10 consejos contra la depresión postvacacional

0

A estas alturas para la mayoría las vacaciones ya se han terminado o están a punto de hacerlo y nos metemos de lleno en septiembre, un mes que a muchos se nos hace cuesta arriba. Primero, por la vuelta a las rutinas; y segundo, porque tenemos por delante un año larguísimo hasta que podamos disfrutar de nuevo de las ansiadas vacaciones.

Depresión
Fotografía de Stephanie Lepoint

La vuelta al día a día y a las obligaciones puede afectarnos en menor o mayor medida y se calcula que un 30% de los españoles pueden sufrir en estas semanas lo que se conoce como síndrome o depresión postvacacional. Y es que, decirle adiós al relax, a los días sin prisas, a la playa, al mar, a las terrazas y cambiarlo por largas jornadas laborales no es nada fácil, la verdad.

Apatía, cansancio, dificultad para concentrarse, sentimiento de tristeza y, en casos más extremos, dolor de cabeza, ansiedad o malestar general son síntomas de la depresión postvacacional pero hay algunas cosas que podemos hacer para intentar evitarla, aquí van algunas ideas:

1. No apures hasta el último día

Los expertos coinciden en la importancia de no alargar las vacaciones hasta el día antes de volver al trabajo, lo ideal es volver un par de días antes para empezar a acomodar horarios de sueño, comidas y, sobre todo, concienciarnos de la vuelta a la oficina.

2. Levántate temprano

Ponte el despertador un poco antes de lo normal, principalmente los primeros días, de esta manera te levantarás con tiempo y evitarás el estrés matutino, algo que sólo puede hacer que te sientas peor.

3. Ilusiónate con algún proyecto

Ya sea personal o profesional. Puedes pensar en poner en marcha esa idea que lleva tiempo dando vueltas en tu cabeza, en ese libro que quieres escribir, poner al día todas tus fotografías o emprender con tus hijos un proyecto de lectura para este año… Cualquier cosa que sirva para ilusionarte será perfecta.

tenis

4. Haz algún deporte o hobby

Las extraescolares para nuestros hijos están muy bien, pero tener un espacio para ti, para practicar algún deporte o hobby que te guste te vendrá genial. En el caso del deporte, además de hacerte sentir mejor contigo misma, te ayudará a generar endorfinas y, por lo tanto, a sentirte más feliz.

5. Sé optimista

Esto es bueno para todo en la vida, pero en este caso también ayuda mucho. Pensar en el lado bueno de volver al trabajo, en que podrás ver a tus compañeros, en esas risas en los cafés, en lo bien que te sientes al cerrar un proyecto te ayudará a que la vuelta sea menos “dolorosa”.

decoracion_estilonordico

6. Remodela tu casa

No tiene que ser un cambio grande, ni siquiera una gran inversión. Unas cortinas, unas fundas de sofá, pintar una pared o incluso cambiar los muebles de sitio bastará para darle un nuevo aire y hacerte sentir a ti también “renovada”.

7. Empieza de manera gradual

No te cargues mucho de trabajo los primeros días, para esto lo mejor es dejar lo más cerrado posible todos los temas antes de irte, así al volver puedes reincorporarte paulatinamente.

bolsa de oficina

8. Prepárate para la vuelta “al colé”

Haz acopio de una libreta que te guste, unos bolis y por supuesto, una agenda, si se te da bien el DIY puedes hacerla tú misma. Son esas pequeñas cosas que hacen que te ilusiones y que te hacen sentir bien.

9. Decora tu despacho

Más que decorar me refiero a que incluyas algún elemento nuevo que te alegre y te haga sentir feliz. Una fotografía de las vacaciones con tu familia o, incluso, una planta. Las flores producen efectos muy beneficiosos para el ser humano y hay quien dice que en la oficina mejoran la productividad. Por eso decorar con una planta puede ser una gran idea.

brújula

10. Piensa en la próxima escapada

Y dejo para lo último lo mejor, no hay nada que sea más efectivo contra la depresión postvacacional que pensar en tu próxima escapada. Empieza a planear ya cuando y a donde irás, verás como la vuelta será mucho más llevadera.

He de reconocer que, en mi caso, soy de las que suelo volver en septiembre cargada de ilusión pero este año me está costando un poco más. Y tú, ¿eres de los que les cuesta volver a la rutina o de los que la coge con ganas?

Fotos: Pixabay, Estiloydeco.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre