sábado, junio 25, 2022
InicioEscaparateInventos tecnológicos que facilitan la vida

Inventos tecnológicos que facilitan la vida

No me gusta especialmente hacer las tareas del hogar. Por ejemplo, me da mucha paz tener el baño limpio o la cocina recogida, pero hacerlo me da una pereza infinita. Por eso me he embarcado en una búsqueda titánica -bueno, puede que no tan titánica- para encontrar inventos tecnológicos que faciliten la vida. (Y que no me cuesten un ojo de la cara, eso también). Que faciliten mi vida concretamente. Que el tiempo es limitado y mola más emplearlo en otras cosas. Como correr. Como escribir. Como estar con amigas. Como pasar tiempo en familia. Pero, ¿limpiar con mi síndrome de Diógenes o hacer tareas de casa? No. Eso no mola.

Así que te voy a contar los tesoritos que he ido encontrando. Puede que algunos ya los conozcas pero dudes de su utilidad. Puede que conozcas otros que incluir en la lista. ¿Compartimos conocimientos?

inventos tecnológicos aspirador

Inventos tecnológicos: el robot aspirador

Mi mentalidad de clase obrera me decía que el robot aspirador no era para mí. Que eso era un invento para la gente que tiene más pasta que yo -sin caer en la cuenta de que esa gente tiene contratado personal para las tareas del hogar-. El caso es que desde que, como os conté en este post, leí a Alicia hablar de las maravillas de su Roomba, me empezó a corroer la envidia. Y a sentir la acuciante necesidad.

Empecé a buscar ofertas de Roomba en todas partes. En Amazon, encontrando algún modelo a un precio majo, y en los grandes almacenes y otras tiendas pensando en financiarlo. Pero mi Paco se negaba a pagar ese dineral. Cuando ya había perdido toda esperanza, recibí un WhatsApp suyo -de mi Paco, se entiende- diciéndome que había encontrado una oferta en Amazon, que le echara un vistazo. Ni lo miré. Directamente compré en 1-clic. Y Limpito llegó al día siguiente a nuestras vidas.

Nuestro robot es un iLife. Este concretamente. Desde que lo tenemos nuestro suelo no guarda mota de polvo jamás. Puedo ponerle un par de pegas: que a veces es un poco “errático” en su forma de limpiar y que los muebles oscuros no son detectados por su sensor. Esos se los come. Vamos, que choca contra ellos. Por lo demás, una maravilla. Y creo que, por lo que nos costó, ya lo tenemos más que amortizado. ¿Daremos el salto a Roomba? Pues de momento no lo veo necesario, pero no lo descarto ahora que sé lo que supone.

inventos tecnológicos plancha vertical

El planchar se va a acabar

En mi casa no se plancha. No tengo tiempo para ello. Procuro comprar ropa que no lo requiera, tendemos con mucho arte y, lo que no queda más remedio, se plancha en el mismo momento en que va a ser usado. Pero, claro, montar tabla de plancha para un solo vestido o camisa era un poco tostón. Así que cuando leí este artículo de Para el bebé tuve claro la solución a mis males pasaba por Rowenta Access Steam. Así que hice otra comprita en 1-clic y a esperar que llegara a casa ;).

Desde que ha llegado llevo la ropa más planchada que nunca. Se calienta en 45 segundos, tiene un chorro de vapor muy potente que se pasa por la ropa colgada en su percha. Además, elimina olores. Tiene un cable larguísimo -en la info pone tres metros, pero no me he parado a comprobarlo- que facilita bastante su uso y una pieza metálica para colgar la percha en la puerta . La única pega que puedo ponerle por el momento es que pesa un poco. Pero me parece un mal menor, la verdad.

inventos tecnológicos

Con lo que odio limpiar las ventanas…

… y tengo un ventanal de más de cinco metros en el salón… ¡y con doble ventana! Así que, cansada de que mi madre me dijera lo sucias que estaban las ventanas cada vez que venía a casa -os recuerdo que no tengo tiempo prioritario para esto-, empecé a mirar cacharritos para limpiarlas. Una nueva visita a mi tienda online de referencia me puso a pensarme si compensaría su uso el precio que tenían. Que, oye, mi mente proletaria volvía a pensar que no tenía que gastar dinero en “tontadas”. Quiso la suerte que en las cuentas de Instagram y Facebook de Planeando ser Padres  sortearan una Kärcher… y que me tocara.

Tardé en estrenarla, porque cuando llegó habían empezado las lluvias en Móstoles, pero, efectivamente, una vez que lo hice descubrí que es una maravilla. Limpia y seca en una sola pasada, aunque hay que cogerle algo el truquillo, eso también es verdad. Se compone de dos piezas: un vaporizador para mojar y limpiar y un aspirador que remata la jugada. No sé cómo he podido estar tanto tiempo sin ella. Bueno, sí lo sé… con las ventanas sucias ;).

Mis próximas adquisiciones

Sigo a la busca y captura de inventos tecnológicos que optimicen mi tiempo. Tengo en mente hacerme con un aspirador de mano, aunque aún sigo barajando cuál se vendrá en un solo clic ;). ¿Su utilidad? Limpiar pelos del baño. Recoger migas de la mesa. Y, en general, desmontar pequeños desastres diarios, como cuando el peque decide sacar punta a sus lápices.

Sigo pensando si habrá algo que limpie el polvo con poco esfuerzo… aunque me da que, de momento, eso no existe.

Imágenes: propias.

Let B. Díaz
Let B. Díazhttp://estonoescomomelocontaron.com/
Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. El Roomba (o sus homólogos) me tientan, pero como vivo en una casa con varias plantas me da miedo que se caiga por las escaleras y montemos un pollo del 15 jaja

  2. Mira qué bien! Yo tengo la plancha, las dos otras cosas no, pero vamos… que tienen una pinta…

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión