5 juegos para que los peques disfruten aprendiendo

0

El verano es para descansar pero si podemos aprovechar para que con el juego disfruten aprendiendo, pues mejor que mejor. Desde juegos de toda la vida que sin más pretensión les enseñan la parte numérica a juegos más actuales que les estimulan otro tipo de inteligencias.

Los juegos de mesa son ideales para esas tardes de lluvia cuando no se puede jugar al aire libre o en estas tardes de verano tan largas en las que tenemos tiempo para todo. Son juegos muy variados que estimulan diversos aspectos de la personalidad del niño, como la paciencia, la concentración, la lógica, la capacidad de deducción, la tolerancia a la frustración o saber aceptar la derrota en el juego limpio.

Nada como que los peques disfruten aprendiendo mediante el juego. Así que os traemos unas ideas que seguro que os encantarán.

El cinquillo o en versión autóctona, el “cinquet”.

disfruten aprendiendo

Un juego de cartas de los de toda la vida, con el que los pequeños adquieren autonomía, aprenden los números en orden y estimulan la picardía y la estrategia. Es un juego con el que además potenciamos el juego en familia. Seguro que recordáis las tardes jugando con padres y abuelos a las cartas. Yo lo hago con mucho cariño y con risas, recordando como mi abuela Rosa nos hacía trampas y nos intentaba engañar.

Con los juegos de cartas ¿qué conseguimos?

  • Aprenden a tener paciencia respetando su turno, sus tiempos.
  • Seguir las reglas.
  • Inteligencias matemáticas: números correlativos.
  • Estrategia.

Alfabetino

disfruten aprendiendo

En casa, fue uno de nuestros juguetes didácticos favoritos. Con él Blanca aprendió a leer y estimular el aprendizaje de la lectura. Y ahora estamos con la pequeña. Utilizan los pictogramas, las letras, palabras y  los colores. Con un sistema autocorrectivo que les permite a los propios niños ser conscientes de si están haciéndolo bien o no.

¿Qué potenciamos con este juego?

  • Desarrolla habilidades psicomotoras ya que los niños tienen que colocar las piezas guiándose por unos puntos que forman figuras.
  • Estimula la atención, la paciencia y el aprendizaje, ya que tienen que ver los pictogramas para luego relacionarlo con las palabras que tienen que formar.

Cubo y pala

DISFRUTEN APRENDIENDO

Seguro que más de una vez habéis descubierto que cualquier caja o juego sencillo es con el que más se divierten. Aprender no sólo es adquirir conocimientos tradicionales, podemos darle una vuelta de tuerca y ver el lado creativo. Nos podemos plantear juegos diferentes como: castillos originales, agujeros gigantes en la arena, construcción de fosos y puentes. Y ahí empieza esa labor que queremos potenciar: nociones básicas de arquitectura, para que los peques aprendan el grosor necesario para que aguante un puente o cómo establecer la estructura para que el castillo no se derrumbe por exceso de peso.

  • Creatividad, imaginación y juego libre.
  • Dominio de herramientas para poder realizar lo que quieren conseguir.
  • Aprendizaje del espacio y de la física, entendiendo conceptos como gravedad y de formas geométricas.

Dominó

disfruten aprendiendo

Sin duda, un juego tradicional, y que a los peques les encanta. Nada como potenciar los números, la capacidad matemática y más cuando ellos no se dan cuenta. Aprender a seguir las reglas que rigen el juego, y que tantas veces les resulta difícil a los pequeños. En casa, la pequeña no quiere seguir las reglas de los juegos y  la mayor las cambia según le interese. Así que debemos pararnos, explicarles las reglas del juego y conseguir que se sienten alrededor  de una mesa. Como nos explica “mamá psicología infantil“:

  • Estimula los procesos cognitivos básicos de percepción visual, atención y memoria.

  • Fomenta el control de la impulsividad y trabaja la capacidad de esperar, por lo que los niños aprenden a autocontrolarse.

  • Desarrolla habilidades psicomotoras al tener que colocar las piezas correspondientes en el lugar adecuado.

  • Les mantiene mentalmente activos y cada vez más ágiles.

Memory

DISFRUTEN APRENDIENDO

Un juego que puede ir creciendo conforme los pequeños van creciendo. Lo tenemos en modalidad de “tableta” o en versión de las de siempre. ¿Qué estimulamos con el Memory? Mamá psicología infantil también nos lo cuenta:

  • Favorece procesos cognitivos básicos: percepción, atención y memoria.

  • Ayuda y favorece a que los niños se centren en una actividad, es decir que se concentren en lo que están haciendo.

  • Fomenta el desarrollo del lenguaje oral, ya que nos permite utilizar vocabulario nuevo en relación al conjunto de imágenes que estamos utilizando en el memory.

  • Como cualquier juego de mesa contribuye al aprendizaje de las reglas y normas que deben seguirse para jugar correctamente.

  • Ayuda a trabajar la aceptación de la frustración cuando los niños pierden.

¿Se os ocurre algún juego más con el que los peques disfruten aprendiendo?

Contádnoslo.

Imágenes:PIXABAY, PROPIAS Y HANDBOX

Comparte
Artículo anterior¿Por qué creo que es mejor casarse en verano?
Artículo siguienteCorresponsabilidad esa gran desconocida

María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre