La publicidad nos engaña

6

“¡Vaya novedad!”, pensaréis. Ya sabemos que la publicidad nos engaña, que nos manipula, que nos crea necesidades nuevas… Pero hoy os quiero hablar de la publicidad que además de engañarnos, ¡se nos está riendo en la cara!

Pensad en algún producto que consumáis habitualmente, desde chicles, hasta champú, pasando por la marca de macarrones que compráis. Elegís esa marca por algo: por calidad, por nombre, porque es la que venden en vuestro supermercado cercano… Pero también, seguramente, porque hay algo en ella que os parece bien, que os atrae.

Quiero mostraros un par de ejemplos de productos cuya publicidad me da risa.

Imaginaos viendo la tele, cansadas tras un día agotador, vuestros hijos malos, el trabajo un estrés, además habéis ido a hacer la compra, habéis picado cualquier cosa para comer… y aparece un anuncio de una crema que hará desaparecer esas marcas de cansancio de vuestra cara. Y no es una crema normal como la que tenéis vosotras en casa, es una con un ingrediente especial que hace que haga ¡efecto de verdad! Porque esa crema lleva… ¡¡¡Partículas de oro!!!

crema2Sí, sí, habéis leído bien, ORO, como ése que gusta tanto de complemento. Oro, que en joyería es súper caro, pero que oye, en una crema de 5€ tienes partículas de ésas para echarte en la cara y para que mañana parezcas 10 años más joven, porque el oro mejora la sequedad, la luminosidad…¡todo lo que le falta a tu cara en estos momentos!

Venga, que no solo cuestan 5€. Que las hay también de 150€. ¿Será que llevan más partículas de oro? No sé, pero a mí es algo que me sorprende y me intriga, oro en las cremas…

Hace poco encontré otro artículo con un ingrediente que me dejó patidifusa. Chicles con partículas de cristal. Toda la vida evitando comer guarradas, cosas que puedan hacer daño a nuestros dientes, cosas que nos los amarilleen o estropeen, y resulta que ¿hay chicles que llevan cristales?. Ah no, cristales de frescor se llaman exactamente, que estallan en tu boca (¿como los petazetas?). Eso hace que sean los chicles más novedosos y guays del momento… ¡si no saben ya que inventarse!

No sé vosotras, pero yo veo poco la televisión (y últimamente todo lo que veo son dibujitos), así que miro pocos anuncios, pero seguro que habréis visto productos como estos. O algún otro con ingredientes fantabulosos que hacen que tu cuerpo te pida ir a comprarlo, porque tienen ahí el truco del almendruco para conseguir el objetivo que pretenden… ¡Engañarte!

¿Habéis comprado algún producto por su ingrediente especial? Ya nos contaréis si realmente hacen ese efecto soñado o es puro marketing.

 

Comparte
Artículo anterior10 consejos si trabajas desde casa
Artículo siguientePaco y el Decálogo de las Combinaciones Imposibles

Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las “Bimadres ” . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!

6 COMENTARIOS

  1. Jajajaja
    Me parto y me mondo
    No en serio, no he comprado nunca ningún producto de estos cuando además dicen que llevan partículas especiales y encima a ese precio.
    Cuando además te las anuncia una modelo que en vez de tener 45 años tiene 20, con razón no tiene arrugas y rejuvenece.
    Y si encima tienes un hijo que ha estudiado “fotochop” no te digo ya ná…..
    Besos

  2. Te reconozco que a mí no sé qué me pasa que me han hecho con un gen defectuoso para retener los mensajes de la publicidad.Hay anuncios que me llegan mucho, que me gustan incluso,pero luego no recuerdo qué es lo que venden. ¡Los publicistas se darían de cabezazos si a todo el mundo les hiciera el poco efecto que me hace a mí!

  3. Tienes tooooda la razón! Sabes de esa ‘pasta que no se pasa’y siempre queda suelta y bien? Super conocida. Vale, un día hice sopa y resulta que no tenia fideos, mi padre fue a comprarlos y me trajo esa marca, además más finos de los que suelo comprar yo, pero bueno, me fié por la marca que era.
    Cuando hicimos la comida, sobró sopa y la guarde para cenar (como siempre). No solo se chupó todo el caldo, sino que además se quedaron asquerosisimos! Mira, que horror cuando me los metí en la boca.
    Total, que en ese mismo momento me decidí a no comprar jamás esa marca, nunca más! La próxima vez que me pasase haría sopa de arroz y listo.

  4. Yo odio un anuncio de infusiones que hay últimamente donde sale Judit Mascó con los pantalones de su hija pequeña en la mano diciendo: “todos tenemos imposibles en el armario”…….. En serio Judit Mascó? La mataría…..

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre