7 dias sin comer carne ni pescado

6

Hace un par de meses que nos propusisteis varios retos que algunas de mis compañeras ya han ido cumpliendo. Nuria se armo de paciencia y estuvo 7 días sin enfadarse. Let se puso en forma durante 7 días haciendo deporte y os diré que sigue poniéndolo en práctica. Nuestra querida Pilar se lo tomó muy en serio y fue a por uno bastante complicado: estuvo 7 días sin tomar azúcar ni harinas (Pilar eres mi ídolo). Pero la encargada de romper el hielo con un reto que fue bastante divertido fue Ruth, que dejó que sus hijas la vistieran durante una semana entera. Si no viste el resultado te animo a que te pases por el post y te sorprendas con los modelitos que escogieron.

Pues bien, ahora es mi turno. En cuanto lo vi sabía que el reto de estar 7 días sin comer carne ni pescado tenía que ser para mí. No porque quiera hacerme vegetariana, ni vegana, ni nada por el estilo, si no porque considero imprescindible hacer un cambio radical en mi alimentación en la que la carne es la reina, es la base de todo. Cuando pienso en qué comida voy a hacer, para el segundo plato siempre pienso en algo de carne. Lo mismo me pasa con la cena. La excepción son un par de días en los que me obligo a comer algo de pescado, pero difícilmente me sacas de ahí.

Cuando le dije a la gente que iba a hacer este reto, muchos me preguntaban qué esperaba conseguir ya que en una semana es difícil ver resultados de nada. Pues bien, os diré que mi único objetivo con este reto era abrir mi mente, que mi cabeza no fuera directamente a preparar algo de carne y que mi abanico de opciones fuera mayor. ¿Si lo he conseguido? Al final del post te lo cuento.

menu Collage

Cómo me preparé para el reto

El primer problema que me encontré fue la falta de tiempo. Quería planificar bien el menú ya que hay muchas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de dejar de comer carne y pescado. Son muchos los beneficios que se pueden obtener al volverse vegetariano, pero también podemos tener algunas carencias ya que la carne y el pescado son fuentes de elementos tan importantes como las proteínas o el hierro.

Por ello, antes de empezar es importantes tener claro qué alimentos puedan suplir las carencias que vamos a tener. Entre las fuentes de hierro que no son de origen animal se incluyen los frijoles, el brócoli, las uvas pasas, el trigo y el tofu. Las proteínas, por su parte, las suplí principalmente con huevos, ya que no dejé de comerlos, pero si eliges una opción más vegana puedes optar por nueces, tofu, leche de soja, mantequilla de cacahuete, granos, legumbres o semillas.

El menu de la semana

menu lunes

El lunes me pillo un poco el toro (bueno, en general toda la semana…) y para comer tuve que conformarme con una menestra a la que le eché piñones para que tuviera un poco de proteínas, algo que hay que tener muy en cuenta si abandonas la carne y el pescado y, para cenar, hice uno de mis platos estrella, una quiché de espinacas que estaba de quitar el sentido.

Menu martes

Para el martes decidí meter un poco de pasta integral e hice unos espaguetis con setas, champiñones, espárragos verdes, nata y un poquito de queso que estaban buenísimos. Para la cena, tocaba compensar un poco la pasta y la nata de la comida e hice una ensalada variada a la que le añadí nueces como fuente de proteína.

Menu miércoles

El miércoles hice dos platos para comer, de primero una crema de calabaza y de segundo una de las nuevas recetas que descrubrí con este reto y que ya he repetido en casa: pimientos rellenos de calabacín y queso de cabra, ¡deliciosos! Para cenar me lo pusieron fácil y cuando llegue a casa tenia en la mesa una exquisita tortilla de patatas de la abuela, eso sí que no tiene precio.

menu jueves

El día que menos me gustó la comida fue el jueves, hice arroz blanco con brócoli, zanahoria y coliflor y la verdad es que me salido muy soso… Menos mal que para el resto de la familia lo hice con tomate y salchichas, que es un acierto seguro siempre en casa. La cena sí que estaba deliciosa, una ensalada de tomate, queso fresco y nueces.

menu viernes

El viernes un plato que nos encanta en casa y del que ya os di la receta, garbanzos con tomate, y de segundo una tortilla francesa para completar. De cena algo que hacíamos mucho mi Paco y yo cuando éramos novios: verduras salteadas al wok con cuscus. Para que tenga más sabor nuestro secreto es echar un poco de soja a la hora de saltear las verduras, quedan riquísimas.

menu del sabado

El sábado, unas buenas lentejas con verduras para seguir reforzando el hierro y, como siempre nos gusta hacer cosas un poco más especiales las noches del fin de semana, cenamos hamburguesa de soja y albahaca. La verdad es que me sorprendió lo rica que puede estar. Una manera algo más sana de tomar hamburguesa.

menu domingo

Y terminamos la semana el domingo con un menú cargadito de hierro. Para comer empezamos picando un poco de queso provolone al horno y de segundo ensalada de brócoli, pimiento y manzana, que en casa le gusta hasta al mayor y que, además, lleva piñones para aportar un poco de proteínas. De cena, un salteado de espinacas, champiñones Portovello y nueces.

Conclusiones

Me gustó mucho la experiencia, sin embargo no puedo afirmar que haya conseguido el objetivo que me marque a la hora de hacer el reto. Es cierto que he descubierto platos deliciosos, fáciles de hacer y que también aportan muchas proteínas, pero la semana que lo hice no me permitió dedicarle el tiempo necesario para investigar recetas, hacer un menú equilibrado y descubrir nuevas viandas, la mayoría ya las conocía o las improvisé sobre la marcha. No descubrí alimentos que no hubiera probado antes y, por ello, he decidido que voy a repetir el reto ¿te animas a hacerlo conmigo? El próximo lunes 20 empezamos 😉

Comparte
Artículo anteriorYo también soy gay
Artículo siguienteEl profesor de balonmano

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

6 COMENTARIOS

  1. Menuda pintaza tienen todos tus platos hermosa! yo me apunto al reto contigo si cocinas tú jaja
    ¡Noo! es broma…que si no puedo comer harinas (pasta, pan) ni tampoco carne o pescado, sólo comeré verde jaja

  2. Te recomiendo, para continuar con tu reto, que pruebes la Quinoa: tiene proteína, hierro y un montón de aportes nutricionales más (es un superalimento) y se puede preparar de muchas formas.. ¡Valiente!!

  3. Estoy contigo, María. En casa de mi madre era (y es) impensable una comida sin chicha (ni carne ni pescao) yo hace tiempo que reduje mucho, mucho, el consumo hasta el punto que… bueno, creo que soy 95,5% vegetariana. ¡Qué menú más apetitoso presentas! Las espinacas con champis y nueces… ñam! Estaremos atentas a la segunda parte del reto 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre