sábado, julio 2, 2022
InicioMujer ActualCuando tienes la regla se corta la mayonesa y otros 6 mitos

Cuando tienes la regla se corta la mayonesa y otros 6 mitos

mitos batidora

– Niña, ¿qué estas haciendo?
– Mayonesa mamá, ¿por?
– ¿Es que no sabes que con la regla se corta la mayonesa?

Este mito, y otros tantos similares, que se han heredado de abuelas a madres, de madres a hijas y así sin que nadie lo remedie. Lo peor, encontrarte ejemplos en conversaciones de modernas con whatsapp, que una no sabe si reír la tontería o llamar a Hermano Mayor para que explique algunas cosas a la señorita. Y no solo salsas, que con la regla todo va a peor: o se corta, o se pudre o, directamente, te puedes morir (como poco). Veamos esos mitos sobre la menstruación que circulan por ahí.

1. No te sube el tinte 

O no te cortes el pelo, que luego saldrá sin brillo y esplendor. O no te hagas la permanente, que te quedará fluflu. Mira chica, directamente, olvídate de la pelu por unos días. O por todo el mes y eso que te ahorras. No hay nada científico que demuestre la relación peluquería-menstruación, más allá de que pasarse una hora con las mechas puestas rezando para que no se mueva la copa menstrual y al levantarte al lavacabezas… pues eso. 

Pelo_gris

2. No te puedes duchar porque te da un corte de digestión

O directamente se te corta la regla, desaparece. Y, por misterios de la vida, no vuelve hasta el día siguiente. Ejem, ejem, ¿qué prefieres, averiguar si te da un corte de digestión o ser una guarrilla durante cinco días? Te va a cantar el alerón si te pasas más de dos días sin ducharte, eso sí está probado por la ciencia. Y el corte de digestión se produciría si te duchas con agua helada (pero en plan frío polar) tras haber comido abundantemente. Con regla o sin ella. Así que sin miedo, ¡viva la higiene!

3. No te puedes bañar en el mar porque el olor de la sangre atraerá a los tiburones

O a los osos si estás en el bosque. Que, por cierto, no se en que mar que bañas tú, porque lo que es yo, no he visto un tiburón en Comarruga en la vida. Por lo de los osos tampoco me preocupo mucho. No soy de ir a bosques de esos en los que disfrutarían Yogui y Bubú. Y en cualquier caso, el olor a sangre (si es que lo hubiera) no es tan intenso como para atraer a ningún animal.

4. No puedes tomar limón

O marisco. O aguacate.  O leche. O huevos. Alucino con la cantidad de alimentos que te pueden cortar la menstruación. Ni a la OMS se le ha ocurrido prohibir tanta comida. Son tantos que mejor en esos días, a pan y agua. Y así, nos quitamos “esos tres kilos que se cogen en esos días” (otro mito, por cierto).

mitos limón

5. No puedes beber agua porque te hinchas

¡Vaya por dios! Yo que os acabo de recomendar que os paséis una semana a pan y agua y resulta que el agua tampoco es buena (no problem, tomaré solo cerveza). Dicen que te hinchas, que el agua se acumulará en tus tobillos y te pesarán tanto que si caes en un charco, te hundes hasta la cintura. Así que ya lo sabes, muere de sed mientras tengas la regla.

6. No se pueden tener relaciones sexuales

Porque se corta. Y no vuelve hasta el mes siguiente. Y claro, tú con la duda (¿habrá bebé?) durante un mes… Aunque por otra parte, están las que cuentan que si tienes la regla, puede tener relaciones sexuales porque no te quedarás embarazada (sí, el día que tocó hablar de anticoncepción en el instituto ellas estaban en casa porque… tenían la regla). Pues nada, prueba, prueba. Que en este país necesitamos bebés. Y por cierto, un truco amoroso: si tienes la regla y relaciones sexuales con el chico que te gusta, lo enamorarás para siempre 😉

¡Ah! Una cosa más, que ésta pensaba yo que era verdad verdadera, de las de estudio científico de la Universidad de Massachusset: Lo de sincronizar la menstruación . Pues nada, que no está demostrado que sea por convivir (y menos por colaborar en un magazine on line, chicas). Más bien tienen que ver con las horas de luz, la alimentación común, los factores ambientales…

Fotos: Pixabay

Artículo anteriorMis abuelos son los mejores
Artículo siguienteNecesito ser asocial…
Ruth de R.
Ruth de R.http://www.semecaelacasaencima.com
Soy de esas personas que siempre llega tarde, siempre tiene que hacer más de tres cosas para ayer pero siempre lo hace con una sonrisa puesta. Estoy encantada con mi vida, aprendiendo cada día, disfrutando todo lo que puedo. Y riéndome, que es el ejercicio más saludable de todos
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

  1. imagina que te llevan a una feira galega a comer pulpo (me lo como hasta vivo si me dejan) y te dicen que con la regla que no se te ocurra probarlo que te mueres, pues mira vivita y coleando sigo.
    La ventaja de la menopausia es que como nadie habla de ella no te cuentan esas tonterías.

  2. Hola llegué hasta aquí precisamente buscando una respuesta ya que a mi me sucede, cuando estoy menstruando TODO lo que preparo se amarga y lo que veo o como que tenga leche o huevo se corta, es raro que digan que es un mito cuando yo lo vivo.

  3. Lo de ducharse y el corte de digestión no es un mito… Si estás haciendo la digestión de una copiosa comida (la temperatura de tu cuerpo sube levemente) y en ese momento te das una ducha fría, la temperatura de tu piel baja brúscamente… Ese cambio tan brusco y repentino de temperatura en tu cuerpo por diversos motivos puede provocarte una parada cardiorespiratoria.

    En el caso de la menstruación, es un hecho que la temperatura del cuerpo de la mujer se eleva cuando está menstruando (vamos, que puede asemejarse a lo que te pasa con una fiebre leve) y si de golpe se da una ducha fría puede conseguir lo mismo que en el parrafo anterior, que le dé un corte de digestión y con esto la parada cardiorespiratoria.

    Así que no es un mito… Se puede dar el caso de que se produzca, puede que sea complicado (porque todos los cuerpos no son iguales, no se enfrían con la misma velocidad, tienen una digestión más o menos pesada, etc), pero que sea complicado no quiere decir que sea imposible. Así que en el punto 2 has tenido una leve metedura de pata.

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.