domingo, junio 26, 2022
InicioMujer ActualNo es país para emprendedoras

No es país para emprendedoras

community madre
Lo que la gente piensa que hago cuando les digo que emprendo

Hoy es el día mundial de la mujer emprendedora (o al menos eso dicen los gafotas) y solo me sale aconsejaros que no emprendáis. Llevo un par de años emprendiendo por mi cuenta (el último bajo la marca de Community Madre) y lo más importante que he aprendido es que nos están vendiendo la moto para emprender y solo cabe la desesperanza.

No me entendáis mal, mi trabajo se me da bien y tengo buenos clientes que, con la crisis y la baja de maternidad (de 16 semanas peladas y mondadas) por el medio, me han aguantado el tirón. Tengo clientes grandes y pequeños y para ellos no tengo más que palabras de agradecimiento (cierto es que cuando comuniqué mi embarazo se me fueron unos cuantos por el acojone de que pueda crear vida en mi interior MIENTRAS realizo mis funciones laborales).

Emprender (tampoco) es como te lo contaron

Tomo prestado el título del blog de mi compañera Let porque emprender tampoco es como te lo contaron. Lo malo de emprender no son los clientes, sino buscarlos. Y lo peor, lo peor de todo con diferencia, es la burocracia y los pagos que tengo que hacer facture o no facture, haga sol o nieve y que luego sé que no va a revertir en mí si voy al paro o cuando me jubile, si es que llega ese día (mi padre era autónomo y trabajó por la mañana incluso el día que falleció por la tarde, ya veis que estoy bien mentalizada).

Por lo pronto ya tengo que recaudarle al Estado el 21% de mis facturas en concepto de IVA. Se lo tengo que guardar en un bolsillo para poder dárselo todito al final del trimestre, haya o no haya cobrado esas facturas, lo que ya por sí solo me da para un post entero. Y así lo hacen el resto de emprendedores.

emprendedora
Sí, mi escritorio solía estar así de recogido… cuando me mudé.

Si deseo tener vacaciones (lujos de esos locos que se me ocurren en las noches de delirios de grandeza) me tengo que hacer a la idea de que: a) curro como si me fuera la vida en ello unas semanas antes para tener listo en la mitad de tiempo mi trabajo habitual o b) esas vacaciones serán sin cobrar nada, a lo que hay que añadir el gasto de estar fuera de casa.

Se nos llena la boca diciendo que ser autónomo te permite llevar y traer a tus niños al cole, y elegir tu jornada de trabajo. Pues bien, en un día normal mi jornada empieza a las 9:30 cuando dejo a la peque en el cole y acaba a las 16:30 (a veces hago pausa para comer en los días de mucho lujo, otros como delante del ordenador) cuando voy a recogerla y a recoger al peque que está con los abuelos. Si he sido una chica aplicada ahí está todo. Si no lo he sido, me toca hacer un par de horas más cuando consigo acostar a los dos. ¿Os imagináis cómo tengo la neurona a las 11 de la noche, después del colecho?

Lo bueno de ser emprendedora es que puedo llevar a mis niños al médico sin tener que dar explicaciones pero, ¿os acordáis de lo que os he dicho de las vacaciones? Esto también se aplica a los días de médicos, funciones navideñas o días random que te tienes que coger sí o sí porque en el cole han decidido que no trabaja nadie.

Pero no todo son desventajas en ser emprendedora

La mayor ventaja que he encontrado desde que emprendora es poder ser dueña de mi propio destino. De no ir cagada de miedo a mi jefe porque hace dos semanas que sé que estoy embarazada por si no me va a renovar el contrato (esto me sucedió en 2013 y NO me renovaron pese a que había hecho un trabajo chachi y no sabían que estaba embarazada. Me dijeron que seguirían contando conmigo como autónoma desde casa y aprovecharon cuando, seis meses después, les dije que estaba embarazada para rescindir nuestra colaboración).

Puedo elegir mis clientes, las horas en las que trabajo o si busco a alguien que colabore conmigo si no doy abasto.Y sobre todo estoy conociendo a mucha gente muy interesante. ¡Ah! También está la ventaja de poder trabajar desde casa.

Olvidaos de que emprender es la panacea porque no lo es. En ocasiones emprendes porque no te queda más remedio porque te has quedado en paro o porque ser falso autónomo es la única manera de poder llevar dinero a casa. Basta ya de emprendedores triunfadores y empecemos a hablar de lo jodido que es el mundo laboral cuando vas a calzón sacado y encima, como eres mujer, se den por hecho cosas que no deberían darse por hecho.

