Esa frase hecha es muy mía

4

Seguro que tú también tienes alguna frase hecha muy tuya. Frases que si saber muy bien por qué te gustan o te hacen gracia y repites con bastante frecuencia. Frases, que en definitiva, te caracterizan y que cuando la gente te oye te mira raro. Hoy te contamos cuales son esas frases hechas tan nuestras porque… dime qué dices y te diré quien eres… o algo así. Alguna de las co-autoras de este post va a estar más atenta a sus palabras de ahora en adelante. Porque te salen un día tus compañeras con la idea de “eeeh, vamos a escribir un post con la frase que decimos mas a menudo” y hala… ¡quedas retratada!

“Paz y amor y el plus pa el salón” (Sara)

frase muy mía canal +

Yo soy muy de la frase hecha así como concepto, lo reconoceré. Pero me-chifla-veintisiete-puñaos la frase “Paz y amor y el plus pa el salón”. Me sirve para todo. Para hablar de crianza, de series, de amistad y de todo. Me encanta su esencia: no discutamos, haz lo que te venga en gana y sé muy feliz. Y con el plus, que para mí es símbolo de películas y series a cascoporro. Con eso es imposible ser infeliz ¿no?

Pim, pam, pum… bocadillo de atún (Merak)

bocadillo de atun
Bocadillo no de atún

Como Sara, aquí otra fan de la frase hecha. Le doy a todos los palos. Hay algunas que me vienen por herencia familiar -“Estar como la put*a en la cuaresma”- y muchas que he adoptado de amigos -gracias Natalia por tu “En tiempo de guerra, todo agujero es trinchera”-. Pero si hay una que me sale de forma instintiva es, sin duda, el “pim, pam, pum… bocadillo de atún”, que es un must que vale para cualquier contexto y situación y, en función del momento, tiene significados variopintos.

Gracias a ti siempre (Pilar)

frase muy mía gracias

Soy agradecida por naturaleza y siempre que alguien me da las gracias por algo, esta frase me sale automática porque de verdad la pienso.

Creo que debemos dar las gracias a la gente que nos da las gracias, me parece una forma de que todos nos llevemos mejor y seamos más cariñosos entre nosotros.

Chachi piruli juan pelotillas (Nat)

frase hecha

O lo que viene siendo pasárselo pipa, hablando en cristiano ;-). Todavía recuerdo el primer día que dije esta frase hecha delante de mis hijas. Su cara fue un poema, me hicieron repetirla unas cuantas veces y cada vez que la decía se morían de la risa. Desde entonces la usamos mucho en casa y siempre nos arranca una sonrisa.

“Bebe agua… ahora” (Nuria)

frase muy mía

Sí. Tengo comprobada cuál es la hora límite para evitar escapes y persigo a mi hijo con un vaso. Le pregunto a mi marido si recuerda alguna frase que yo diga con frecuencia. Se queda pensativo: “¿mete los zapatos en el zapatero? “. Qué chungo. Le preguntaré a mi hija, que piensa y me dice: “¿Mierda? ¿Collons?” Ante mi cara de decepción y con un hilillo de voz prueba con un:  “¿me-cago-en?” ¡Soy un monstruo! Le preguntaré al pequeño. Su respuesta: “Bebe agua ahora”. Contraataco con un intento de mini-manipulación. No me queda otra. Me va la honra. Sí, bueno, pero también suelo preguntarte “por qué te quiero tanto “¿verdad? “¡Sí, mamá, esa también la dices!” Yes! ¡Lo conseguí! También puedo ser dulce y chachi de narices.

¿Perdona? (Majo)

frase hecha

Venga, si me conoces, te dejo que te rías un rato mientras me visualizas diciéndolo. Lo mejor de todo es que he conseguido que mi hija mayor lo diga exactamente igual que yo, con la misma entonación, y con el mismo mohín al pronunciarlo. Es una mezcla de asombro, indignación ante todo un comentario y adornado con una atisbo de educación, no vaya a ser que le diga un: “¿en serio?” o “¿qué me estás contando?”

La que se queda con todas (Let)

Esa soy yo. Se me pegan los acentos, las formas de hablar… y las frases hechas. Mítico es el “fiesta” de mi compañera Sara o su igualmente conocido por toda la redacción “no te des mal”. A mí se me pegaron. En la actualidad tengo una compañera de trabajo que nos repite “y te ha dicho que te peines” cuando alguien se niega a algo que otro ha solicitado.  Y ahora ando mandando a todo el mundo a la peluquería. Por no hablar del “chimpún lerele” con el que finiquito muchas de mis argumentaciones ahora.  Lo bueno es que me duran una temporada solo. Luego se me pega otra… y de nuevo a empezar.

¿Y la tuya? ¿Nos cuentas cuál es tu frase?

Foto: Pixabay

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre