sábado, noviembre 27, 2021
InicioMujer Actual¿Tienes que dar una conferencia? Triunfa con estos consejos

¿Tienes que dar una conferencia? Triunfa con estos consejos

¿Has visto alguna charla TED? Son conferencias cortas pero intensas. Te enseñan muchas cosas, aportan datos interesantes, te emocionan… y todo en menos de 18 minutos, que es el tiempo máximo de duración permitido.

Conferencia sala

Llámame ilusa, pero cuando me invitan a dar una conferencia siempre pienso en que me encantaría que los que me escuchen se sintieran como si estuvieran en una charla TED. Intento enfocar el contenido para que sea útil y emocionante a la vez y, por supuesto, lucho para no ponerme muy nerviosa y poder disfrutar yo también de la experiencia.

No es que yo sea una superexperta de estos temas. Pero entre las veces que he tenido que hablar en público y los consejos que varios expertos me han ofrecido desinteresadamente, creo que puedo ofrecerte algunas ideas para hacer para que tu conferencia sea épica.

No te pongas nerviosa

conferencia ansiedad

Hay gente que tiene mucho miedo a hablar en público. Es algo bastante lógico porque es una situación en la que estás completamente expuesta. Sin embargo, siguiendo los consejos de Sara (y siendo consciente de que si estás dando esta charla es porque dominas el tema) pronto te olvidarás del síndrome del impostor y empezarás a disfrutarlo.

Piensa que lo normal es que todos los asistentes sepan menos que tú sobre el tema que estás tratando. (Por eso ellos están escuchando y tú hablando). Así que no tienes por qué tener miedo de equivocarte.

Una cosa que se recomienda es que si estás nervioso, lo digas tranquilamente al inicio de la charla. Así conseguirás que los que van a escucharte empaticen contigo y la presión del momento baje rápidamente.

Comprobaciones técnicas

conferencia sala 2

No hay nada peor que empezar una conferencia sin haber tenido tiempo de comprobar que todo funciona: proyector, ordenador, micrófono, etc.

Cuando estas cosas técnicas fallan pueden hacer que te desconcentres y que los asistentes pierdan rápido el interés.

Por eso, es recomendable llegar con tiempo a la charla, llevar cables de repuesto y hacer las pruebas necesarias antes de empezar, para comprobar que todo funciona como debe.

Muy importante también llevar agua porque no hay nada peor que tener la boca seca durante la charla y no poder beber.

Presentación

conferencia

Es muy  conveniente llevar una presentación o un guión que te ayude a seguir el hilo de lo que estás contando y permita también al público entender mejor la charla. Pero no se trata de escribir todo lo que decimos en un power point. Piensa que las personas que están ahí han ido a escucharte a ti, no a verte leer lo que dice en la pantalla.

A la hora de hacer la presentación puedes usar fotografías que ilustren lo que estás diciendo, frases cortas, citas de expertos, etc. Todo lo que se te ocurra que pueda gustar al público y al mismo tiempo ayudarte a seguir el orden de la charla.

Sonreír y bromear

conferencia Pedagogía Blanca

Si hay algo que te acerca a tu público es el buen humor y la sonrisa. De hecho, se recomienda siempre empezar las charlas con una broma o anécdota graciosa para relajar el ambiente.

Además, se sabe que las personas están más receptivas si están relajadas y aprenden más cuando están contentas. Así que la sonrisa y el humor son herramientas fundamentales, si quieres que todos recuerden tu charla como un éxito.

Habla despaaaaacio

conferencia slow

Muchas personas tenemos la tendencia de hablar muy rápido, sobretodo cuando hablamos en público. No es lo más conveniente. Si hablas muy deprisa, el mensaje no llega. A veces, no se entiende bien. Y si el público no tiene tiempo de madurar lo que estás diciendo, seguro que no consigues emocionar con tu charla.

Hablar despacio permite a la audiencia entender mejor el mensaje. No recibe tus «prisas» ni tu «urgencia por salir de ahí,» sino todo lo contrario. Recibe tu tranquilidad, tu pasión por el tema que estás tratando y tus ganas de que se te entienda.

El mensaje llega mucho mejor cuando es pausado. Así que no corras.

Si ves que estás yendo demasiado rápido, respira hondo. Bebe agua, cambia de postura o haz algo que te saque de la autopista y luego sigue hablando.

Anclaje

dar una conferencia

Puede ser un bolígrafo en la mano, un clip o cualquier gesto que te ayude a centrarte en tu exposición y a olvidarte de lo demás. 

Hay gente que usa objetos que le recuerdan al hogar (una foto de su hijo, un juguetito de bebé), movimientos del cuerpo (tocarte el pelo, colocar la corbata).

Se trata de cosas que te ayudan a centrarte, a no tener la mente dispersa y a sostener la emoción que necesitas.

Latiguillos y movimientos corporales (tics)

conferencia anclaje

Ojo con ellos, porque la mayoría de las veces los usamos sin darnos cuenta y pueden desconcentrar a la audiencia.

Hay expertos que dicen que es peor intentar eliminar los latiguillos, porque se nota que estamos forzando la situación. Otros, en cambio, dicen que debemos ensayar mucho hasta que consigamos eliminarlos por completo.

A mí particularmente no me gustan. Cuando veo grabaciones de mis charlas me molesta escucharme haciéndolos, así que yo estoy trabajando para suprimirlos.

Storytelling

conferencia storytelling

Si hay algo que te acerca a tu público son las historias.

Historias personales, de amigos, de familia, de clientes… Todos adoramos las historias y nos ayudan a entender mucho mejor los mensajes que recibimos.

A todo el mundo le gustan las historias y son un recurso fantástico para emocionar y convencer a tu público.

Aprende de los mejores

conferencia aprende

No te cortes en visualizar las charlas que más te hayan gustado. Yo, por ejemplo, estoy suscrita a las charlas TED y TEDx no sólo para aprender cosas interesantes, sino también para aprender a mejorar mis exposiciones como conferenciante.

Te dejo esta charla que me emocionó especialmente para que veas a lo que me refiero:

Y estos son los consejos con los que creo que puedes triunfar y dejar huella en la audiencia cuando des una conferencia. ¿Tienes más consejos para mí? Me encantará leerlos en los comentarios.

Imágenes gracias a Pixabay, Pedagogía Blanca y TED.

Pilar Martínezhttp://www.maternidadcontinuum.com/about
Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna. Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de "otras cosas" que también me interesan ;)
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. Algún día no muy lejano me gustaría ser capaz de dar una charla TED. Y digo ser capaz porque eso implicaría tener algo importante que decir. Presentar #elverMMMut me hizo tener ganas de hablar más a menudo en público. Gran post, compañera.

  2. ¡hola! pues lo del «anclaje» desde luego que es básico, y lo del humor también viene bien, sobre todo al inicio para romper el hielo, pero ojo con abusar, que «el club de la comedia» ha hecho mucho daño en este sentido .. 😉
    para el tema de los tics y dejes que todos tenemos, es muy útil grabarte y verte. te sorprenderás haciendo y diciendo cosas de las que no eras consciente. es muy útil. y claro que se pueden eliminar sin que se note forzado. es cuestión de práctica, ¡como todo!
    bss!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Verónica Trimadre on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?