viernes, octubre 22, 2021
InicioOcioDespedidas de soltera

Despedidas de soltera

Aviso a lectores: no estoy casada, por lo que no he vivido la «emoción» de una despedida de soltera, pero he organizado y participado en varias, y muy diversas.
En el pueblo donde vivo, las mujeres cuentan que antes las despedidas de soltera eran organizadas por las novias, ellas invitaban a sus amigas y/o quintas (todas las nacidas en su año) y algún familiar a cenar. Y por lo tanto se sorprenden cuando les contamos como son hoy en día las despedidas de soltera. Hablo de las despedidas de mujeres, sobre las de los hombres prefiero no indagar mucho…

¿Cómo fue vuestra despedida? Yo creo que hay varios tipos de despedidas de soltera. A ver que me os parece mi clasificación.

1. Tradicional. Esta es la que más se ve por ahí. Típicos grupos de chicas disfrazadas o con complementos sexuales, que arman alboroto y cantan «esa novia como mola se merece una ola, ehhhh» . Consiste en recoger a la novia de su casa por sorpresa, disfrazarla, cenar e irse de marcha. Si además aparecen boys en escena, ¡despedida completa!

"Naked butlers with a hen party, Bristol 2013" by Hunks in Trunks
«Naked butlers with a hen party, Bristol 2013» by Hunks in Trunks

2.Viaje. ¿Hacer la despedida en tu ciudad o en la montaña? Buuuuu eso ya no mola, ahora se lleva dejarte un pastón, coger un avión y hacer el cabra igual que en la despedida tradicional pero fuera de España -y de paso hacer turismo, claro-. Este tipo de despedida de soltera requiere un desembolso amplio y no es la más habitual, pero cuando en un grupo de amigas hay pocas probabilidades de más bodas, suelen darlo todo por la chica que se casa.

3. Aventura. Últimamente estas están más de moda. Irse a la montaña y hacer alguna actividad de riesgo para que la novia llegue con moratones a la boda. En estas despedidas también se puede disfrazar a la contrayente, pero no hace el ridículo de la misma manera.

Zip-line_over_rainforest_canopy_4_January_2005,_Costa_Rica

4. Despedida high level. Alquilar un barco privado, una limusina… Vaya caché, ¿eh? Aunque sea poco rato, la novia lo vive como una reina. También suele ser caro, pero se puede encontrar de todo. No os penséis que hay masajes a bordo con cremas con partículas oro, no, no. En el barco hay música a tope, camareros buenorros -nada de reguleras– y alcohol para hundir la embarcación. Y en la limusina, alcohol por descontado y karaoke. Ese que no falte.

Si me tuviera que queda con una me quedaría con la de aventura. Algo diferente para una ocasión especial. Eso de ir como locas por la ciudad donde vives, donde te conocen, me da vergüenza. Igual si me llevasen a otra ciudad, también me soltaba más…

¿Cómo fue tu despedida de soltera o cómo te gustaría que fuera? ¡Esperamos vuestras respuestas!

Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

15 COMENTARIOS

  1. Hola chicas!
    A mí las despedidas esas de que te disfrazan de mamarracho y te lleven un boy no me molan nada de nada.
    Yo me case ya hace 10 años, en el 2014.
    Mis amigas me organizaron una despedida estupenda. Hoy es el día en el que todavía la recuerdo y me río.
    Me llevaron a una casa de turismo rural un fin de semana. Eramos 14 chicas y nos lo pasamos genial.
    Comimos todas juntas,cenamos,desayunamos…y por supuesto tuvimos un fieston. Pero todo en un ambiente muy sano.
    No es necesario gastarse mucha pasta para pasarlo bien.
    Un beso chicas y ánimo , seguid así.

  2. Yo he ido a las 3 primeras, la mía fue una fiesta de disfraces con amigos de las dos partes y algunos niños en el jardín de casa de mis padres, monologo de una amiga incluida.Otras que he hecho han sido gymkanas en una finca y lo pasamos genial

  3. Hola!!
    En mi despedida todo fue muy Light hasta que llegó el postre de la comida…. Una tarta de chocolate con un … (Eso) de chocolate macizo que no fuimos capaces ni de cortar con un cuchillo de sierra. Recuerdo que la habian hecho super detallada. Yo me moría de vergüenza jajajaja
    Después, en los cafés y licores varios, mi mejor amiga no hacía más que decirme «bebe, tu bebe, hazme caso!» Y yo empece a pensar mal…. Me disfrazaron de Blancanieves y me llevaron a otra sala donde había una silla en el medio. Las miré con miedo, les dije que no quería ningún tio en mi despedida, sólo quería fiesta de chicas y ya.
    Al rato, apareció un boy. Que mal rato pasé, que vergüenza!!! El nada más que cogiendome las manos para tocarle y yo intentando no tocarle jajaja (encima pinchaba!!)
    Luego nos echamos a reir con el chico porque me dijo que ojala las novias fueran asi como yo, que ha tenido algunas que se lo han llevado a reservados o aseos para liarse con el, las novias y amigas de las novias. Vamos, que yo soy de las de ver, oír y callar jajajaa y no tocar jajajaja
    Luego, ese mismo boy apareció en un capítulo de ‘La que se avecina’, cuando Lola celebra su fiesta por el divorcio con Javi. Hace el mismo número que hizo en mi despedida.

