¿Cansada del verano? Así puedes adelantar el otoño

5

¿Casi dos meses de verano y sientes que no puedes más? ¿Has hecho todo lo que tocaba hacer para tener un “verano pinterest” y no sabes como pasar el mes que te queda? ¿Eres de frío y el calor te deja plof?

Te entiendo perfectamente, no se si por los días largos, por las sucesivas olas de calor o porque mi cuerpo no admite más cañas con limón (¿quién puso de moda las Ambar Raddler, que me habré tomado unas cuantas docenas?), pero empiezo a necesitar… el OTOÑO. Y a falta de mes y pico para el 21 de septiembre, aquí van algunos truquitos para pasar lo que queda del estío.

adelantar otoño

1. Se acabaron las rebajas, hola moda crucero

Pasado el 31 de julio, en las tiendas ya no quedan rebajas, quedan saldos. Es como un enorme mercadillo con un popurrí de prendas, en el que encontrar tu talla es más difícil que acertar un euromillón. Así que lánzate a la zona de las prendas de la nueva temporada. Las colecciones crucero, esas que se inventaron para cuando acaban las rebajas de invierno pero todavía hace frío aunque al cuerpo le apetece calorcito y al revés, las que aparecen ahora en agosto para deleitarnos la vista pensando lo monísimas que vamos a ir en otoño con esos pantalones largos y esas camisas divinas que taparan nuestro cuerpo veraniego que nunca se puso moreno. No digo que te lances a comprar un abrigo cuando en la calle caen a plomo los 36 grados, pero una chaquetita…

2. El aire acondicionado a tope

aire acondicionado

Enlazando con el consejo anterior, pon el aire a tope, que te parezca que hace frío. Es más, vete de casa un rato y lo dejas puesto. Y cuando vuelvas, hará frío en casa. Pero frío del de protestar (¡j**er que frío hace!) y vas y te pones ¡tu nueva chaquetita! Estaba claro que la ibas a necesitar antes de septiembre 🙂

3. Anochece antes, amanece más tarde

Por fin puedes salir a tomar algo y que se haga de noche, que baje el sol y llegue la fresca. Ir al parque a las 7 y que empiece a aflojar el calor o estar en la piscina y que la tarde no sea eterna. Eso empieza a pasar a partir del 15 de agosto y es estupendo. Claro que también amanece más tarde, así, si eres de las que pasan agosto currando, es muy triste eso de levantarse y que no estén las calles puestas.

4. Llega el especial de septiembre de las revistas

revistas septiembre

Dicen que es el mejor número del año. Y como las revistas de septiembre llegan al kiosko a mediados de mes, nos podemos deleitar viendo propuestas otoñales. Se acabaron los bikinis de cuello alto, las pamelas, los flecos, el blanco ibicenco, los pareos, los capazos, las fotos en yates de mentirijilla, los posados playeros… Puedes dejar volar tu imaginación y verte ya en septiembre, con la ansiada rutina. ¡Aynssss!

5. Queda menos para las novedades

Porque el año empieza en septiembre. Pero tu eso ya lo sabes, ¿verdad? Y con septiembre y el otoño llegan todas las novedades: las nuevas temporadas de las series, el último libro de Harry Potter, tus presentadores de siempre a la radio, los coleccionables… Así que disfrútalos desde mitad de agosto, que van llegando poco a poco.

Y, sobre todo, queda menos para la rutina. Para que empiece el colegio, los horarios normales, los días normales. ¿Por qué nos gustará tanto la rutina? Supongo que nos gusta porque nos sentimos más protegidos, porque controlamos más las situaciones y los tiempos. O, simplemente, porque si vives con rutina, siempre la puedes romper 🙂

Comparte
Artículo anteriorVisitar Valencia este verano
Artículo siguienteIr al cine en estos (calurosos) tiempos

Soy de esas personas que siempre llega tarde, siempre tiene que hacer más de tres cosas para ayer pero siempre lo hace con una sonrisa puesta. Estoy encantada con mi vida, aprendiendo cada día, disfrutando todo lo que puedo. Y riéndome, que es el ejercicio más saludable de todos

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre