miércoles, diciembre 8, 2021
InicioMaternidad¿Por qué la maternidad revoluciona nuestras entrañas?

¿Por qué la maternidad revoluciona nuestras entrañas?

Por Miriam Escacena

Hoy me estreno muy agradecida por la oportunidad de escribir en este espacio de Mujeres & Madres Magazine y me gustaría comenzar hablando sobre algo que nos ha pasado a muchas de nosotras. Cada vez conozco más casos de mujeres cercanas a las que la maternidad les ha cambiado totalmente su forma de ver la vida, y no solamente en lo que se refiere en las creencias que tenían sobre cuál es la mejor forma de criar a los niños o cómo iban a educarlos, si no en qué es lo que quieren realmente en sus vidas y cómo quieren vivir el día a día.

Una vez asistí a un curso con una coach y nada más comenzar nos planteó a todos los asistentes la siguiente pregunta:

Imagínate el día de tu funeral. ¿A quién ves? ¿Qué te gustaría que dijeran de ti? Tus hijos, tus amigos, tu pareja, tus allegados, tus clientes…

Suena un poco fuerte, pero es que en realidad la vida son dos días y está en nuestra mano vivirla como queremos o resignarnos a seguir el camino del rebaño y dejarnos llevar porque “esto es lo que hay” (que si la crisis, salarios bajos, horarios interminables…). Y muchas veces es la experiencia de la maternidad la que nos hace conectarnos con la realidad al ver los ojitos de las personitas para la que somos todo en el mundo: ¿de verdad queremos llegar a casa a las 7 u 8 de la tarde para apenas dar de cenar a nuestros hijos, bañarles y acostarles? ¿Nos quedamos con la pastilla roja o la azul de Matrix?

matrix-pastilla-roja-pastilla-azul

En mi caso siempre tuve claro que trabajo para vivir y no vivo para trabajar, como le pasa a algunas personas. Nunca fui una “calienta silla”, y en las diferentes empresas en las que he estado he cumplido mis objetivos, pero a la hora de salida, si no tenía nada pendiente, ¡se me caía el boli! Y es que la vida está llena de cosas para experimentar y vivir, ¡y el mañana no existe!

Ahora que mi hija tiene ya cinco añazos y que estoy esperando mi segundo bebé tengo cada vez las cosas más claras… Si tienes que arrepentirte, que sea por algo que has hecho y no por no intentar algo debido al miedo que te paralizaba.. ¡Hay una famosa cita al respecto ¡que me encanta!

El otro lado del mido

Tuve la gran suerte de ser invitada a abandonar la última empresa en la que estaba trabajando hace un año y medio. Y digo la suerte porque es cierto que siempre se necesita un empujoncito para salir de nuestra zona de confort.

Estaba en una empresa cómoda, con un buen salario y un bueno horario, (difícil de encontrar hoy en día), en el que sin necesidad de caer en el gran engaño de reducirte la jornada y el sueldo pero no la cantidad de trabajo podía recoger cada día a mi hija en el cole y pasar las tardes con ella. Pero me estaba muriendo por dentro.

La vida no se mide por las veces que respiras..

Afortunadamente y como soy un “culo inquieto” hace tres años había comenzado a dar forma a mi propio emprendimiento en el mundo de la web 2.0, por lo que en realidad algo en mi interior estaba deseando que me metieran en las temidas listas de ERTES y ERES y ver qué pasaba si realmente ponía el 100% de mi energía en lo que había descubierto que era mi gran pasión, como diría Sr. Ken Robinson: mi “Elemento”.

Libro El Elemento

Y es que en mi caso mi revolución fue más bien un giro de 180º: estudié ingeniería por vocación, pero mi emprendimiento está relacionado con la infancia y la educación. Cambié las reuniones con comités de dirección por cursos llenos de padres primerizos y bebés, pañales y babas que me hacen disfrutar como una enana. ¡¿Quién me lo iba a decir a mí?!

Me dediqué durante muchos años a la formación a todos los niveles, y siempre me daba cuenta de lo mucho que tienen que ofrecer las personas y lo poco que se les escucha en las empresas... Así que decidí cambiar de público: los niños son mucho más agradecidos y lo que invirtamos en sus primeros años de vida serán las semillas del verdadero cambio.

Alguien dijo una vez la frase de que “para cambiar el mundo hay que empezar por cambiar la forma de criar” y estoy plenamente convencida de ello.

Foto embarazo

A día de hoy sigo formándome en todo lo que puedo y aprendiendo cada día, rodeándome de personas dispuestas a luchar por sus sueños y a aportar a este mundo su pequeño granito de arena. Confieso que a veces da miedo acostumbrarse a vivir sin una nómina y en un estado de cierta incertidumbre permanente, pero por otro lado es apasionante confiar en ti misma y dar rienda suelta a tu creatividad sin jefes que te hagan agachar la cabeza e ir en contra de tus valores. No quiero enseñar a mis hijos a vivir muertos por dentro y para ello quiero predicar con el ejemplo.

Ahí te dejo otra cita para reflexionar:

Trabaja en aquello que te apasiona y sentirás que no volverás a trabajar ni un solo día de tu vida

Imágenes: Matrix/El Elemento/ David Sagasta Mora

Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

7 COMENTARIOS

  1. Hola Miriam!
    Me ha gustado mucho tu post. Comparto plenamente tu punto de vista. A ratos parecía que estabas escribiendo lo que yo he vivido. Te deseo toda la suerte del mundo en tu empresa en solitario. 🙂
    un saludo
    nuria

  2. ¡Ay, Míriam! ¿Y si te digo que tu post me viene hoy como anillo al dedo? ¿Y si te digo que yo estoy en ese punto ahora? ¿Que estoy en ese momento en que la maternidad te revoluciona de arriba a abajo y te hace preguntarte si de verdad esta es la forma de vivir que quieres mostrarle a tu hijo? ¿Que me estoy cuestionando todo y que me entra miedo pero a la vez unas ganas irrefrenables de dar carpetazo a todo? ¿De verdad que haría bien en abandonar todo? Sería un gran cambio y lo necesito, pero arrastro con él a mi peque de 2 años. Es difícil decidirse…

  3. Hola Mamilink!

    Qué bueno que estés en ese punto.. el camino es desde luego apasionante.

    Como tú bien dices, no es nada fácil, y de hecho como decía en el post solemos necesitar un empujoncito para lanzarnos, y cuando viene del exterior es más sencillo. En mi caso con un despido, aunque tuve que contratar los servicios de un abogado pero al final me dieron un colchoncito en forma de indemnización por los años trabajados y eso asusta menos que cuando lo dejas tú por propia iniciativa.. ya me contarás!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo