jueves, agosto 11, 2022
InicioOcioMotivos para irte de camping de vacaciones

Motivos para irte de camping de vacaciones

De pequeña fui muchas veces de camping, necesidad pura de mis padres porque no me podían mantener quieta en un apartamento vacacional, y son las mejores vacaciones que recuerdo. Los campings desde los 80 y 90 no han cambiado tanto. Ofrecen servicios parecidos, pero han actualizado instalaciones, y para viajar con niños es una de las mejores opciones para vivir 100% el verano.

Irse de camping no es dormir en el suelo, lavarse en el río, y estar desorganizado (tengo amigos que hasta que no fueron por primera vez no se imaginaban para nada lo que era). En el camping puedes dormir en tiendas de campaña, en tiendas comanche, en bungalows, en caravana… cada opción tiene su encanto. En mi caso íbamos en tienda comanche, dos habitaciones y entradita, con un avance (osea una zona tipo porche), y una mini cocina. No faltaba de nada.

Los profesionales de los camping (aquellos que viajan cada año así) tienen una organización maravillosa, no les falta detalle a sus montajes, y realmente viven con las mismas cosas que si estuvieras en un apartamento o en tu casa(televisión, microondas, hasta video consolas).

Os cuento porqué os recomiendo iros de camping, al menos una vez en la vida para probarlo, y sobre todo si tenéis niños, les encantará.

camping-razones-viajar-tiendacomanche

1. Vacaciones lowcost

Es más barato que irte a un 5* con pensión completa desde luego, pero si sueles viajar a apartamentos, también puede resultarte más económico. Cuando mires precios, verás que pagas por cada “cosa” que ocupará tu parcelita en el camping: tienda, coche, personas, mascotas, toma de luz… Haz cuentas y verás que merece la pena el cambio, vacaciones lowcost.

camping-razones-viajar

2. Se convive más

Vivirás en un espacio de 15-20m cuadrados, lo que hará que convivas mucho más que en tu piso o casa habitual. Además no hay habitaciones donde esconderte, solo hay camas, y paredes de tela. Es una ocasión genial para pasar tiempo en familia, hacer juegos, conoceros más... Pero no solo con tu familia convivirás más. En los camping por regla general, hay un ambiente muy familiar, la gente es amable, saluda por las mañanas, te echan una mano cuando llegas y montas tu tienda… Conocerás y hablarás con un montón de gente de muchos lugares, porque los camping están llenitos de guiris extranjeros que os harán practicar vuestro inglés oxidado.

camping-razones-viajar-vivir

3. Los niños disfrutan

Para ellos, sobre todo las primeras veces, es una gran experiencia. Dormir al aire libre, en un lugar que no es una casa, oyendo los típicos animales y bichos nocturnos… y levantándose cuando el sol traspasa la tela de tu tienda, desayunando al aire libre y pudiendo irse con los amigos que haya hecho desde el punto de la mañana. Si además estáis en la playa, podrá disfrutar del mar, si estáis en la montaña, de paisajes increíbles, las noches estrelladas, el olor a naturaleza… Serán unas vacaciones donde pueda hacer cosas totalmente diferentes a su día a día.

camping-razones-viajar-desconexion

4. Desconectas

Aquí no tienes tele u ordenador 24h, gracias si tienes WIFI. Podrás comprar el periódico cada mañana para saber como va el mundo (hay tiendas, papelerías, restaurantes… no os penséis que los camping están aislados del mundo), charlar con los vecinos sobre lo que ellos se hayan enterado, o visitar la sala de reproducción donde cuando yo era pequeña, ponían el ciclismo todas las tardes y podías ver durmiendo a todos los presentes.

Esta desconexión te hará darte cuenta de lo conectado que vives, te liberará de las cadenas de la tecnología.

camping-razones-viajar-minimo

5. Aprendes a vivir con lo mínimo

A menos que te conviertas en un profesional, te aseguro que las primeras veces, irás de camping con lo básico: la tienda, neverita, unas linternas, cocinita, una mesa y unas sillas. ¿Y para qué más? Ni sofá chaiselong, ni cafetera de cápsulas, ni bañera hidromasaje. De hecho…¡¡no tendrás baño propio!! Irás al edificio de los baños cuando tengas la necesidad y listo. Te darás cuenta de que lo importante no es lo que tienes, sino a quien tienes.

camping-razones-viajar-caravana

6. Vives de una manera diferente

Vivas en un pueblo o en una ciudad, irte de camping te hace vivir de otra manera. Vives a pie de calle, sin paredes de verdad, con el baño lejos de tu “casa”, rodeado de vecinos, normas nuevas… Por norma general, también vives rodeado de naturaleza, lo que implica también bichos, ruidos… Puedes tomártelo como una experiencia genial, para conocer y descubrir el mundo, y puedes tomártelo como un horror perdiendo tus “privilegios” habituales. Pero es mejor disfrutarlo, relajarse y aprender a vivir de otra manera, que además mientras estés con tu familia, será una vivencia divertida.

camping-razones-viajar-moda

7. No pasa de moda

Irse de camping está de moda desde siempre, da igual la estación del año o la edad que tengas. En cada edad lo disfrutas de una manera, de niño por los juegos y la libertad, de adolescente en campamentos de verano, o por la independencia que te da poder ir con los amigos, de joven, por los lugares que puedes conocer con tus amigos, y de joven pero siendo padres, por la amplitud y comodidad para estar con la familia al aire libre.

8. Camping recomendado

Si soléis ir de camping, os animo a que en los comentarios nos hagáis una aportación de cual recomendaríais a los lectores. Yo os recomiendo 2, uno de playa Camping Torre la Mora, en Tarragona, por ser pequeñito y familiar, con una playa pequeña con poca afluencia de gente, buenas instalaciones y buen restaurante; Y otro de montaña el Camping Los Vives en Plan, Huesca, cercano a lugares chulísimos para ir de excursión, buenas instalaciones, incluso tiene apartamentos, piscina, jacuzzi…

Imágenes: Pixabay, propias.

Artículo anteriorTalentos ocultos
Artículo siguienteLo confieso: soy un poco insociable
Lydia
Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.