domingo, junio 26, 2022
InicioMujer ActualRemedios caseros para pasar los resfriados

Remedios caseros para pasar los resfriados

Estamos en época de resfriados, catarros, gripes, anginas… Hay un amplio catálogo de malestares que podemos pillar, y que queremos quitarnos de nuestro cuerpo cuanto antes, pues desde que somos madres seguro que os habéis resfriado más, y no hay nada peor que verse “inútil” en casa con toda la tropa en marcha.

Evidentemente, es tu médico quien te dirá como mejorar tu catarro, pero hay ciertos trucos que nos dicen siempre las abuelas, que cada vez nos dicen más los médicos. Y es que no hay que medicarse con antibióticos porque sí, sólo cuando realmente es necesario.

Estos trucos os servirán para toda la familia, sobre todo para los pequeños que tienen la manía costumbre de pillar todo.

1. Que no te falte cebolla

remedio-casero-resfriado

Si lo que tienes es taponamiento nasal, osea muchos mocos que te impiden respirar, lo primero es pensamiento positivo, recuerda que los mocos son tus amigos:

“La mucosidad es un mecanismo de defensa, que más que un ‘enemigo’ deberíamos en realidad comenzar a considerarlo como un amigo que nos ayuda a protegernos y a expulsar virus y bacterias. ” (natursan.net)

Lo más básico es abrir una cebolla y colocarla cerca del cabecero de la cama, gracias a eso conseguirás que se vaya la obstrucción y duermas un poco mejor. Aunque Boticaria García dijo literalmente, que la cebolla abierta en la mesilla de noche no sirve para nada. Esto fue hace un año , y muchas lectoras le dijeron que sí, que a ellas les funciona (y yo también doy fé, tú prueba a ver).

También puedes hacerte un mejunje jarabe a base de cebolla y miel. Te vas tomando varias cucharadas y poco a poco irás notando mejoría.

2. Asómate a la ventana

remedios-resfriado-ventana

Así decía el villancico, pero no es para ver nada interesante. Cuando tienes mucosidad y tos, sobre todo por la noche, el hecho de asomarte a la ventana te hará mejorar. El motivo es que el frío y poca humedad hace que las fosas nasales se resequen y estén más sensibles a los virus. Además abrir la ventana hará renovar el aire y muchos de los virus y gérmenes se marcharán.

Por eso muchas veces se recomienda poner humidificadores, eso sí, de aire frío. Y alguna vez con un par de gotas de eucalipto, que también ayuda a abrir las vías respiratorias (ojo, no se recomienda para los más pequeños de la casa).

3. Bebe mucha agua

remedio-resfriado-agua

Los líquidos te ayudarán a que la mucosidad fluya. Si además tienes fiebre, que produce sudoración, es bueno beber agua para no deshidratarse. Estando resfriado es aún más necesario que te laves las manos más a menudo.

Hacer gárgaras también es muy útil, como mucho 3 veces al día con agua con sal. Esta mezcla hará que se absorba el agua de las células de la membrana mucosa, que se encuentran inflamadas durante el constipado.

4. Descansa y cuídate

remedios-resfriado-descanso

Lo peor de los resfriados es el malestar general que notas en tu cuerpo. Falta de energía, dolor de cabeza, de pecho, incluso puedes tener agujetas en la tripa si has tosido mucho.

Lo mejor es descansar, coger fuerzas, porque tú eres lo primero. Aprovecha y date un baño de agua caliente. A veces los vapores calientes pueden ser tu mejor aliado y abrirte las vías respiratorias. Pero cuidado, si tienes fiebre ¡nada de baños caliente!

5. Cuida tu alimentación

remedios-resfriado-alimentacion

Una buena alimentación siempre es buena, estés resfriado o no, pero en estos días de catarros si quieres que se te vaya pronto y no vuelva, debes tener en cuenta ciertas recomendaciones.

  • Haz dieta ligera los primeros días. De esa manera tu cuerpo la digerirá rápido y enfocará el resto de energías en curar tu catarro.
  • Toma mucha vitamina C. Ya sabes, está en las mandarinas y naranjas, también en kiwis y en verduras de hoja verde como el brócolí.
  • Que no te falten proteínas ya que su déficit aumenta el riesgo de infecciones.
  • Toma ajo, así tal cual (yo no podría). Dicen que es mejor tomarlo sin cocinar para que no pierda propiedades, pero yo personalmente os recomiendo que lo introduzcáis en todas las salsas de vuestros platos, da sabor y es un antibiótico natural.
  • Y como dato curioso, si queréis eliminar el taponamiento nasal rápido, comed comida picante, tabasco, curry… ya veréis lo bien que actúan descongestionando.

Ahora que no nos oye nadie. Daros un capricho, un dulce que os apetezca, una buena merienda, seguro que eso os sienta de maravilla y os da energías para superar el dichoso catarro.

Aunque la verdad… espero que no tengáis que usar estos remedios, y ¡que paséis un invierno bien sanotas!

Imágenes: Pixabay

Lydia
Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

  1. Geniales consejos. Casi todos los aplicamos en casa. La verdad es que los preferimos a tomar mil medicamentos.
    Uno de los remedios caseros, en mi casa, por excelencia es: miel con limón. Todo calentito, se puede poner un poco de agua, solo o con unas gotas de coñac. Yo lo hago con agua, pero mi padre de siempre coñac o si no orujo (se nota de donde proviene) y todo para dentro, en dos o tres días estás como nuevo! 🙂

    saludos

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.