      • A mi tampoco me mola lo de los boys, de hecho a mi mejor amiga que no quería ni eso, no disfraces ni pitos en diademas o cosas asi…. Salvo lo último de lo demas no me libre de nada porque no quisieron hacerle caso 🙁
        Y encima odio disfrazarme!! Y no, ellas no se disfrazaron de nada las jodias
        Pero bueno, ese día era especial y me dejé llevar sin más…

  4. No me gustan nada las despedidas de solteras tradicionales, con boys y todo eso. Con mis amigas hemos hecho despedidas más bonitas: fin de semana en una ciudad de fuera, día completo de spa, restaurante y teteria, cena, espectáculo de monólogos y copas, etc. La mía fue conjunta, porque mi marido y yo somos del mismo grupo de amigos. Fin de semana en casa rural con todos los amigos, que incluyó una visita a una bodega de la zona y comida en un buen restaurante. Fue muy divertido.

  5. ummmmmmmmmm qué buen tema.. toca rememorar..jejejeje.. yo tuve 2 despedidas. La primera fue con las amigas de la infancia. Me mandaron hacer una pequeña maletita con cosas de lo más dispares y era porque me llevaban a un centro de talasoterapia junto al mar. Luego disfraz cutre de sado y cena y alcohol como si no hubiera un mañana. Por suerte eran las fiestas del pueblo y el día de los disfraces y desentoné más bien poco (menos mal..jejejeje). Todo a gastos pagos. La segunda fue con las amigas y familia del pueblo de vacaciones (me casé ahí y aprovechamos). En esta tuve que pagar yo la cena para todas y ellas me hicieron recorrer medio pueblo sola, de bar en bar, y en cada uno de ellos me daban una pista para el siguiente pero después de haberme bebido lo que ellas había pagado (tequila, kalimotxo, orujo…).
    Vamos, que acabé en las dos borracha como una cuba y lo más gracioso es que luego me enteré que ya estaba embarazada!!!!!!!!

  6. A mí es que el concepto ya no me gusta, ¿despedirme de qué? Que me caso, no me meto a monja de clausura. Además, nosotros ya vivíamos juntos así que menos sentido tenía y no hicimos nada ninguno de los dos, ya avisamos que no queríamos. De haber hecho, supongo que habría sido algo conjunto.

  7. Yo no quería despedida, así es que nos la hicieron conjunta, pero a parte de hacer el ridículo mendigando bebidas gratis por todos los bares del Pueblucho Infernal y cenar todos los amigos juntos poco más hicimos.

  8. Yo me casé hace 5 años y me hicieron la típica despedida de soltera. Me disfrazaron de gatita y ellas iban de ratoncitas. Todas de blanco y yo de negro. Me hicieron pasearme por el barrio, con una banderola super mona, y una cestita donde llevaba chupa chups. Tenía que venderlos y la verdad que la gente fue muy amable y simpática. Mis amigas llevaban pancartas tipo: Está loca. No sabe lo que hace. No se puede casar tan joven,…
    Después cena de picoteo en casa de una de ellas. El postre un pene de chocolate (hecho con fondant). Después llegó el boy. Que no me gustó nada de nada. Pero bueno. Por último, fuimos a la calle y vino una limusina (media hora tarde) y esta nos llevó hasta la disco, por medio de Barcelona. Eso sí me gustó. Con cava incluido. La noche terminó en una discoteca.

    En cambio yo preparé una, para una de mis mejores amigas, totalmente diferente y de la cual, todavía se sigue hablando.
    Lo primero es que los novios prefirieron hacerla conjunta. Entre mi marido, otro chico y yo preparamos todo. Lo primero una gincana por el parque Güell, en medio de todos los guiris, tuvieron que cantar, adivinar películas, hacer un teatrillo (pelea incluso), después fueron haciendo el paquito el chocolatero. Les colgábamos medallas, que eran sartenes como regalo, cada vez que ganaban alguna prueba. Me hice pasar por el científico loco de lost, y les dije que si querían fiesta, debían rescatar a sus amigos y lo hicieron genial. Por último, nos fuimos a un restaurante (de mi familia), comida a borbotones y super sorpresa. En vez de boy, traje a un DrakQuenn, que nos lo hizo pasar de fábula. Este chico además, preparó con cuatro de los invitados (entre ellos mi marido), una coreografía de las Divinas, y terminamos todos bailando en medio del restaurante. Después el que quiso, se fue a una disco, donde conseguimos que entraran gratis, a la zona vip, con una botella de cava de regalo.
    Como te digo, aún se comenta esa fiesta!!

    Así que despedidas todas son diferentes. Depende de la novia, novio y de las personas que la montan.

    Saludos

  9. A mí no me apasionan las despedidas de soltera, así como concepto. En la mía nos juntamos mis amigos a cenar y ya, me daba igual que fueran amigos que amigas. Como mi marido tiene su grupo y yo el mío pues ya estaba. Me lo pasé muy bien, pero vamos, que tuvo poco de humillante, que a mí esas cosas no me gustan nada

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno