jueves, mayo 19, 2022
InicioLifeStyleBatidos detox, ¿qué hay detrás?

Batidos detox, ¿qué hay detrás?

No os voy a engañar. Hace algún tiempo ya os hablamos en estas páginas de la moda de los zumos verdes y yo pretendía ir un paso más y ofreceros algunas recetas de bebidas detox. Pero ha sido empezar a documentarme y asaltarme un montón de dudas al respecto. Son tantas las voces autorizadas que cuestionan esta nueva moda de bebidas depurativas que, como mínimo, debemos tener claro de qué estamos hablando.

detox

¿Qué son los las bebidas detox?

Cualquier alimento o dieta detox parte de la base de que periódicamente nuestro organismo necesita depurarse de todos los excesos acumulados y la mejor forma que tiene para hacerlo es ingiriendo alimentos, principalmente vegetales de hoja verde, que supuestamente nos ayudan en este proceso.

Las bebidas detox nos permiten tomar una altísima concentración de vegetales en un solo vaso, así que al hilo de la primera premisa son un alimento ideal en ese teórico proceso depurativo.

Bien es cierto que la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar al menos dos o tres raciones de vegetales al día y que esta es una buena forma de hacerlo, pero de ahí a decir que estos brebajes tienen un valor depurativo o que en sí mismos nos permiten reducir el peso hay un trecho importante.

No han tardado en salir voces autorizadas alertando del engaño. Desde el punto de vista médico es fácil desmontar esta teoría partiendo de la base de que nuestro organismo ya posee por sí mismo mecanismos para eliminar las sustancias de deshecho y, si nuestros riñones e hígado están sanos, nadie debería necesitar de un aporte extra que incida en un proceso de por sí natural.

Del mero engaño que supone no cumplir con las expectativas creadas pasamos al uso nocivo de las mismas cuando se insta a durante un periodo de tiempo concreto, que puede ser una jornada o incluso llegar a varios días, alimentarnos solo a base de estas bebidas. Como complemento, un buen zumo o batido verde puede contribuir positivamente a nuestra alimentación pues nos garantiza la ingesta de esas raciones diarias que necesitamos de vegetales. Ahora bien, convertirlo en plato único priva a nuestro cuerpo de otros nutrientes igualmente necesarios.

Como dieta de moda, nadie duda que al menos es mejor que otras, pues introducir verduras y frutas en nuestra dieta siempre es recomendable. Ahora bien, propiedades mágicas tiene las justas. De hecho, se trata más de un mecanismo psicológico de purga tras los excesos, una forma de resetear y volver al origen borrando nuestros “pecados” alimenticios, que de un mecanismo efectivo para caminar hacia una alimentación correcta y equilibrada.

Joe Cross, un empresario australiano con sobrepeso, fue quien popularizó los zumos detox. En 2011 protagonizó el documental Fat, sick and nearly dead (Gordo, enfermo y casi muerto) en el que se sometía a un ayuno de zumos durante sesenta días. Una medida que realizó bajo supervisión médica y que le permitió perder cerca de 40 kilos en dos meses, además de controlar su colesterol y la enfermedad autoinmune que padecía. Cross renació como un gurú de los zumos detox y a medida que las celebrities enarbolaban sus vasos rebosantes de brebajes verdes los juicer se hicieron legión.

Como os podéis imaginar, la industria de los zumos y bebidas detox mueve desde entonces millones de dólares. Son infinidad las franquicias y marcas que comercializan bebidas que, por otra parte, con una buena licuadora y un poco de tiempo cualquiera puede preparar en su casa.

Mitos y realidades

¿Qué podemos extraer en claro de todo lo anterior? Quédate con una idea clara: Los zumos y bebidas detox no son malos en sí mismos, al menos si no los convertimos en base de nuestra dieta. Lo que está claro que no tienen son efectos milagrosos para nuestro organismo.

Las bebidas detox son buenas para bajar peso. FALSO. La única forma efectiva de bajar peso es a través de una dieta equilibrada y ejercicio físico. Es cierto que un semiayuno derivado de ingerir solo zumos puede favorecer una pérdida de volumen o que no sentamos más “ligeros”, pero es un estado transitorio.

Las bebidas detox sirven para cualquier persona. FALSO. Como cualquier otra dieta, más si es privativa, es aconsejable contar con una supervisión médica.

Las bebidas detox son malas para la salud. FALSO. No, ni mucho menos. En sí mismas estas bebidas no son perjudiciales. Todo lo contrario, son un buen aporte para nuestra alimentación. El problema es basar nuestra alimentación solo en estos zumos y no seguir una dieta equilibrada en su aporte de hidratos de carbonos, proteínas, lípidos…

Las bebidas detox son un negocio. VERDADERO. Y uno bien grande, que mueve al año millones de euros. Algunos de estos planes detox tienen un coste superior a los cien euros a la semana por bebidas que cualquiera puede preparar en su casa con una licuadora.

Recetas

Advertido todo lo anterior, si aún así quieres probar uno de estos zumos, bien para saciar tu sed, bien para completar tu dieta, bien porque te apetece, en la red podrás encontrar un sinfín de alternativas bien de bebidas refrescantes, zumos verdes o batidos detox.

María L. Fernández
María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Es que esa gente que se alimenta y publicita etc la dieta a base solo de batidos se pasa el dia en la cama

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marcela on