Planes imprescindibles para hacer antes de que acabe el verano

2

Los que me conocen ya lo saben. Me declaro abiertamente una fan incondicional del verano y, como tal, siempre tengo planes chulos para hacer en verano que no pueden faltar. Mi estación favorita del año da para mucho y aunque muchos se empeñan en hacernos creer que ya casi ha volado y andan ya inmersos en la depresión postvacacional pensando en la vuelta a la rutina, al trabajo, al cole… yo me resisto a ello y me concentro con todas mis fuerzas en pensar que aún queda tiempo de sobra para disfrutar y organizar un montón de cosas. Y es que hay planes imprescindibles para hacer antes de que acabe el verano que no podemos olvidar, tan chulos como los que hoy os voy proponer. ¿Te apetece saber cuáles son?

Cenar disfrutando de una puesta de sol

imprescindibles-verano-1

Este es sin duda todo un clásico para mí del verano y uno de mis planes imprescindibles para hacer antes de que acabe el verano, sí o sí. Y os aseguro que no hace falta reservar en el restaurante de moda o estar de vacaciones en una playa idílica de esas que se salen en las revistas. Las puestas de sol son maravillosas siempre y da igual desde dónde las contemples. Su magia, su luz, su capacidad de hipnotización pueden hacer que el picnic más improvisado de la historia se convierta en una cena digna de cinco estrellas Michelín. ¡Os lo garantizo! Si aún no lo has hecho, hazlo. Coge el petate y localiza un sitio con vistas cerca de casa, seguro que lo hay. Da igual dónde estes: en la playa, en la montaña, en el campo, en la ciudad, en el pueblo… Prepara unos bocatas, una tortilla, unas croquetas o pide unas pizzas, ¡todo vale! Y llévate una manta para tirarte por el suelo y disfrutar de la majestuosidad de una puesta de sol. ¡Merecerá la pena!

Excursión nocturna para disfrutar de las estrellas

imprescindibles-verano-2

Las lágrimas de San Lorenzo ya han pasado y conviene que te lo apuntes en la agenda para el año que viene, si nunca has disfrutado de las Perseidas. Pero aún estás a tiempo de organizar una excursión nocturna para disfrutar de las estrellas que, aunque no sean fugaces, es un planazo donde los haya, sobre todo para hacer con los peques de la casa. Eso de salir de noche, a oscuras, al campo o a la playa puede convertirse en toda una aventura para ellos. Localiza una zona oscura, hazte con un buen cargamento de linternas para que todos vayáis equipados, úntate de un buen repelente de mosquitos, equípate con calzado cómodo, coge una buena colcha o manta y no olvides alguna chaqueta por si refresca. Solo tendréis que caminar, localizar alguna explanada en la zona, tumbaros y mirar hacia arriba. Cuanto más oscura sea la zona elegida más estrellas podréis ver y os aseguro que relaja mogollón disfrutrar de ellas.

Hartarte de mojitos

imprescindibles-verano-3

El mojito para mí es la bebida por excelencia del verano y, desde que domino la técnica, no hay verano en el que no me harte de ellos. ¡Y aún nos queda verano por delante! Es época de disfrutar con amigos, de largas sobremesas, de barbacoas, de charlas hasta la madrugada y nada mejor que acompañarlo de esta bebida refrescante que tanto me gusta. Que sí, que ya sé que el Gin Tonic está de moda, pero donde esté un buen mojito que se quite lo demás. ¿No os parece?

Bañarte de noche en el mar (o en la piscina)

imprescindibles-verano-4

Y otro de mis planes imprescindibles para hacer antes de que se acabe el verano es bañarme de noche. Y no me refiero precisamente a una buena ducha en casa. Disfrutar de un baño en la piscina o en la playa a la luz de la luna mola mil. ¿Nunca lo has probado? Esos días eternos, sobre todo en la playa, en los que improvisas un plan tras otro y, sin saber muy bien cómo, terminas a las tantas a remojo disfrutando el silencio de la playa o jugando con los peques en la piscina de casa. Nosotros los llamamos “los días guarros” y os reconozco que cada año me gustan más. Y creo que aún nos queda verano suficiente para improvisar alguno más.

Desconectar para conectar

imprescindibles-verano-5

Desconectar de vez en cuando es mucho más que necesario. Olvidarte del reloj, las prisas, las rutinas, los madrugones y también de los móviles para conectar con el mundo 1.0 es vital. Vivir cada momento al máximo, disfrutando de lo bueno y también de lo menos bueno (¡que nada es perfecto!). Disfrutar de la desconexión en verano, siendo consciente de cada momento, es algo que me encanta y me ayuda a cargar las pilas para luego enfrentarme al frenético mundo que nos ha tocado vivir sin perder la cabeza, los nervios y la dignidad en muchos momentos. ¡Algo que a veces no resulta nada fácil!

Me cuentas ahora cuáles eran tus planes de verano, por si me apunto alguno más para disfrutar en lo que aún nos queda de verano. ¡Soy toda oídos!

Imágenes: Pixabay

Comparte
Artículo anteriorFollándonos a una entre los cinco
Artículo siguiente5 razones por las que cumplir 40 mola más

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

2 COMENTARIOS

  1. Al habla otra forofa del veranito!
    Me encantan todos los planes. El picinic en la playa es la estrella y cambio los mojitos por las caipiriñas 😛
    Viva el verano!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre