Leyendas urbanas para llevarnos a la cama

25

Quién dice a la cama, dice al sofá, a la ducha, encima de la mesa de la cocina o en el cuarto trastero. Donde sea que os guste practicar sexo o donde vuestra pareja insista en practicarlo (aunque luego desmitifiquemos ciertos polvos). Desde el comienzo de los tiempos, nuestros pacos, en su condición de machos procreadores, han insistido una y otra vez, en practicar sexo “cuanto más mejor”.

Y claro, si una no está por la labor, sea cual sea la excusa del momento, ahí están ellos, con su manual de Frases que funcionan para echar un kiki. Porque sí, ese manual existe, y se lo entregan de una a otra generación. Nosotras no lo hemos visto nunca, porque no sabemos buscar (¿alguna se ha creído esto?). En este manual hay un apartado completo para las Frases que funcionan cuando tu mujer no está muy convencida de tener sexo justo en el momento que a ti te apetece.

 

img_0428

El sexo es bueno para el dolor de cabeza

Es la más común de las frases. Y claro, no es cierta. Al menos no del todo. Cuando tenemos un orgasmo, la hipófisis produce oxitocina, la hormona del placer. Esta producción desencadena a su vez la segregación de endorfinas, que sumadas a la vasodilatación general (también de la cabeza), enmascara el dolor temporalmente. Tú sabes que si tienes una jaqueca, por mucho kiki que eches, la jaqueca no te la quitas. Incluso podrías empeorar…

Tiene que ser hoy que mañana te viene la regla

Esta frase solo se la podemos permitir a aquellos pacos que son megaorganizados. Aquéllos que saben cuándo va a llegar el próximo recibo de la luz, qué día y hora tiene la niña dentista o cuánto ha variado el precio del cartón de leche de soja en los últimos 12 meses. Si nuestro chico no es de esos, es una frase vacía más. Por muy, muy muy (por triple) puntuales que seamos en nuestras menstruaciones, día arriba día abajo, siempre hay cambios. Y nuestros chicos, ni idea de eso.

 

Hay que aprovechar que los niños duermen

Bueno, ésta es de las razonables si lo que te gusta es la intimidad. Pero hay que asegurarse de que están durmiendo. No “darlo por sentado”. Cuando son muy pequeños, lo normal es que llamen “Mamáaaaaaaa”, antes de levantarse. Pero cuando son más autónomos, nadie te garantiza que no vayan a salir de su cuarto sin hacer pizca de ruido y plantarse a tu lado con cara de investigador que está haciendo trabajo de campo en tema sexo o con cara de alucinados por la escena tórrida o con un enorme susto en el cuerpo por si su papá aplasta a su mamá.

Necesito hacerlo porque los tengo tan hinchados que me rozan con los pantalones

¡Halaaaaa!!! Eso es una burrada en toda regla. A mí con esas frases no me convencen más que para seguir conectada al Privalia y comprarle un par de pantalones que no sean paqueteros a mi paco. Y por supuesto, contestarle con una delicada frase del tipo “utiliza tu mano para aliviar tamaño problema”. El Tantra, una filosofía que promueve la no eyaculación en el sexo (o al menos no de forma incontrolada), puede enseñar a tu paco técnicas muy útiles para que se le desinchen…

Cuando hay luna llena da más gustito

La peor de todas las frases del manual, con diferencia. Ni un solo estudio científico avala que la luna llena y el placer sexual tengan algo en común. Cierto es que en muchas culturas se relacionan los ciclos lunares con la fertilidad. Pero que nuestro cuerpo femenino vaya a gozar más porque la luna esté llena, menguando, creciendo o como sea… ¡De eso nada, monada!

Cuando eramos novios , siempre te apetecía

Bueno, bueno, bueno, hasta aquí podíamos llegar. El “cuando eramos novios” quiere decir “hace tiempo, cuando eras más joven”. Y claro, lo que falta en un momento en el que tu cabeza está a otras mil cosas es que te recuerden que el tiempo no pasa en balde, que tenemos unos cuantos años más de achaques, de noches en vela  y no por gusto, de preocupaciones y no solo por una misma… Esta es la peor de las frases del manual. Manda a tu paco a tomar viento fresco. ¿Acaso él es igual que hace 15 años? Saca la artillería y corta por lo sano.

Y a seguir viendo tu serie favorita 😉

Comparte
Artículo anteriorSecretos para organizarse bien el tiempo
Artículo siguienteCosas que gustan a todos menos a mí

Soy de esas personas que siempre llega tarde, siempre tiene que hacer más de tres cosas para ayer pero siempre lo hace con una sonrisa puesta. Estoy encantada con mi vida, aprendiendo cada día, disfrutando todo lo que puedo. Y riéndome, que es el ejercicio más saludable de todos

25 COMENTARIOS

    • Chica, que se creen un hombre lobo capaz de colonizar el mundo con lobatos… Yo que sé!! Se ponen a inventar y no hay excusa con la que no lo intenten

    • Que me parece imposible en el 95% de los casos… Pero bueno, seguro que hay alguno que tiene instalado el Period Plus en el móvil y lo sabe todo sobre tu menstruación

    • Eso si!! Pues no, en eso no caen… En mi caso, no me resisto s un masaje. Para lo demás, encuentro mil excusas. Un beso, guapa!!

  1. Jajaja que bueno el post. Me he reído mucho!
    En mi casa es al revés… Será que yo estoy en paro, que las hormonas me tienen como loca con el embarazo o los 12 años de diferencia, pero casi siempre (por no decir siempre) soy yo la que va detrás de él. Eso si, me cuesta menos convencerle que si fuese al revés jejejeje
    Besos!

    • Eso sí que está bien, mira… Y creo que me estas inspirando para un post… Aunque como bien dices, es que normalmente a ellos cuesta poco convencerles..

  2. Jajaja, lo de la luna nunca lo había escuchado y lo del dolor de cabeza, lo que te decía Mama en Bulgaria, con dolorcillo vale, con un migrañon del quince ni de coña jaja.

    Yo me apunto a la opción de Marififi, que me prepare la cena y unos mimitos funcionan mejor.

    • Ya te digo… Creo que el asunto está en la “reconquista” diaria. Vamos, que se lo curren… Entonces tendrán su premio

    • Pues hay todo un mundo alrededor de la luna llena: que si las mujeres estamos más alteradas y nuestra fertilidad a tope, que si las feromonas de la mujer en luna llena se segregan más, que si los hombres enloquecen con la luna como las mareas…
      Cualquier excusa es buena.
      Gracias!!

      • Que sepáis que en nuestra cuadrilla de amigas una de ellas asegura que cuando hay luna llena tiene la libido por las nubes, así que claro, su pareja tiene controlado el calendario lunar que no veas… Jajaja

  3. Ja, ja, ja. Muy bueno. Yo esto también con lo de la cena. Lo que no sabe mi Paco es que el día que se ocupe de tender la ropa, recogerla, doblarla y guardarla en los armarios caeré rendida ante sus “encantos”.

  4. Pues que se lo trabajen un poquito no esta mal, sobretodo si hay algún detalle inesperado salir a cenar, copa de vino, masajes por que no!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre