, hinchazon y y demas sintomas desagradables.
    La pregunta es cuando el cuerpo vuelve a la normalidad?

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría