miércoles, diciembre 8, 2021
InicioLifeStyle¿Por qué nos pican los mosquitos? Mitos y verdades

¿Por qué nos pican los mosquitos? Mitos y verdades

¿Cuántas veces has oído a una persona diciendo «Ostras, no sé cómo me las apaño pero cuando estamos en el monte me pican a mí mucho más los mosquitos que a nadie«? O lo mismo, igual tú eres esa persona. En casa tengo una tía que parece que los atrae; mientras que el resto acaban con una cantidad de picaduras razonable ella está a morir y parece una paella valenciana. Pero esto ¿qué tiene de científico? ¿Es casualidad? Hablemos hoy de picaduras y mosquitos.

mosquitos

¿Por qué pican los mosquitos?

En realidad, los que pican no son los mosquitos varones, que esos son prácticamente vegetarianos (o veganos, ya puestos) y con darle al néctar ya van bien. Las que pican son ellas, las «mosquitas», los mosquitos féminas. Ellas tienen que darle de comer a sus bebés con sangre ¡que ya podían darle a la leche como está mandado pero nooooo!  y para eso tienen que picar a distintas especies. Nosotros les molamos especialmente porque tenemos la piel más fina y somos víctimas propiciatorias más fáciles, pero no le hacen ascos a nadie, en honor a la verdad. O sea, que entre un elefante y nosotros nos eligen a los humanos porque la parte de self-service la tienen más fácil, no porque les mole más nuestro producto interior bruto.

moscas
Adorables, pero no a nuestra costa.

Mitos y verdades de las picaduras de mosquitos

Los mosquitos pican pero ¿pican más a algunos que a otros? ¿Qué hace que ante dos humanos sentados uno al lado del otro elijan siempre al mismo? Porque es verdad, hay quienes resultan más atractivos para estos bichos que otros ¡no es imaginación vuestra!

Existen sangres más dulces que otras. FALSO.

El concepto «sangre dulce» no existe, directamente. Los mosquitos no te van a picar más porque hayas tomado un helado o te hayas metido entre pecho y espalda una palmera de chocolate pero…

El sobrepeso influye. VERDAD.

El dulzor no atrae a los mosquitos, pero sin duda a los mosquitos sí que les atrae el dióxido de carbono de la transpiración. Si tienes obesidad o sobrepeso la circulación es más superficial y esto sí que atrae a los mosquitos. Les ocurre lo mismo a las embarazadas, que las pobres tiene más propensión a los picotazos por lo mismo.

lavanda

El olor no influye. FALSO.

Al revés, los mosquitos tienen un sentido del olfato bastante desarrollado (para lo pequeños y puñeteros que son, claro). Algunos olores les horrorizan y otros en cambio les encantan ¡y su gusto no coincide necesariamente con el nuestro!

Algunos olores que les disgustan

  • Limón
  • Citronella
  • Clavo
  • Incienso
  • Eucalipto
  • Lavanda
  • Romero
  • Vinagre

Es decir, ese limón (roñoso) con clavos que aparece en algunas casas y que muchas veces miramos con escepticismo, funciona. También tener macetas con algunas plantas de éstas en el balcón repelerán a los mosquitos, así que es una buena idea tenerlas ¡que además huelen genial! Si os fijáis, muchos de los repelentes utilizan componentes relacionados con estas plantas porque realmente ayudan (aunque no son infalibles, me temo).

running

El running es un deporte de riesgo. VERDAD.

Los mosquitos se vuelven locos con el sudor. En general, estar limpio y no sudado es un buen repelente, aunque en verano es a veces complicado mantenerse así cuando está cayendo un sol de justicia. Pero si nos vamos a correr (y quien dice correr, dice hacer cualquier ejercicio que implique movimiento) lo normal es que en algún momento el sudor se manifieste. Los deportistas son unas de las presas preferidas de los mosquitos, así que si te vas a ir a correr, usa repelente y evita las zonas llenas de humedad como las orillas de los ríos, los arroyos si estás en el pueblo etc.

picadura de mosquito

¿Cómo protegernos de los mosquitos?

Ponernos a remojo a menudo nos va a ayudar sin ninguna duda. Si queremos evitar a los mosquitos podemos darnos baños o ducharnos a menudo para evitar sudar. Es preferible ducharse por la noche en lugar de por la mañana si estamos trabajando y no podemos estar al aire libre tanto como queremos: la noche es un momento crítico y estar limpitos nos ayudará a evitar atraerlos. Por esto mismo ¡cambia a menudo las sábanas!

Utilizar mosquiteras es también una buena idea. Podemos colocarlas como en las películas africanas, sobre la cama (yo tenía una granja en África style) o simplemente ponerlas directamente en las ventanas. Muchas casas de pueblo las tienen precisamente por esto.

Los repelentes podemos encontrarlos en muchos formatos (aquí tienes unos cuantos): las pulseras con citronella son útiles para llevarlas constantemente porque además pueden ser monas como éstas, los repelentes eléctricos están bien para ponerlos en los dormitorios sobre todo y por supuesto los tipo loción son interesantes. No se te ocurra ir al monte sin untarte de esto, sobre todo en cuanto en cuanto cae la noche.

Y si ya te han picado… pues ten a mano algún producto que te ayude a sobrellevar el picor. Tienes muchas opciones en el mercado, desde el conocido After Bite hasta nuevos productos como Arnidol Pic.

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Yo soy de las que acribillan y me da reacción,tengo mosquiteras pero siempre hay una ranura por la que pasan?

  2. Pues yo tengo dudas con el uso de antimosquitos de enchufe con bebés (que al final los enchufes son lo más efectivo, estamos con mosquiteras, repelentes y pulseritas y a mi hijo mayor lo acribillan) … No encuentro ninguna fuente especialmente fiable, en las cajas del producto ni en las webs de la marca encuentro nada. Sólo he encontrado «opiniones sueltas» que dicen que con bebés de menos de dos años mejor no usarlos… ¿Alguna idea de donde poder encontrar esta información?

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Maria Mivinailart on Frases de madre
Maria Mivinailart on Se vende
Peña on Frases de madre
Limonerías on Se vende
Cristina Prieto on Se vende
Limonerías on Tipos de amistades 2.0
Ruth de R. on Se vende
Ana Andrade on Tipos de amistades 2.0
Carol on