Imágenes de Violeta Rodríguez y Picjumbo

Patch
Patchhttp://www.noesundesfile.com
Periodista, bloguera, amansadora de fieras, @communitymadre y tratando de conquistar el mundo desde los 80. Puedes encontrarme en No es un desfile donde voy contando mis tonterías desde 2003. ¡Ah! Y ahora he escrito un libro Responde primero a la segunda pregunta.
RELATED ARTICLES

12 COMENTARIOS

  1. Aplaudiendo de pie! Que yo estoy encantada de la vida de ser autónoma por las ventajas que cuentas pero todo lo anterior es IGUAL de cierto o más. Pese a todo soy tan masoca que repetiría. (y eso a pesar de que el corrector de mi ordenador no entiende la palabra masoca y me la cambia por mascota… quien quiere sufrir pudiendo ser el corpóreo de Peppa Pig)

    • Jajajaj gracias, Sara. A ver, yo no digo que no haya que hacerlo pero creo que nos lo intentan vender como un camino de rosas y éxitos y no es así. Es divertido, soportable… y un rollo al final del trimestre.

  2. Ha venido Patch a intentar quitarme la ilusión… ¡pero me niego! Seguiré pensando si emprender es la solución o no. Aunque por el tema de las cuotas lo mismo me mudo a otro país para hacerlo xD
    Me gusta que cuentes la cara B
    Besos

  3. A veces, emprender por cuenta propia es la única escapatoria.
    Por supuesto, el conseguir cosas por uno mismo (y con no poco esfuerzo) puede llegar a ser muy gratificante… pero está claro que no es ningún regalo. Que es trabajo y más trabajo.

    Otra cosa es que si es sarna con gusto no pique… o pique menos. Pero está claro que, a menudo, a fin de trimestre la sarna pica. Y mucho.
    Un beso Patch! Postazo!

  4. Uf, lo peor de todo es la cantidad de pagos y demás, que no nos lo ponen nada fácil. Para sacarte limpio un sueldete de 600 euros tienes que facturar casi como el cortinglés. Haces cuentas y te deprimes. En otros países es más fácil ser pequeño emprendedor, ahora aquí hay dos años de bonificaciones, pero es muy insuficiente, muchos lo dejan al pasar esos dos años. Es una p.m.

  5. aixx, no soy emprendedora pero soy hija de autónomos, sobrina de autónomas y prima de autónomos y sí, tienen más “libertad” de horarios y estas cosas que a veces pienso… ufff, quien los tuviera. Pero la cara B de todo esto hace que me replantee siempre si es bueno ser emprendedor en este país de pandereta en el que vivimos. Donde en vez de ayudar y premiar, se les hace la vida imposible.

    AH! Y quise ser emprendedora. Cuando llevaba unos meses con mi marido decidimos abrir un catering, pequeño y modesto. Vimos el local y nos tiramos de cabeza a intentarlo. Y a la primera de cambio encontramos un problema. No nos daban la licencia, porque antes iban los extranjeros que nosotros. Así mismo le soltó la del ayuntamiento a mi marido cuando fue a reclamar.
    Saludos

  6. Yo estoy en los inicios de mi andadura como emprendedor, en mi caso combino de momento el trabajar por cuenta ajena en una agencia de publicidad con mi actividad de freelance en casa como diseñador y realizador. Esto lleva una parte buena y una mala. La buena es el tener cierta seguridad económica durante estos inicios al contar siempre con el sueldo de la agencia. La mala es que al terminar mi jornada laboral a las 16:15 (con la conciliación familiar hago horario continuo) y cuidar de nuestra hija y la casa hasta las 22:00 que mi mujer termina de trabajar, es cuando llevo a cabo todo el trabajo como freelance, es decir, que entre semana mi jornada laboral viene a ser de 8:00 a 16:15 y de 22:00 a 02:00

  7. Ay Patch, tus palabras me pillan en pleno proceso hacia emprender! 🙁 y qué mal me sabe tu consejo 🙁 especialmente viniendo de ti, que te sigo desde que descubrí que te dedicas a lo que para mi es un sueño, cada vez más cercano… Sé que no va a ser fácil y va bien que de vez en cuando alguien grite la cruda realidad… aún así, como decía Sara, seremos masocas y seguiremos adelante!
    Cuando estés de subidón, haz otro post animando a emprender plis!!
    Un abrazo!

    • Trato hecho, te debo un post para el mes que viene 😀

      Un beso y ánimo con tu sueño, Glòria! Nadie dice que sea fácil, pero ¿y lo que aprendemos por el camino?

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Mamilink on