domingo, mayo 15, 2022
InicioLifeStyle7 dias sin comer carne ni pescado

7 dias sin comer carne ni pescado

Hace un par de meses que nos propusisteis varios retos que algunas de mis compañeras ya han ido cumpliendo. Nuria se armo de paciencia y estuvo 7 días sin enfadarse. Let se puso en forma durante 7 días haciendo deporte y os diré que sigue poniéndolo en práctica. Nuestra querida Pilar se lo tomó muy en serio y fue a por uno bastante complicado: estuvo 7 días sin tomar azúcar ni harinas (Pilar eres mi ídolo). Pero la encargada de romper el hielo con un reto que fue bastante divertido fue Ruth, que dejó que sus hijas la vistieran durante una semana entera. Si no viste el resultado te animo a que te pases por el post y te sorprendas con los modelitos que escogieron.

Pues bien, ahora es mi turno. En cuanto lo vi sabía que el reto de estar 7 días sin comer carne ni pescado tenía que ser para mí. No porque quiera hacerme vegetariana, ni vegana, ni nada por el estilo, si no porque considero imprescindible hacer un cambio radical en mi alimentación en la que la carne es la reina, es la base de todo. Cuando pienso en qué comida voy a hacer, para el segundo plato siempre pienso en algo de carne. Lo mismo me pasa con la cena. La excepción son un par de días en los que me obligo a comer algo de pescado, pero difícilmente me sacas de ahí.

Cuando le dije a la gente que iba a hacer este reto, muchos me preguntaban qué esperaba conseguir ya que en una semana es difícil ver resultados de nada. Pues bien, os diré que mi único objetivo con este reto era abrir mi mente, que mi cabeza no fuera directamente a preparar algo de carne y que mi abanico de opciones fuera mayor. ¿Si lo he conseguido? Al final del post te lo cuento.

menu Collage

Cómo me preparé para el reto

El primer problema que me encontré fue la falta de tiempo. Quería planificar bien el menú ya que hay muchas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de dejar de comer carne y pescado. Son muchos los beneficios que se pueden obtener al volverse vegetariano, pero también podemos tener algunas carencias ya que la carne y el pescado son fuentes de elementos tan importantes como las proteínas o el hierro.

Por ello, antes de empezar es importantes tener claro qué alimentos puedan suplir las carencias que vamos a tener. Entre las fuentes de hierro que no son de origen animal se incluyen los frijoles, el brócoli, las uvas pasas, el trigo y el tofu. Las proteínas, por su parte, las suplí principalmente con huevos, ya que no dejé de comerlos, pero si eliges una opción más vegana puedes optar por nueces, tofu, leche de soja, mantequilla de cacahuete, granos, legumbres o semillas.

El menu de la semana

menu lunes

El lunes me pillo un poco el toro (bueno, en general toda la semana…) y para comer tuve que conformarme con una menestra a la que le eché piñones para que tuviera un poco de proteínas, algo que hay que tener muy en cuenta si abandonas la carne y el pescado y, para cenar, hice uno de mis platos estrella, una quiché de espinacas que estaba de quitar el sentido.

Menu martes

Para el martes decidí meter un poco de pasta integral e hice unos espaguetis con setas, champiñones, espárragos verdes, nata y un poquito de queso que estaban buenísimos. Para la cena, tocaba compensar un poco la pasta y la nata de la comida e hice una ensalada variada a la que le añadí nueces como fuente de proteína.

Menu miércoles

El miércoles hice dos platos para comer, de primero una crema de calabaza y de segundo una de las nuevas recetas que descrubrí con este reto y que ya he repetido en casa: pimientos rellenos de calabacín y queso de cabra, ¡deliciosos! Para cenar me lo pusieron fácil y cuando llegue a casa tenia en la mesa una exquisita tortilla de patatas de la abuela, eso sí que no tiene precio.

menu jueves

El día que menos me gustó la comida fue el jueves, hice arroz blanco con brócoli, zanahoria y coliflor y la verdad es que me salido muy soso… Menos mal que para el resto de la familia lo hice con tomate y salchichas, que es un acierto seguro siempre en casa. La cena sí que estaba deliciosa, una ensalada de tomate, queso fresco y nueces.

menu viernes

El viernes un plato que nos encanta en casa y del que ya os di la receta, garbanzos con tomate, y de segundo una tortilla francesa para completar. De cena algo que hacíamos mucho mi Paco y yo cuando éramos novios: verduras salteadas al wok con cuscus. Para que tenga más sabor nuestro secreto es echar un poco de soja a la hora de saltear las verduras, quedan riquísimas.

menu del sabado

El sábado, unas buenas lentejas con verduras para seguir reforzando el hierro y, como siempre nos gusta hacer cosas un poco más especiales las noches del fin de semana, cenamos hamburguesa de soja y albahaca. La verdad es que me sorprendió lo rica que puede estar. Una manera algo más sana de tomar hamburguesa.

menu domingo

Y terminamos la semana el domingo con un menú cargadito de hierro. Para comer empezamos picando un poco de queso provolone al horno y de segundo ensalada de brócoli, pimiento y manzana, que en casa le gusta hasta al mayor y que, además, lleva piñones para aportar un poco de proteínas. De cena, un salteado de espinacas, champiñones Portovello y nueces.

Conclusiones

Me gustó mucho la experiencia, sin embargo no puedo afirmar que haya conseguido el objetivo que me marque a la hora de hacer el reto. Es cierto que he descubierto platos deliciosos, fáciles de hacer y que también aportan muchas proteínas, pero la semana que lo hice no me permitió dedicarle el tiempo necesario para investigar recetas, hacer un menú equilibrado y descubrir nuevas viandas, la mayoría ya las conocía o las improvisé sobre la marcha. No descubrí alimentos que no hubiera probado antes y, por ello, he decidido que voy a repetir el reto ¿te animas a hacerlo conmigo? El próximo lunes 20 empezamos 😉

Artículo anteriorYo también soy gay
Artículo siguienteEl profesor de balonmano
Maria Jardón
Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. Menuda pintaza tienen todos tus platos hermosa! yo me apunto al reto contigo si cocinas tú jaja
    ¡Noo! es broma…que si no puedo comer harinas (pasta, pan) ni tampoco carne o pescado, sólo comeré verde jaja

  2. Te recomiendo, para continuar con tu reto, que pruebes la Quinoa: tiene proteína, hierro y un montón de aportes nutricionales más (es un superalimento) y se puede preparar de muchas formas.. ¡Valiente!!

  3. Estoy contigo, María. En casa de mi madre era (y es) impensable una comida sin chicha (ni carne ni pescao) yo hace tiempo que reduje mucho, mucho, el consumo hasta el punto que… bueno, creo que soy 95,5% vegetariana. ¡Qué menú más apetitoso presentas! Las espinacas con champis y nueces… ñam! Estaremos atentas a la segunda parte del reto 🙂

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on