lunes, enero 17, 2022
InicioMujer Actual8 beneficios de masturbarse: las mujeres también lo hacemos

8 beneficios de masturbarse: las mujeres también lo hacemos

orgasmo-cuando-harry-encontro-a-sally

¿Cuántas veces habéis oído que los hombres sólo piensan en el sexo? ¿Que están todo el día pensando en mojar el churro, meter en caliente y otras muchas expresiones por el estilo? Todo el mundo tiene asumido que los hombres se masturban. El catálogo de expresiones para referirse a esto es ilimitado (en serio, probad… hacerse una paja, pelársela, sacarle brillo ¡yo qué sé!) porque ahora, pasados esos terrores apocalípticos que decían que si lo hacías te quedarías ciego, te saldrían granos o caerían sobre ti quince plagas, la gente asume que es lo normal y que es algo natural.

Pero sinceramente mi percepción es de que en el caso de las mujeres la cosa va mucho más lenta. Hemos dado pasos importantes: se celebran reuniones de Tuppersex y las mujeres comentamos los temas sexuales con las amigas sin que esto sea tabú, pero para la sociedad a veces tengo la sensación de que seguimos siendo lindas flores que, como los ángeles, no tenemos sexo. Y que yo sepa, un alto porcentaje de hombres se acuesta con mujeres. Y hay mujeres que se acuestan entre sí. Nacen niños, así que tan castas, puras y virginales no seremos. Ni las mujeres, ni las madres.

Miley orgasm

1. Mastúrbate por salud

Por salud genital. Entre los beneficios que tiene está la estabilización de la glucosa y la mejora de los niveles de insulina. Las mujeres que tienen más orgasmos tienen menos propensión a sufrir diabetes del tipo 2.

La liberación de endorfinas tiene efectos analgésicos: te duele todo menos), mejora la circulación y la presión arterial. Vamos, que si te duele la cabeza lo mejor que puedes hacer es tener sexo acompañada o sola. ¡Nada de que sea una excusa!

Además, si eres propensa a las infecciones urinarias te conviene masturbarte de vez en cuando porque limpiamos las bacterias alojadas en el cervix. Y si tenemos una infección, la analgesia y el relax que conseguimos nos ayudarán a calmar sus molestias.

¡Pero si vale para todo!

Mila kunis orgasm

2. Porque ayuda a conciliar el sueño

La liberación de endorfinas hace que nos relajemos. Si un día tienes insomnio, prueba a tener un orgasmo. Lo mismo te lo soluciona… y si no, mira, eso que te llevas, que no hay mal que por bien no venga. ¡Hay cosas que no sabemos si funcionan y probamos no vaya a ser que suene la flauta por casualidad!

Kim Catrall masturbating

3. Porque es gimnasia

¿No estamos todos locos con el running, jogging y todas estas cosas? Pues masturbarte te “entrena” y consigue que tu cuerpo se encuentre en las óptimas condiciones físicas para alcanzar el orgasmo y disfrutar mejor del sexo con tu pareja. Así que ¡oye! Si calma el dolor, te relaja y al mismo tiempo es gimnasia ¡yo no sé qué no hacéis todas que estáis corriendo a hacerlo!

Ok to go

4. Reduce los dolores menstruales

Pues yo no sé vosotras, pero hay pocas cosas que me resulten más horrorosas que el síndrome premenstrual. Masturbándonos podemos eliminar algunos de los síntomas como el dolor de ovarios, los calambres, las molestias en las lumbares… Esto sucede porque la sangre al masturbarnos fluye hacia la pelvis y esto hace que nuestros dolores se alivien.

Emma Stone oh yeah

5. Te hace sentir poderosa

Tu placer no depende de nadie más que de ti. Y esto te empodera, ese término que está tan de moda hoy en día. No necesitas a un hombre para darte placer, puedes hacerlo tú misma, con lo que la urgencia es mucho menor. No es que no necesitemos pareja, es que podemos elegirla con otro espíritu completamente distinto. No es lo mismo ir a comprar con hambre que recién comida.

Masturbating

6. Potencia tu disfrute

Porque si sabes lo que quieres y como lo quieres puedes guiar a otros para ayudarte a disfrutar más de tu sexualidad. Las mujeres que se masturban y disfrutan con ello sin prejuicios son mejores amantes y disfrutan también mucho más. Liberarnos de mojigaterías, olvidarnos de miedos y vergüenzas nos hará disfrutar más del sexo.

Chocolate orgasm

7. Te rejuvenece

Masturbarte y tener orgasmos hace que se liberen endorfinas, oxitocina y que todo esto ataque directamente al estrés de nuestra vida diaria que, como todos sabemos es malísimo para todo. Incluido para nuestra piel. Tener orgasmos hará que consigas mejoras sustanciales en vista, piel, pelo y tono muscular.

Meg Ryan When Harry met sally

8. Porque no tiene ni  un sólo efecto negativo

Es gratis, tiene múltiples beneficios, es divertido, te aporta un montón de cosas y no hay ni un solo efecto negativo. Ni uno. Así que yo no sé si te masturbas, pero si no lo haces, deberías.

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

9 COMENTARIOS

  1. Que gran post!! Ni que a nosotras nos cerrasen el mismísimo con llave para no usarlo si no es con la pareja…

  2. Una de las cosas que me fascinan de este blog desde que lo abristeis es la cantidad de tiempo que debéis invertir en encontrar imágenes y gifs que encajen perfectamente con el tema.

  3. Amén! La cosa está cambiando, pero aún quedan mujeres a las que «no les va», o eso piensan ellas, y mujeres que «ni se lo plantean». Lo he visto.
    Masturbarse te permite CONOCER TU CUERPO, Y TU PLACER. ¿Cómo pretendemos que nuestra pareja de en la tecla si ni nosotras sabemos exactamente dónde está -o cómo nos gusta más que la toquen-?
    Pues eso. Y encima es gratis.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo