domingo, mayo 22, 2022
InicioMujer ActualAutoeditar es de valientes

Autoeditar es de valientes

Por Herminia Esparza de De Flor en Flor.

Me gustaría aclarar, antes que nada, que la autoedición nunca debe ser la alternativa ante el NO de una editorial. Autoeditar es crear una pequeña empresa, y esa puede ser una primera y muy acertada opción. Por experiencia diré que no es un camino fácil pero la satisfacción, si todo sale bien, compensa cualquier desvelo.
Auto editar es de valientes 1

¿Y qué es autoeditar?

Muy sencillo: es escribir tu libro y encargarte de todo el proceso posterior sin el apoyo de una editorial. ¿Te atreves a recorrer el camino tú solo? Pues te explico cómo hay que hacerlo. Como en todo trabajo hecho de una forma profesional no podemos saltarnos el tema “papeleo”. Muy aburrido, lo sé, pero necesario.

Pasos que hay que realizar:

  •  Registrar. Es la forma de demostrar legalmente que la obra es nuestra. Rellenar los documentos, pagar las tasas e ir a presentarlo a la Consejería correspondiente.
  • Depósito legal. Rellenar los documentos y presentarlo en la Oficina de Depósito Legal.
  • ISBN. Es el código de barras necesario para la venta del libro.

Toda la tramitación se realiza a través de internet. Una vez tenemos los temas legales resueltos comienza la aventura. ¿Has pensado cuántas unidades quieres imprimir? Ten en cuenta tu presupuesto económico. Hay que ser valiente, no un inconsciente. No es fácil decidir el número, sobre todo si no hay una experiencia previa. Así que mi consejo es ser prudente. Más vale reeditar que guardar cientos de libros en un armario (ocupan demasiado espacio).

AUTO EDITAR ES DE VALIENTES 3

A mí, personalmente, el proceso de la impresión es una de las partes que más me gusta. Elegir el tipo de papel, el tamaño del libro, si la tapa es dura o blanda. En mi opinión hay que ser muy cuidadoso con los detalles. Hay millones de libros en las estanterías y no queremos que el nuestro pase desapercibido, ¿verdad? O peor aún, que lo rechacen por su mala calidad.

El libro es tuyo, y lleva tu nombre bien grande en la portada… ¡Mímalo! Ya has desembolsado una cantidad importante de dinero y tienes tu recompensa en casa: ¡cientos de libros escritos por ti!

AUTO EDITAR ES DE VALIENTES 2

¿Y ahora qué hacemos con ellos?

Llegan los momentos de pánico y posible arrepentimiento. Respira hondo, pasará… Hay que saber que la distribución es la parte más complicada. Las puertas no siempre están abiertas, sobre todo en las grandes superficies donde todo está centralizado. Es muy posible que nadie quiera escuchar tu propuesta. Aún así, si sigues empeñado en estar en esos espacios tan visibles, puedes contratar los servicios de un distribuidor y que sea él quien negocie tu ubicación a nivel nacional. Estos intermediarios, aunque nos toquen mucho el bolsillo, son necesarios para crecer y llegar a todos los rincones. Recuerda que todo tiene un precio y estar en las estanterías de los grandes almacenes no es la mejor opción económica, aunque reconozco que hace muchísima ilusión y mejora nuestra imagen como profesionales.

Si de momento te conformas con una distribución más modesta, existen muchas otras vías:

  •  Realiza eventos atractivos y presentaciones del libro.
  • Utiliza internet para promocionarte y busca el apoyo de compañeros que te ayuden en esta labor.
  • Una buena campaña en las redes sociales es infalible.
  • Llama a los medios de comunicación para presentarles tu proyecto. ¿A quién no le hace ilusión una entrevista en la tele?
  • Habla con otros escritores, pregunta, relaciónate. Acude a eventos culturales, son divertidos y siempre se conoce a alguien.
  • Escucha a todo el que tenga algo que proponerte.
  • Habla con las pequeñas librerías de barrio.
  • La venta on-line a través de tu página web y Amazon.
  • Y sobre todo, si tienes un buen contacto, ha llegado el momento de descolgar el teléfono…

La autoedición es una carrera de fondo donde los resultados se ven a largo plazo.

Auto editar es de Valientes 4

Ármate de paciencia y confía en ti mismo cuando te rechacen. Hay que asumir que es imposible gustar a todo el mundo. No tengas miedo a llamar a todas las puertas, nunca se sabe dónde va a estar la gran oportunidad. Y, sobre todo, que no falte la ilusión y las ganas de intentarlo.

Recuerda que estás solo en esta aventura porque así lo has decidido, y si tú no luchas, nadie lo va a hacer por ti.

¡Mucha suerte y adelante!

Imágenes: Herminia Esparza

Colaboraciones MMM
Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Encantada de colaborar con vosotras. Si hay algún valiente por la sala que quiera entrar en el mundo de la auto edición, aquí estoy para echar una mano!

  2. ¡Me encanta el mensaje del post, Herminia!
    El mundo es de los valientes… y si uno no apuesta por sí mismo, ¿quién va hacerlo?
    Gracias por compartir tu entusiasmo y tu valor con nosotras. 🙂

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.