Batidos detox, ¿qué hay detrás?

1

No os voy a engañar. Hace algún tiempo ya os hablamos en estas páginas de la moda de los zumos verdes y yo pretendía ir un paso más y ofreceros algunas recetas de bebidas detox. Pero ha sido empezar a documentarme y asaltarme un montón de dudas al respecto. Son tantas las voces autorizadas que cuestionan esta nueva moda de bebidas depurativas que, como mínimo, debemos tener claro de qué estamos hablando.

detox

¿Qué son los las bebidas detox?

Cualquier alimento o dieta detox parte de la base de que periódicamente nuestro organismo necesita depurarse de todos los excesos acumulados y la mejor forma que tiene para hacerlo es ingiriendo alimentos, principalmente vegetales de hoja verde, que supuestamente nos ayudan en este proceso.

Las bebidas detox nos permiten tomar una altísima concentración de vegetales en un solo vaso, así que al hilo de la primera premisa son un alimento ideal en ese teórico proceso depurativo.

Bien es cierto que la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar al menos dos o tres raciones de vegetales al día y que esta es una buena forma de hacerlo, pero de ahí a decir que estos brebajes tienen un valor depurativo o que en sí mismos nos permiten reducir el peso hay un trecho importante.

No han tardado en salir voces autorizadas alertando del engaño. Desde el punto de vista médico es fácil desmontar esta teoría partiendo de la base de que nuestro organismo ya posee por sí mismo mecanismos para eliminar las sustancias de deshecho y, si nuestros riñones e hígado están sanos, nadie debería necesitar de un aporte extra que incida en un proceso de por sí natural.

Del mero engaño que supone no cumplir con las expectativas creadas pasamos al uso nocivo de las mismas cuando se insta a durante un periodo de tiempo concreto, que puede ser una jornada o incluso llegar a varios días, alimentarnos solo a base de estas bebidas. Como complemento, un buen zumo o batido verde puede contribuir positivamente a nuestra alimentación pues nos garantiza la ingesta de esas raciones diarias que necesitamos de vegetales. Ahora bien, convertirlo en plato único priva a nuestro cuerpo de otros nutrientes igualmente necesarios.

Como dieta de moda, nadie duda que al menos es mejor que otras, pues introducir verduras y frutas en nuestra dieta siempre es recomendable. Ahora bien, propiedades mágicas tiene las justas. De hecho, se trata más de un mecanismo psicológico de purga tras los excesos, una forma de resetear y volver al origen borrando nuestros “pecados” alimenticios, que de un mecanismo efectivo para caminar hacia una alimentación correcta y equilibrada.

Joe Cross, un empresario australiano con sobrepeso, fue quien popularizó los zumos detox. En 2011 protagonizó el documental Fat, sick and nearly dead (Gordo, enfermo y casi muerto) en el que se sometía a un ayuno de zumos durante sesenta días. Una medida que realizó bajo supervisión médica y que le permitió perder cerca de 40 kilos en dos meses, además de controlar su colesterol y la enfermedad autoinmune que padecía. Cross renació como un gurú de los zumos detox y a medida que las celebrities enarbolaban sus vasos rebosantes de brebajes verdes los juicer se hicieron legión.

Como os podéis imaginar, la industria de los zumos y bebidas detox mueve desde entonces millones de dólares. Son infinidad las franquicias y marcas que comercializan bebidas que, por otra parte, con una buena licuadora y un poco de tiempo cualquiera puede preparar en su casa.

Mitos y realidades

¿Qué podemos extraer en claro de todo lo anterior? Quédate con una idea clara: Los zumos y bebidas detox no son malos en sí mismos, al menos si no los convertimos en base de nuestra dieta. Lo que está claro que no tienen son efectos milagrosos para nuestro organismo.

Las bebidas detox son buenas para bajar peso. FALSO. La única forma efectiva de bajar peso es a través de una dieta equilibrada y ejercicio físico. Es cierto que un semiayuno derivado de ingerir solo zumos puede favorecer una pérdida de volumen o que no sentamos más “ligeros”, pero es un estado transitorio.

Las bebidas detox sirven para cualquier persona. FALSO. Como cualquier otra dieta, más si es privativa, es aconsejable contar con una supervisión médica.

Las bebidas detox son malas para la salud. FALSO. No, ni mucho menos. En sí mismas estas bebidas no son perjudiciales. Todo lo contrario, son un buen aporte para nuestra alimentación. El problema es basar nuestra alimentación solo en estos zumos y no seguir una dieta equilibrada en su aporte de hidratos de carbonos, proteínas, lípidos…

Las bebidas detox son un negocio. VERDADERO. Y uno bien grande, que mueve al año millones de euros. Algunos de estos planes detox tienen un coste superior a los cien euros a la semana por bebidas que cualquiera puede preparar en su casa con una licuadora.

Recetas

Advertido todo lo anterior, si aún así quieres probar uno de estos zumos, bien para saciar tu sed, bien para completar tu dieta, bien porque te apetece, en la red podrás encontrar un sinfín de alternativas bien de bebidas refrescantes, zumos verdes o batidos detox.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.