Cambios sencillos para comer más saludable

0

Estoy segura de que no soy ni la primera persona ni la última que se propone cambiar sus hábitos alimenticios (ya os lo conté cuando me puse el reto de estar 7 días sin carne ni pescado). Son muchos los estudios que aseguran que lo que comemos está estrechamente ligado con nuestra salud y que puede alargar nuestra vida, por eso, conseguir comer más saludable me parece primordial para mí, pero sobre todo por el ejemplo que le puedo dar a mis hijos para que aprendan desde pequeños.

comidas de tupper

Sin embargo, por muchas ganas que tenga de dar un giro radical a mi alimentación, es algo complicado de conseguir porque en ella influyen demasiadas cosas: los alimentos que tengas, las recetas que sepas hacer, el tiempo que tengas para cocinar, la organización que hagas con anterioridad… por eso, he querido buscar algunos cambios sencillos para comer más saludable y con los que, poco a poco, acercarnos al objetivo de comer mejor.

Bebé más agua

En mi caso esto no es difícil, bebo mucho por norma general pero sé que hay a quien le cuesta. Mi consejo es que siempre tengas agua cerca. Cómprate una botella (mejor si no es de plástico) y tenla a tu lado mientras trabajas e incluso, mientras duermes. Tener el agua siempre a mano hará que bebas más durante el día.

Si aún así no funciona, tendrás que probar otros métodos para “obligarte” como ponerte un número de vasos al día, ir apuntando lo que bebes o marcarte unos momentos para beber, por ejemplo: nada más levantarte, al llegar al trabajo, al hacer la pausa para el café… esta es una buena manera de asegurarte al menos una cantidad importante de agua al día.

Reduce el azúcar que consumes

No te digo que lo quites radicalmente como hizo nuestra compañera Pilar, pero sí que puedes reducirlo mucho. Lo principal es que intentes evitar los envases en los que el azúcar esté entre los ingredientes principales.

También puedes quitarlo del café o infusiones, no es algo muy difícil si te vas acostumbrando poco a poco. En mi caso, empecé reduciendo la cantidad que me echaba, después la sustituí por la miel, y desde hace unas semanas, ya soy capaz de tomarme el café sólo con leche.

Añade verdura a tus comidas

Márcate como objetivo que tus comidas y tus cenas tienen que tener algo de verdura. No tiene porque ser lo principal ni mucho menos, pero en lugar de acompañar la carne con patatas, por ejemplo, puedes hacerlo con una ensalada de tomate o con unos chips de calabacín.

Descubre un plato a la semana

Esto es algo que funciona muy bien, al menos a mi. Oblígate a hacer una nueva receta cada semana, es una buena manera de descubrir nuevos platos, nuevas combinaciones e introducir en tu alimentación otras opciones que pueden ser fáciles de hacer y muy saludables.

Diseñar un menú completo te lleva más tiempo, pero elegir un plato sano y diferente es algo asequible para cualquiera de nosotras.

Haz más asequible la fruta y la verdura

Una de las cosas por las que la mayoría no comemos tanta fruta o verdura como deberíamos es por la “pereza” que da el prepararlas. Prueba a tenerla lista para consumir y verás como estarán más presentes en tu dieta.

Corta el melón o la piña y guárdalos en un tupper, verás como nunca se te pondrán malos. Corta una zanahoria en bastones y guárdala en la nevera, empezarás a tomarla como snack o untándola en queso fresco. Parte las verduras y congélalas, te será mucho más fácil añadirlas a la hora de cocinar e incluso, en muchas ocasiones las utilizarás de guarnición.

Evita los precocinados

Si puedes hacerlo tú mismo y escapar de la comida preparada o precocidad mejor, así sabrás la cantidad exacta que los alimentos llevan de sal, azúcar, etc. y por lo tanto, será mucho más sano.

Una buena manera de conseguir esto es practicando el Batch cooking, es decir, organizándote bien y cocinando un día la comida para varios.

Como ves, el esfuerzo no es demasiado grande pero son algunos pequeños consejos que harán que tu alimentación mejore considerablemente. ¿Puedes darme algún consejo que te haya resultado fácil poner en práctica?

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.