viernes, enero 28, 2022
InicioMujer ActualUna fecha para la reivindicación: el Día Internacional de la Mujer

Una fecha para la reivindicación: el Día Internacional de la Mujer

Dia-internacional-mujer

El Día Internacional de la Mujer se viene conmemorando desde el año 1975 como un día para reivindicar y celebrar el hecho mismo de ser mujer, cada año bajo un lema diferente pero con igual ilusión. En la página web de Naciones Unidas, podéis ver su historia y el porqué del mismo. El lema de este año es «Empoderando a las Mujeres, empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!» y me parece muy acertado. En una sociedad patriarcal como la nuestra, donde las mujeres son ninguneadas en algunas ocasiones y sus decisiones son a menudo puestas  en tela de juicio, hay que perseverar en el trabajo de empoderamiento recordando que, como «dadoras de vida», somos fundamentales para la llegada de nuevos individuos pero también que nuestro papel no es únicamente ese y que de nosotras también depende el desarrollo de la sociedad.

¿Por qué es importante el Día Internacional de la Mujer?

Piensa en el mundo. Sal de tu zona de confort e intenta imaginar un poblado tribal en África, una zona de guerra (confesa o encubierta) en Asia o un país en el que la creencia extrema imponga la ley. ¿Qué sucede con las mujeres allí? ¿Tienen los mismos derechos que los hombres? ¿Tienen, quizá, algún derecho? Desde ropajes que esconden la totalidad de su cuerpo a ablaciones que les impiden disfrutar de su sexualidad, son muchísimas las denigraciones a las que están expuestas las mujeres y, desgraciadamente, no estamos hablando de comportamientos medievales sino de comportamientos muy vigentes en la actualidad.

Vuelve ahora a tu zona de confort, a tu país, a tu ciudad, a tu entorno más cercano. ¿Conoces mujeres que han sufrido acoso? ¿Mujeres que desempeñando iguales funciones que sus compañeros hombres tiene peor salario o condiciones? ¿Alguna cuya pareja crea que las labores del hogar o el cuidado de los hijos son exclusivamente tarea femenina o que ella es de su propiedad? Si eres mujer, ¿te has visto reflejada en alguna de las situaciones anteriores?

Nada justifica ninguno de estos comportamientos, nacer con pene en vez de vagina no hace ser mejor ni confiere superioridad. Por eso que sigue vigente el Día Internacional de la Mujer, porque recuerda que aún queda mucho por hacer en ese sentido. Como recoge la iniciativa del Eldiario.es Micromachismos en muchas situaciones cotidianas se sigue considerando superior al hombre por el mero hecho de serlo.

¿Por qué es importante continuar con la reivindicación?

Yo nací en 1978 y lo hice en igualdad en España, tras muchos años de dictadura en los que las mujeres incluso necesitaron la firma de su marido para abrir una cuenta en el banco. Quizá es por eso que nunca he tenido la sensación de ser inferior al hombre: en la sociedad en la que vivo, al menos sobre el papel, la desigualdad no existe.

Lo cierto es que, según crecí, fui sufriendo comportamientos que me han hecho sentir incómoda, comentarios inadecuados, piropos molestos. Son muy variadas las situaciones en las que una mujer puede sentir un trato desigual. Es por eso que debemos perseverar en la reivindicación, para que esas salidas de tono aparentemente inocentes dejen de existir y, lo que me parece más grave, de justificarse. 

Hay otra cuestión que me parece muy importante: el mundo que les dejamos a nuestros pequeños. No quiero que mi sobrina se sienta nunca inferior a ninguno de sus hermanos, tampoco quiero que mi hijo crea que es mejor que ella. Quiero llegar a una sociedad en la que a cada unos se nos juzgue por nuestras capacidades y se nos exija en función de ellas, independientemente de nuestro sexo, quiero para ellos una corresponsabilidad real.

¿Y el futuro?

El futuro del Día Internacional de la Mujer debería ser su desaparición, de hecho, todos los días reivindicativos deberían extinguirse por la consecución del fin para el que fueron inventados. Ojalá llegue a verlo, será otro motivo más para sentirme feliz por ser mujer.

 

 

Let B. Díazhttp://estonoescomomelocontaron.com/
Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.
RELATED ARTICLES

10 COMENTARIOS

  1. Bienvenida!
    Cierto, este día debería desaparecer, eso significaría que no hay desigualdades de unos respecto a otros
    Un abrazo!

    • Te diría que te doy la razón, pero entonces estaríamos en bucle xD Ojalá lo veamos desaparecer pronto, ojalá nuestras reivindicaciones sean escuchadas con premura.

      Muchas gracias por la bienvenida. Un abrazo.

  2. Me ha encantado como siempre y ojala desaparezca ese día , yo lo que peor llevo son los machismos y el problema del trabajo y la conciliación

    • Anya, cuántos temas complicados en la sociedad actual recoges en tu comentario. Poquito a poco, con perseverancia, estoy segura de que lo conseguiremos.
      Un abrazo.

  3. Yo me siento igual que tú, y sobre todo, deseo también que este dia pueda desaparecer porque sea innecesario.
    Muy buen post.

    • Muchas gracias Violeta. Tengo ganas de compartir un ratito contigo… me hablan tan bien de ti. Ojalá llegue pronto el día en que pueda borrar la entrada. Un abrazo.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on