miércoles, mayo 25, 2022
InicioMujer Actual¿Por qué de blanco, Instagram?

¿Por qué de blanco, Instagram?

burrotaxi-mijas
En Mijas… ¡hasta los taxis son blancos!

Hace unos días Patch nos dio 5 tips para triunfar en Instagram como madre cuqui pero ella no mencionó un detallito que, a mi entender (de principiante-sin-pajolera-idea-de-instagram-“por-qué-NO-te-callas”), puede ser vital. Y es que… Instagram es BLANCO. ¿Os habéis fijado?

Se dice que el amarillo es el nuevo negro, pero la realidad es que el blanco es el que triunfa en el mundo digital. Y la pregunta es: ¿Por qué?

Mira que tengo varios borradores a medias y la urgencia de terminar uno de ellos para ya. ¿Y qué hago? ¿Ponérmelo fácil y liquidar algún tema antes de que caduque? Pues no. Me voy por otros derroteros… es lo que tiene la dispersión.

¿En serio vamos a hablar de blancos en pantalla? No es que me haya quedado en blanco. Se me ocurren otras cosas de las que hablar pero hoy ha nevado y por más que me esfuerzo, al mirar a mi alrededor todo lo veo del mismo color. Pongo los ojos en blanco y acepto que hoy no puedo escribir de otra cosa.

Sí, claro, hay cuentas llenas de color como la de los suelos parisinos (@parisianfloors) o la de los guapetones leyendo (@hotmenreading) que nos encanta. Dicho sea de paso. También encontramos tags coloristas como #colorfulwalls, #lapicesdecolores o #cabellodecolores pero, rectificadme si me equivoco, parece que lo que triunfa es lo pálido. Instagram nos enseña a pensar composiciones bonitas, nos entretiene, nos regala la vista… A menudo pinta nuestro mundo de color pero en la mayoría de los casos nos incita a DE-colorarlo. Repito: ¿Por qué? Con lo que yo he llegado a odiar los colores pastel…

¿Por qué el blanco es tan popular en la red?

Etsy nos enseñó a montar esos treasuries como mosaicos minimalistas de productos, con gran presencia de blanco. ¿Será que nos acerca a esa ansiada simplicidad que tanto nos cuesta lograr? ¿Será que el blanco nos relaja y compensa el exceso de input al que nos vemos abocados día tras día? ¿Tal vez por ser el color asociado a las divinidades? ¿Quizá porque transmite pureza? (Qué manía con la pureza. Con lo bonito que es acumular experiencias, cicatrices e impurezas que nos distingan…)

¿Será por su simbología? ¿Será porque así el conjunto de fotos combina mejor? ¿Será porque uno lo hizo y el resto somos unos copiones? Por favor científicos, fotógrafos, ópticos y grafistas del mundo o, simplemente, gente con criterio, ¿podéis sacarme de esta duda que no me deja dormir?

Según Concha Blanch, el blanco es “fácil de utilizar y queda bien con todo. Además nos aporta claridad, calma, pureza, dulzura, inocencia, sencillez, solidaridad, pensamiento positivo, amor incondicional y paz interior.”

Paz interior…

Soy nueva en Instagram. Esta no es mi única pregunta. Pero en un día blanco como hoy, es la que más me inquieta. Ahora os dejo, que tengo que hacer un muñeco de nieve (o un iglú) para colocarlo luego en mi cuenta y blanquearla así un poquito.

En mi búsqueda de la verdad, he encontrado este vídeo en que una instagramera experimentada nos explica cómo blanquea sus imágenes (que ya de origen son más blancas que cualquiera de las de cualquier mortal de a pie). Ved que obsesión por la blancura.

Incluso hay hashtags que lo promueven como este: #whywhiteworks

Así que concluyo que para ser buena Instagramera, además de lo que comentó Patch el sábado pasado, vamos a necesitar lo siguiente:

Muebles blancos

https://www.instagram.com/p/BAm2po7CuNo/

Zapatos blancos

Converse classic ♡♥♡♥

A post shared by Hoang Lan Duong Phan (@landuongphan) on

Vestidos blancos

Paredes blancas (puestos a pedir, con textura)

Suelos blancos

Mascotas blancas

Nieve, cuanta más mejor

¡Y alegría! Claro. Eso siempre

[Tweet “RETO: ¿Os apuntáis a compartir vuestras fotos en Instagram con el HT #whiteMyMMagaz?”]

Imagen encabezado: Hernán Piñera

Nuria Puig
Nuria Puighttps://nurananu.wordpress.com/
Mi nombre es Nuria pero, donde vivo, tienden a llamarme Julia. He tirado la toalla y, si me llamas Julia, también me giraré. He trabajado en construcción y en educación pero lo que hace que me olvide de comer y de beber es: escribir. Voy por la vida con Gorro y a lo Loco
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. Mi lista de la compra para las próximas fotos: Un mantel blanco, platos blancos, un cojín blanco, cartulina blanca y un blanqueador dental. Creo que lo tengo todo par ser “lo más” en Ig!! Jajajajajaja!!

  2. Jajaja… yo, como Ruth, también tengo esa lista de la compra pendiente. Y, como tú, también me había dado cuenta de que IG es blanco, pero no entiendo por qué… Con tanta nieve a tu alrededor, lo tienes fácil para convertirte en la reina de IG, ¿no? 😉

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Pilar on