domingo, mayo 29, 2022
InicioLifeStyleDesmaquillarse es un arte y nosotras sabemos cómo hacerlo mucho mejor

Desmaquillarse es un arte y nosotras sabemos cómo hacerlo mucho mejor

Desmaquillarte es un arte y además es una de las escasas rutinas de belleza necesarias. Tanto dermatólogos como esteticistas están de acuerdo en que limpiar nuestra piel debería ser una prioridad si nos preocupa de verdad nuestra salud y nuestro aspecto.

Por eso hoy vengo cargada con propuestas, ideas, productos y sobre todo mucho sentido común para que el arte de desmaquilartes no arruine tu cuenta corriente, no se convierta en una rutina interminable y no sea tan complicado como pilotar un avión.

¿Preparadas?

Casi un 90% de las españolas limpiamos la piel de la cara a diario y eso es muy bueno porque así conseguimos ayudar a que nuestra piel se regenere y por tanto a frenar los signos de envejecimiento.

Milagros no hay pero limpiar nuestra piel ayuda sin duda alguna, además, mayoritariamente nos decantamos por el agua micelar, algo menos por el gel limpiador y las que menos por el tónico facial.

Antes del tónico facial siempre deberíamos aplicar una crema limpiadora pero parece que no todas las españolas la utilizamos ¿por qué podrá ser? ¿será que la textura no termina de convencernos?

Reconozco que a mí me ha costado encontrar la crema limpiadora ideal para mi piel y para mis gustos pero lo he conseguido, es cuestión de probar hasta dar con la adecuada para tu tipo de piel y no, no hace falta irse a por las más caras os lo aseguro.

¿Cómo desmaquillarte con arte?

Los pasos, como decíamos antes, son sencillos, pero van a depender de los productos que prefieras a la hora de limpiar la piel de tu rostro.

desmaquillarte

Puedes humedecer el rostro con agua tibia si vas a limpiar tu piel con una fórmula jabonosa o un limpiador con textura gel. No hace falta aplicar una gran cantidad de producto, con añadir una pequeña cantidad de limpiador en la palma de la mano y extenderla suavemente por la cara con movimientos circulares siempre hacia el exterior, es más que suficiente.

Lo que sí es recomendable es hacer hincapié en aquellas zonas más complicadas o que tienen tendencia a plantear impurezas como es la zona alrededor de la nariz, la frente o el contorno de la cara.

La limpieza con productos en formato gel o mousse hace que la sensación en el rostro sea muy refrescante al necesitar complementarse con el agua y tras el secado la sensación de suavidad y limpieza es inmediata.

Importante: prestar atención siempre a la zona de los ojos y limpiarlos o desmaquillarlos con productos específicos ya que está piel es mucho más frágil que la del resto de nuestra cara al carecer de células grasas.

Y otro dato a tener en cuenta: si empleas productos que se retiran con agua para desmaquillarte con arte como hacemos la mayoría de las españolas, no te seques frotando la toalla contra tu piel, hazlo con pequeñas presiones para evitar que el frotado enrojezca la delicada piel del rostro.

desmaquillarte

La toalla es sólo para quitar la humedad, no para limpiar en profundidad, no nos equivoquemos.

Para eso es más que recomendable que una vez a la semana o cada diez días, dependiendo de tu tipo de piel y de tu edad, te apliques una mascarilla limpiadora, purificante, una exfoliante o una desincrustante específica. Los beneficios a corto y medio plazo son innegables.

En lo que parece que coincidimos un poco todas es en la poca utilidad de las toallitas desmaquillantes más allá de un momento de urgencia pero nunca para que formen parte de nuestras rutinas.

Desmaquillar y limpiar: la doble limpieza

Polvo, tubos de escape, humos, es innegable que la contaminación ambiental es un ataque continuo, diario y sin tregua contra nuestra piel.

Es otro de los agentes externos que asfixian y debilitan nuestra piel acelerando el proceso de envejecimiento.

desmaquillarte

Por eso salir a espacios naturales con una buena protección solar es muy beneficioso para nuestra salud y para mejorar nuestro aspecto.

Una tendencia que está cogiendo mucha fuerza es la doble limpieza de la piel del rostro, una rutina que sobre todo enamora a las mujeres que hemos cumplido ya los treinta años ¿tú también eres una de las defensoras de la llamada “doble limpieza”?

No, no se trata de empezar de nuevo con la segunda cuando hayamos terminado con la primera limpieza facial, sino de utilizar productos complementarios que consiguen una limpieza más en profundidad pero sin dañar la fragilidad de la piel del rostro.

Serían dos fases. Una primera limpieza se lleva a cabo con un producto más oleoso, como un aceite limpiador que ayude q eliminar los productos y la suciedad de la piel sin agredirla y limpie aquellos productos que usamos y que tal vez no sabemos que tienen una base de aceite.

Algunos maquillajes, protectores solares, cremas o incluso el exceso de grasa de nuestra propia piel, salen con esta primera limpieza más oleosa, más densa.

desmaquillarte

Y la segunda parte sería con un producto de base más jabonosa que retire los restos de la limpieza anterior al mismo tiempo que elimina los productos no aceitosos que se quedan en nuestra piel como el sudor o la contaminación de la que hablábamos antes.

Es una limpieza muy recomendable para todo tipo de pieles y para todas las edades aunque es innegable que las pieles más grasas son las más beneficiosas con este protocolo de limpieza facial.

Ya veis que es innegable que desmaquillarte es un arte y no se nos olvide que, después de la limpieza, la hidratación es imprescindible. Pero de eso ya casi que mejor hablamos en otro post ¿os parece?

Fotos | Shutterstock | Pixabay | IKEA Spain

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.