miércoles, junio 29, 2022
InicioMujer ActualLeyendas urbanas para llevarnos a la cama

Leyendas urbanas para llevarnos a la cama

Quién dice a la cama, dice al sofá, a la ducha, encima de la mesa de la cocina o en el cuarto trastero. Donde sea que os guste practicar sexo o donde vuestra pareja insista en practicarlo (aunque luego desmitifiquemos ciertos polvos). Desde el comienzo de los tiempos, nuestros pacos, en su condición de machos procreadores, han insistido una y otra vez, en practicar sexo “cuanto más mejor”.

Y claro, si una no está por la labor, sea cual sea la excusa del momento, ahí están ellos, con su manual de Frases que funcionan para echar un kiki. Porque sí, ese manual existe, y se lo entregan de una a otra generación. Nosotras no lo hemos visto nunca, porque no sabemos buscar (¿alguna se ha creído esto?). En este manual hay un apartado completo para las Frases que funcionan cuando tu mujer no está muy convencida de tener sexo justo en el momento que a ti te apetece.

 

img_0428

El sexo es bueno para el dolor de cabeza

Es la más común de las frases. Y claro, no es cierta. Al menos no del todo. Cuando tenemos un orgasmo, la hipófisis produce oxitocina, la hormona del placer. Esta producción desencadena a su vez la segregación de endorfinas, que sumadas a la vasodilatación general (también de la cabeza), enmascara el dolor temporalmente. Tú sabes que si tienes una jaqueca, por mucho kiki que eches, la jaqueca no te la quitas. Incluso podrías empeorar…

Tiene que ser hoy que mañana te viene la regla

Esta frase solo se la podemos permitir a aquellos pacos que son megaorganizados. Aquéllos que saben cuándo va a llegar el próximo recibo de la luz, qué día y hora tiene la niña dentista o cuánto ha variado el precio del cartón de leche de soja en los últimos 12 meses. Si nuestro chico no es de esos, es una frase vacía más. Por muy, muy muy (por triple) puntuales que seamos en nuestras menstruaciones, día arriba día abajo, siempre hay cambios. Y nuestros chicos, ni idea de eso.

 

Hay que aprovechar que los niños duermen

Bueno, ésta es de las razonables si lo que te gusta es la intimidad. Pero hay que asegurarse de que están durmiendo. No “darlo por sentado”. Cuando son muy pequeños, lo normal es que llamen “Mamáaaaaaaa”, antes de levantarse. Pero cuando son más autónomos, nadie te garantiza que no vayan a salir de su cuarto sin hacer pizca de ruido y plantarse a tu lado con cara de investigador que está haciendo trabajo de campo en tema sexo o con cara de alucinados por la escena tórrida o con un enorme susto en el cuerpo por si su papá aplasta a su mamá.

Necesito hacerlo porque los tengo tan hinchados que me rozan con los pantalones

¡Halaaaaa!!! Eso es una burrada en toda regla. A mí con esas frases no me convencen más que para seguir conectada al Privalia y comprarle un par de pantalones que no sean paqueteros a mi paco. Y por supuesto, contestarle con una delicada frase del tipo “utiliza tu mano para aliviar tamaño problema”. El Tantra, una filosofía que promueve la no eyaculación en el sexo (o al menos no de forma incontrolada), puede enseñar a tu paco técnicas muy útiles para que se le desinchen…

Cuando hay luna llena da más gustito

La peor de todas las frases del manual, con diferencia. Ni un solo estudio científico avala que la luna llena y el placer sexual tengan algo en común. Cierto es que en muchas culturas se relacionan los ciclos lunares con la fertilidad. Pero que nuestro cuerpo femenino vaya a gozar más porque la luna esté llena, menguando, creciendo o como sea… ¡De eso nada, monada!

Cuando eramos novios , siempre te apetecía

Bueno, bueno, bueno, hasta aquí podíamos llegar. El “cuando eramos novios” quiere decir “hace tiempo, cuando eras más joven”. Y claro, lo que falta en un momento en el que tu cabeza está a otras mil cosas es que te recuerden que el tiempo no pasa en balde, que tenemos unos cuantos años más de achaques, de noches en vela  y no por gusto, de preocupaciones y no solo por una misma… Esta es la peor de las frases del manual. Manda a tu paco a tomar viento fresco. ¿Acaso él es igual que hace 15 años? Saca la artillería y corta por lo sano.

Y a seguir viendo tu serie favorita 😉

Ruth de R.
Ruth de R.http://www.semecaelacasaencima.com
Soy de esas personas que siempre llega tarde, siempre tiene que hacer más de tres cosas para ayer pero siempre lo hace con una sonrisa puesta. Estoy encantada con mi vida, aprendiendo cada día, disfrutando todo lo que puedo. Y riéndome, que es el ejercicio más saludable de todos
RELATED ARTICLES

25 COMENTARIOS

    • En serio… Y no veas como se ponen algunos con la luna… Que si salen colmillos, que si me parzco a Lobezno…

    • Chica, que se creen un hombre lobo capaz de colonizar el mundo con lobatos… Yo que sé!! Se ponen a inventar y no hay excusa con la que no lo intenten

  1. Bueno, sí que alivia un poco el dolor de cabeza. Lo que pasa es que con un migrañón del 15 pues no apetece meterse en faena, ni a cambio del efecto analgésico un ratito jaja!

    • Que si, pero que es alivio momentaneo. Cuando desaparece la vasodilatación, pues na… Vuelve y hasta más fuerte!!

    • Que me parece imposible en el 95% de los casos… Pero bueno, seguro que hay alguno que tiene instalado el Period Plus en el móvil y lo sabe todo sobre tu menstruación

  2. Jajajajajaja, no se dan cuenta de que lo que mejor funciona (al menos a mi), es que te hagan la cena y te sirvan un par de copas de vino blanco. Me he reído mucho! Besicos

    • Eso si!! Pues no, en eso no caen… En mi caso, no me resisto s un masaje. Para lo demás, encuentro mil excusas. Un beso, guapa!!

  3. Jajaja que bueno el post. Me he reído mucho!
    En mi casa es al revés… Será que yo estoy en paro, que las hormonas me tienen como loca con el embarazo o los 12 años de diferencia, pero casi siempre (por no decir siempre) soy yo la que va detrás de él. Eso si, me cuesta menos convencerle que si fuese al revés jejejeje
    Besos!

    • Eso sí que está bien, mira… Y creo que me estas inspirando para un post… Aunque como bien dices, es que normalmente a ellos cuesta poco convencerles..

  4. Jajaja, lo de la luna nunca lo había escuchado y lo del dolor de cabeza, lo que te decía Mama en Bulgaria, con dolorcillo vale, con un migrañon del quince ni de coña jaja.

    Yo me apunto a la opción de Marififi, que me prepare la cena y unos mimitos funcionan mejor.

    • Ya te digo… Creo que el asunto está en la “reconquista” diaria. Vamos, que se lo curren… Entonces tendrán su premio

    • Pues hay todo un mundo alrededor de la luna llena: que si las mujeres estamos más alteradas y nuestra fertilidad a tope, que si las feromonas de la mujer en luna llena se segregan más, que si los hombres enloquecen con la luna como las mareas…
      Cualquier excusa es buena.
      Gracias!!

      • Que sepáis que en nuestra cuadrilla de amigas una de ellas asegura que cuando hay luna llena tiene la libido por las nubes, así que claro, su pareja tiene controlado el calendario lunar que no veas… Jajaja

  5. Ja, ja, ja. Muy bueno. Yo esto también con lo de la cena. Lo que no sabe mi Paco es que el día que se ocupe de tender la ropa, recogerla, doblarla y guardarla en los armarios caeré rendida ante sus “encantos”.

  6. Pues que se lo trabajen un poquito no esta mal, sobretodo si hay algún detalle inesperado salir a cenar, copa de vino, masajes por que no!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
<