8 de agosto: Hoy es el día del Orgasmo femenino

0

Hoy es 8 de agosto y ¿sabéis lo que se celebra hoy? ¡Es el día del orgasmo femenino! Así que si ¡muchas felicidades! Hoy tienes la posibilidad de santificar las fiestas porque tener orgasmos es fantástico para nuestra salud ¿no me crees? Te lo contamos. 

Tener un orgasmo es bueno para la salud

Orgasmo femenino

Al contrario de lo que se creía (o de lo que nos vendían) hace años, tener orgasmos y disfrutar de un sexo placentero no tiene ninguna contraindicación. Ni se corta la mayonesa, ni nos quedamos ciegos por masturbarnos ni nada parecido. ¡Al revés! Masturbarnos nos aporta un montón de beneficios para nuestra salud.

  1. FUERA CALORÍAS. Correr hace que gastemos un montón de calorías, pero el verbo en reflexivo también. Podemos gastar entre 100 y 200 calorías teniendo relaciones sexuales y el orgasmo es el fin de fiesta perfecto. Además, el sexo reduce la presión sanguínea y la posibilidad de sufrir un ataque al corazón. ¡Maravilloso!
  2. FELICITÀ. Cuando tenemos un orgasmo aumenta la oxitocina que es la hormona de la felicidad (y la que activa el parto, dicho sea de paso). La oxitocina relaja y hace que durmamos mejor. Así que el sexo o la masturbación son un estupendo remedio contra el insomnio. 
  3. MEJORA EL SISTEMA INMUNITARIO. Con los orgasmos aumentan las inmunoglobulinas A (IgA), que es un anticuerpo que combate a los visitantes ingratos de nuestro cuerpo como son virus, bacterias y también toxinas. 
  4. JUVENTUD DIVINO TESORO. Tener orgasmos hace que tengas la piel mejor que nunca. Aumenta la circulación de la sangre, el oxígeno llega a la piel y se eliminan toxinas. Ese brillo que dicen que tenemos después de hacer el amor no es falso y nos da además años de vida. 
  5. FUERA DOLOR. Los orgasmos ayudan a aplacar el dolor por las endorfinas y la oxitocina. Tener un orgasmo durante la menstruación puede ayudarte… si no quieres tener sexo porque no te apetece siempre puedes como dice Justin Bieber Love yourself.
Mujer estrujando sábana en orgasmo

¿Cómo tener mejores orgasmos?

Todo en esta vida se puede mejorar… también los orgasmos. La clave de ello está en un gran olvidado de nuestro cuerpo, el suelo pélvico. Los embarazos pueden hacer que éste se quede hecho un desastre. Por el aumento del volumen y el peso durante el embarazo, así como por el cambio en nuestras hormonas, pueden relajarse de más los ligamentos de la región perineal y abominal. Si a esto le sumamos el estreñimiento, algo muy común durante el embarazo, llegamos a un debilitamiento del periné.

Este trae generalmente escapes de pis al reír, al estornudar etc. Algunas veces sólo es durante el embarazo, pero otras se alarga en el tiempo. Mucho cuidado con esto. Puede desembocar en un prolapso que  consiste en el desplazamiento de los órganos pélvicos empujando vagina y/o el recto. Para evitar esto lo mejor es ejercitar el suelo pélvico con los famosos ejercicios de Kegel.

Los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel puedes hacerlos tú sola o bien utilizar algún juguete como las bolas chinas. Básicamente se trata de contraer los músculos de nuestra vagina como si tratáramos de cortar el pipí. Existen muchas técnicas y hay profesionales especializados que pueden ayudaros con ello, como matronas, ginecólogos o sexólogos.

Realizar los ejercicios de Kegel es bueno para un montón de cosas: evitaremos el prolapso, las pérdidas urinarias (que por más que los anuncios de la tele se empeñen en vendernos como algo normal, no debería serlo) y también tendremos mejores orgamos ¡¡¡Oh sí!!! Un suelo pélvico fortalecido hace que el sexo sea mejor y que tengamos más facilidad para tener un orgasmo. Así que aunque nos dé pereza no deberíamos dejarlo nunca. 

MUCHO CUIDADO. Existe un caso en el que los ejercicios de Kegel no están recomendados para el suelo pélvico. Se trata de la hipertonía del suelo pélvico, que consiste en justo lo contrario a lo que hemos explicado antes, y es que es que tenemos el suelo pélvico contraído. Los músculos están agarrotados y tenemos precisamente que relajarlos.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertonía del suelo pélvico?

  • Tener que hacer pis muchas veces y con mucha urgencia
  • Pis con dolor o con chorro discontinuo
  • Vaciado incompleto de la vejiga. 
  • Dolor después de hacer caca
  • Dolor en los riñones o zona pélvica
  • Dolor al mantener relaciones sexuales 

Si tienes estos síntomas ¡acude al médico!. 

Fotos: Shutterstock