jueves, diciembre 9, 2021
InicioOcio5 juegos para que los peques disfruten aprendiendo

5 juegos para que los peques disfruten aprendiendo

El verano es para descansar pero si podemos aprovechar para que con el juego disfruten aprendiendo, pues mejor que mejor. Desde juegos de toda la vida que sin más pretensión les enseñan la parte numérica a juegos más actuales que les estimulan otro tipo de inteligencias.

Los juegos de mesa son ideales para esas tardes de lluvia cuando no se puede jugar al aire libre o en estas tardes de verano tan largas en las que tenemos tiempo para todo. Son juegos muy variados que estimulan diversos aspectos de la personalidad del niño, como la paciencia, la concentración, la lógica, la capacidad de deducción, la tolerancia a la frustración o saber aceptar la derrota en el juego limpio.

Nada como que los peques disfruten aprendiendo mediante el juego. Así que os traemos unas ideas que seguro que os encantarán.

El cinquillo o en versión autóctona, el «cinquet».

disfruten aprendiendo

Un juego de cartas de los de toda la vida, con el que los pequeños adquieren autonomía, aprenden los números en orden y estimulan la picardía y la estrategia. Es un juego con el que además potenciamos el juego en familia. Seguro que recordáis las tardes jugando con padres y abuelos a las cartas. Yo lo hago con mucho cariño y con risas, recordando como mi abuela Rosa nos hacía trampas y nos intentaba engañar.

Con los juegos de cartas ¿qué conseguimos?

  • Aprenden a tener paciencia respetando su turno, sus tiempos.
  • Seguir las reglas.
  • Inteligencias matemáticas: números correlativos.
  • Estrategia.

Alfabetino

disfruten aprendiendo

En casa, fue uno de nuestros juguetes didácticos favoritos. Con él Blanca aprendió a leer y estimular el aprendizaje de la lectura. Y ahora estamos con la pequeña. Utilizan los pictogramas, las letras, palabras y  los colores. Con un sistema autocorrectivo que les permite a los propios niños ser conscientes de si están haciéndolo bien o no.

¿Qué potenciamos con este juego?

  • Desarrolla habilidades psicomotoras ya que los niños tienen que colocar las piezas guiándose por unos puntos que forman figuras.
  • Estimula la atención, la paciencia y el aprendizaje, ya que tienen que ver los pictogramas para luego relacionarlo con las palabras que tienen que formar.

Cubo y pala

DISFRUTEN APRENDIENDO

Seguro que más de una vez habéis descubierto que cualquier caja o juego sencillo es con el que más se divierten. Aprender no sólo es adquirir conocimientos tradicionales, podemos darle una vuelta de tuerca y ver el lado creativo. Nos podemos plantear juegos diferentes como: castillos originales, agujeros gigantes en la arena, construcción de fosos y puentes. Y ahí empieza esa labor que queremos potenciar: nociones básicas de arquitectura, para que los peques aprendan el grosor necesario para que aguante un puente o cómo establecer la estructura para que el castillo no se derrumbe por exceso de peso.

  • Creatividad, imaginación y juego libre.
  • Dominio de herramientas para poder realizar lo que quieren conseguir.
  • Aprendizaje del espacio y de la física, entendiendo conceptos como gravedad y de formas geométricas.

Dominó

disfruten aprendiendo

Sin duda, un juego tradicional, y que a los peques les encanta. Nada como potenciar los números, la capacidad matemática y más cuando ellos no se dan cuenta. Aprender a seguir las reglas que rigen el juego, y que tantas veces les resulta difícil a los pequeños. En casa, la pequeña no quiere seguir las reglas de los juegos y  la mayor las cambia según le interese. Así que debemos pararnos, explicarles las reglas del juego y conseguir que se sienten alrededor  de una mesa. Como nos explica «mamá psicología infantil«:

  • Estimula los procesos cognitivos básicos de percepción visual, atención y memoria.

  • Fomenta el control de la impulsividad y trabaja la capacidad de esperar, por lo que los niños aprenden a autocontrolarse.

  • Desarrolla habilidades psicomotoras al tener que colocar las piezas correspondientes en el lugar adecuado.

  • Les mantiene mentalmente activos y cada vez más ágiles.

Memory

DISFRUTEN APRENDIENDO

Un juego que puede ir creciendo conforme los pequeños van creciendo. Lo tenemos en modalidad de «tableta» o en versión de las de siempre. ¿Qué estimulamos con el Memory? Mamá psicología infantil también nos lo cuenta:

  • Favorece procesos cognitivos básicos: percepción, atención y memoria.

  • Ayuda y favorece a que los niños se centren en una actividad, es decir que se concentren en lo que están haciendo.

  • Fomenta el desarrollo del lenguaje oral, ya que nos permite utilizar vocabulario nuevo en relación al conjunto de imágenes que estamos utilizando en el memory.

  • Como cualquier juego de mesa contribuye al aprendizaje de las reglas y normas que deben seguirse para jugar correctamente.

  • Ayuda a trabajar la aceptación de la frustración cuando los niños pierden.

¿Se os ocurre algún juego más con el que los peques disfruten aprendiendo?

Contádnoslo.

Imágenes:PIXABAY, PROPIAS Y HANDBOX

Mª José Sarriónhttp://www.alcobadeblanca.com
María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo