jueves, mayo 19, 2022
InicioOcioÉlite, la serie para adolescentes que no querrás que vean tus adolescentes

Élite, la serie para adolescentes que no querrás que vean tus adolescentes

Hace tiempo que la televisión en abierto se ha olvidado del público juvenil en su ficción y ha llegado Netflix para cubrir ese hueco con una serie española como Élite que ha revolucionado lo que ven nuestros jóvenes en las pantallas y que es bueno que veamos con ellos aunque en algunos momentos “se nos haga bola”.

No es que el nicho de público juvenil no vea la televisión convencional, Operación Triunfo es un claro ejemplo de que verla la ven pero la ven de otro modo.

Élite se estrenaba el 5 de Octubre de 2018 en la plataforma de televisión en streaming Netflix, una primera temporada de ocho capítulos de menos de una hora de duración cada uno de ellos.

Es la primera ficción española para este medio producida desde Zeta producciones y en la que se mezclan todos los tópicos del drama adolescente con unos novedosos toques de thriller criminal.

Dirigida por Daniel de la Orden y Ramón Salazar y creada por Carlos Montero y Darío Madrona, tenían entre los cuatro todos los mimbres para hacer un producto que gustara a este grupo de población, algo que ya han conseguido en anteriores ocasiones cada uno de ellos. Pero ni ellos mismos pensaban que pudiera llegar a gustar tanto y a tantos.

La fórmula mágica de Élite

Claro, aquí hay que decir que no existe aunque no sea del todo cierto.

Directores y guionistas tienen mucha experiencia en productos audiovisuales para adolescentes y aquí además, han contado con medios para juntar toda esa experiencia y ponerla en bandeja a un público que como decíamos antes, no encontraba su hueco en la ficción nacional.

En Élite se habla y se ve de sexo abiertamente, de relaciones abiertas entre jóvenes de romanticismo y de poliamor, para todos los gustos.

Además, se arriesga a hablar de discriminación por enfermedad, por VIH, algo que sigue siendo un tabú para muchos portadores.

Serie para adolescentes

En Élite se habla de religión y lo que esta implica tanto en posibilidades para una mujer como en represión para un hombre. Las normas religiosas y su imposición en una población de mentalidad cada vez más abierta.

La sexualidad entre los jóvenes que estudian en el elitista colegio de Las Encinas es un territorio a explorar, lo mismo que les pasa a los adolescentes que tenemos en casa aunque a nosotros nos cueste reconocerlo y por eso es bueno que una serie como esta la veamos juntos.

No todo es sexo, no nos asustemos, también hay drogas en las fiestas, en las aulas y en los vestuarios del centro en el que pasan muchas horas al día estos chicos y chicas de 16 a 18 años, más o menos.

Bullying, presión social contra el diferente, serofobia, choque cultural, xenofobia pero además, le suma algo más que la actualiza: la corrupción política y económica y cómo la viven los hijos de esos corruptos.

Hablar de actualidad política, económica y social en un producto audiovisual destinado a un público que empieza a tomar consciencia de la realidad y la sociedad en la que vive no sólo es sano es que es muy necesario para todos.

series para adolescentes
Elite

La lucha de clases es tangible también en Élite, un poco forzada puede ser pero está ahí y es bueno ponerla en la pantalla, es bueno trabajar sobre ella, hablar sobre esos chicos en casa y comentar cómo vemos su relación con el resto del colegio, sus nuevas amistades, sus nuevos enemigos, sus nuevas adicciones.

Para terminar de concretar este coctel le ponemos el toque del thriller, del asesinato, de la muerte violenta, de buscar a un culpable que puede ser cualquiera o ninguno.

Los datos han confirmado que el coctel ha sido todo un éxito, los espectadores de la serie se han multiplicado en todo el mundo, ya se están grabando los capítulos de la segunda temporada y los rumores de que la tercera está en el horno son cada día mayores.

Según los datos Élite fue a las dos semanas de su estreno la serie que más había enganchado a sus espectadores habiendo visto la mayoría de ellos más de cuatro episodios seguidos en un solo día.

Un producto de Élite

No es la primera vez que os comentamos aquí lo bien que se está trabajando la ficción audiovisual en nuestro país y cada vez hay más ejemplos que lo demuestran, Élite es otro más.

Teniendo en cuenta al público al que se dirige es evidente que se trata de un producto de élite, que se ha mimado tanto en el fondo como en la forma.

Se ha arriesgado lo justo jugando a ganar y ha salido muy bien el planteamiento.

Es cierto que la temporada uno jugaba con el factor sorpresa y ahora, la próxima temporada no lo tiene pero en su favor, el espectador ya conoce a los personajes, sus miserias, sus puntos débiles y sus relaciones personales y está deseando saber más de ellos.

El casting de los actores ha sido arriesgado lo justo, se han buscado rostros jóvenes y desconocidos apoyados por otros también jóvenes pero algo más conocidos, fuera y dentro de España y se ha acertado con unos y con otros.

La imagen de la serie es de una calidad impecable, no se le puede poner un pero a la factura de la serie, a la imagen a la iluminación y a la planificación. Suena y se ve como lo que es, una serie bien hecha.

Series para adolescentes
Elite

Y la música ha sido otro de los aciertos del equipo sin duda. Los responsables de Élite tenían claro que su público consume música a diario, más que ninguna otra franja de edad y lo han cuidado mucho.

La música hace guiños a los gustos del propio equipo según han reconocido ellos mismos pero al mismo tiempo suena actual y sobre todo y lo que es más complicado pero más de agradecer es que acompaña y beneficia mucho a las secuencias en las que se integran muchas de las canciones que suenan y se reconocen en Élite.

Para la segunda temporada ya hay confirmados tres nuevos estudiantes para el colegio Las Encinas, tres nuevos rostros, tres actores desconocidos hasta que formen parte de esta Élite que además suma talento a la producción de cada capítulo con la incorporación de Silvia Quer al equipo de Ramón Salazar y Dani de la Orden.

Quizás no sea la serie que más te guste que vean tus hijos adolescentes pero como sabes que verla la van a ver, es mejor que te dejes los prejuicios a un lado que dejes de verles como los niños o las niñas que poco a poco van dejando de ser y te sientes con ellos a ver cada capítulo y a comentarlos juntos y a solucionar alguna de las dudas que puede que te plantean ¡ánimo que esto no ha hecho más que empezar!

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on