lunes, mayo 16, 2022
InicioMujer Actual7 tradiciones que no pueden faltar en tu boda

7 tradiciones que no pueden faltar en tu boda

Siempre pensé que la época de bodas era primavera-verano, sin embargo, de unos años aquí estoy notando un ligero cambio en la tendencia. De hecho, este año tengo cuatro bodas en los tres últimos meses del año. Sí, has leído bien, ¡cuatro! Menos mal que alguna despedida de soltera me la salto y no porque no me gusten si no porque estaría de fiesta e fiesta de aquí a final de año.

boda

Lo reconozco, soy una enamorada de las bodas, la mía fue uno de los días más bonitos de mi vida y conozco a poca gente que no piense así. Como toda fecha importante, tiene un montón de tradiciones y costumbres unidos a ella, vamos a ver algunas cosas que no puedes dejar de hacer en tu boda.

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

boda zapatos

Es una de las tradiciones más conocidas y tiene su razón de ser. Algo viejo simboliza la vida de soltería de la que viene, algo nuevo la nueva vida que comienza, algo prestado representa la aceptación del matrimonio por parte de la familia o amigos y finalmente, algo azul es símbolo de la pureza del amor y de fidelidad.

Los huevos a Santa Clara

Llevar los huevos a las clarisas es una manera de “asegurarte” el buen tiempo en tu boda. En la actualidad en muchos monasterios prefieren el dinero a los huevos así que infórmate antes de acudir.

Cruzar el umbral en brazos la noche de bodas

Si eres alta y no estás precisamente delgada como yo, compadezco a tu novio… peeeeeero toda novia debe entrar en brazos en la habitación su noche de bodas. El motivo es que, antiguamente se creía que esta era la manera de alejar a los espíritus que se escondían bajo la puerta de la casa y así se podía empezar una nueva vida sin las malas energías.

Tirar arroz y pétalos

boda petalos
Lanzar arroz y pétalos a los novios a la salida de la iglesia representa la prosperidad y felicidad. Es una de mis tradiciones preferidas aunque sí, luego irás con los granos de arroz metidos en ese precioso recogido que te costó meses elegir.

Empieza con el pie derecho

Cualquier persona que sea mínimamente supersticiosa sabe que SIEMPRE hay que empezarlo todo con el pie derecho, con más motivo, el día de tu boda en el que estás empezando una nueva vida. Os confesaré que el 31 de diciembre levanto los pies y en cuanto me como la última uva, pongo el derecho en el suelo, imaginaros entonces si lo hice el día de mi boda…

Colocar alfileres

Esta tradición yo no la conocía pero es muy típica en algunas zonas de España. Después del banquete la novia le pone a las invitadas un alfiler, si están casadas colocará la cabeza del alfiler hacia arriba, si están solteras, hacia abajo. Si las solteras pierden el alfiler antes de que termine la fiesta, significará que no tardarán en casarse.

Lanzar el ramo

boda ramo
Una de las preferidas de muchas mujeres en la que la novia se pondrá de espaldas, y lanzará el ramo. Todas las mujeres casaderas se colocarán para recogerlo y, la que lo coja, será la próxima en pasar por el altar. Hay muchas maneras originales de lanzar el ramo aunque cada vez son menos las que lo hacen y, por el contrario se lo entregan directamente a la persona que “creen” o quieren que sea la próxima en casarse. El origen de esta costumbre no está claro, pero es una manera de compartir la felicidad y buena suerte de la novia.

Además de estas que son más conocidas, hay algunas zonas que tienen sus propias tradiciones ¿conoces alguna?, ¿en tu boda pusiste en práctica todas?

Imágenes: Pixabay

Maria Jardón
Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

15 COMENTARIOS

  1. Yo no cumplí ninguna, bueno, algo prestado sí llevé.
    Pero teniendo en cuenta que me casé después de 11 años de convivencia y con 3 hijos, no es de extrañar que fuéramos a nuestro aire ja ja ja ja. Sin embargo, estoy a favor de que cada cual cumpla las tradiciones que le resulten más cercanas y significativas, es una vivencia maravillosa.

  2. Menos la de los alfileres, q no lo conocía, y la de los huevos, creo q hice todas las demás. Yo no lancé el ramo, lo entregué. Pero aquí se estila regalar la figura de los novios del pastel (o una figura de novios) a la pareja que crees q será la próxima casarse. Si no lo hacen antes de un año, os deben pagar una comida. Jeje A nosotros nos la pagaron pq tardaron año y medio. Y también se regala la figura de una cigüeña a la pareja q crees q en breve serán padres o se quedarán embarazados.
    También es típico el regalado a los padres, madre, hermanos y abuelos. Y el detallado a todos los asistentes.
    Y María, estoy contigo, para mi fue uno de los mejores días de mi vida!!!

    • Me encanta lo de la figura de los novios y la cigüeña! A una boda que fui en las mesas de las parejas jóvenes nos habían puesto esas figuritas, pero a todos. A las parejas que estabamos casados la cigüeña y a los que todavía no, los novios. Además, cada figurita venia con su nota personalizada, la verdad es que me encantó el detalle.
      Bueno, y si además te ganas una cena jejejej ya mejor. gracias por tu aportación!

  3. Jaja yo no cumplí ninguna! No llevé ni vestido blanco, desde luego no fue una boda de película, pero fue exactamente lo que los dos queríamos.
    Ah y aunque no siga las tradiciones me gusta leer sobre ellas.. 😉

  4. Ups, sólo cumplí con dos… pero a nuestra primera hija la llamamos Clara, no sé si cuenta como tres tradiciones… La verdad es que no somos nada supersticiosos, jajaja.

  5. Pues me uno a las chicas que no cumplen todas las tradiciones. Llevé algo nuevo, el vestido, algo prestado, las joyas, pero no llevé nada viejo, aunque mi abuela me decía que como la llevaba a ella que la considerara mi “algo” viejo, aixx, que mona ella.
    No me casé de blanco. No entregué ni tiré mi ramo de novia. Ya que se lo llevé a la persona que más me faltó, física no mental, el día de mi boda. Eso sí, regalé figurita y réplica de ramos.
    Tuve damas de honor. No entré en la habitación en brazos, pobrete, lo mato si me tiene que coger.

    Lo del alfiler lo había visto. En una boda, hace muchísimos años, me lo pusieron. A mi se me cayó, eso sí, tardé casi 10 años en casarme. También me cayó un ramo en las manos en otra boda y eso que estaba despistada y no quería el ramo. Tardé 7 años en casarme. Jejejejeje.

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión