9 cosas que aprovechamos para hacer en verano

4

Y digo en verano que no en vacaciones, porque aunque sigamos teniendo que ir todos los días a nuestro puesto de trabajo, el buen tiempo, la longitud de los días y nuestro estado de ánimo, entre otras cosas, hacen que nos tomemos los días de otra manera.

El verano es un momento en el que aprovechamos para hacer cosas que echaremos de menos durante el resto del año. Este es otro de los encantos de esta estación, o es que alguien pensaba que era sólo porque tenemos entre tres semanas y un mes (los más afortunados) los profesores juegan en otra división para rascarnos la barriga.

Estas son algunas de las cosas que muchas de nosotras aprovechamos para hacer en verano:

lectura playa

1. Leer

A las que me habéis leído alguna vez no os extrañará que la coloque en primer lugar. No es que durante el resto del año no lea, pero en verano tenemos más tiempo y,  si durante el resto del año nos dura un libro un mes siendo muy optimista, en verano podemos despacharlo en 15 días. Es un momento perfecto para leer esos libros que tenemos pendientes durante el año.

familia-vacaciones

2. Tiempo en familia

Si eres madre, tener las tardes sin extraescolares ni citas varias, te dejará tiempo para disfrutar de tus hijos en el parque, en la playa, en la piscina o donde vayas. Es un buen momento para hacer planes de los de siempre y que encantarán a tus hijos. Pero también de tu pareja. No tener que estar agobiada por la rutina reducirá la tensión y tendréis más tiempo para hablar. Si no eres madre, en esta época seguro que sacaréis partido de la vida nocturna de vuestra ciudad y saldréis a “terracear” y disfrutar de vuestra compañía.

3. Terracear

Bueno, igual en otras zonas de España esto podéis hacerlo en otras estaciones, peeeeroooo yo soy de Mordor Asturias y las terrazas, aunque estén puestas casi todo el año y seamos muy del norte, cuando realmente se disfrutan es en esta época. Tomar una caña, un vinito, un café, comer o cenar fuera…¡me encanta!.

slowlife

4. Vida slow

Sí, porque aunque sigamos trabajando, para la mayoría de las que somos madres se acabaron las extraescolares y los madrugones de los peques, así que aunque nosotros tengamos que seguir levantándonos temprano, las tardes y las cenas nos las tomamos de otra manera. Sin prisas, sin rutinas… aunque sea durante unos meses, lo de practicar la vida slow es algo más sencillo.

5. Desconectar: El verano es un buen momento para intentar desconectar lo máximo de las nuevas tecnologías. Nos pasamos el día enganchados a un teléfono móvil o a nuestro ordenador. Aprovecha los momentos de playa, piscina o los paseos para dejar a un lado la tecnología, al menos durante unas horas. Lo notarás tú y los que te rodean.

pedicura

6. Mimarnos

Quizá porque nos tomamos todo con más calma, o porque la ropa que usamos en esta estación hace que mostremos más partes de nuestro cuerpo, en verano solemos cuidarnos más. Pedicura, manicura, depilación, cremas varias… Si eres de las que te cuidas normalmente, seguro que en verano lo haces con más motivo y si eres de las mías, que te cuesta un mundo coger las rutinas de las cremas, en verano sí o sí te dedicarás al menos un ratito para ponerte a punto.

playa caminando

7. Caminar

Y quien dice caminar dice hacer ejercicio al aire libre, running o lo que os guste practicar. Los días son mucho más largos y esto nos facilita encontrar un hueco para mover un poco el esqueleto y bajar los excesos que hacemos en esta época que, reconozcámoslo, son bastantes. Además, si estás en un sitio con playa, puedes aprovechar las primeras o ultimas horas del día para caminar o correr por la arena ¡no tiene precio!

8. Ir a fiestas de pueblos

Da igual que estés de vacaciones o no, acercarte a las fiestas de todos los pueblos de alrededor, por lo menos en el norte es algo que se lleva mucho, y disfrutar, tanto de sus atracciones (esto sobre todo los más pequeños) como de sus comidas populares o verbenas.

helado

9. Tomar helados

Confieso que me encantan los helados, estaría comiéndolos todo el año pero la realidad es que es algo que normalmente hacemos sólo en verano, así que, aunque choque totalmente con el punto 6 y el 7, hay quien se toma un heladito o dos o tres a diario y se queda tan a gusto.

Estas son algunas de las cosas que yo aprovecho a hacer en verano. Y tú, ¿qué es eso que sueles hacer solo en esta época del año?

Imagenes: Pixabay y propias.

Comparte
Artículo anteriorEscritora, haz lo propio
Artículo siguiente¿Por qué en las películas se lo montan en los ascensores?

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre