¿Por qué hacerte donante de médula ósea?

6

Creo que la pregunta no es tanto por qué, si no, por qué no hacerte donante de médula. Hola, soy Merak y quiero contaros mi experiencia, las razones que me llevaron a tomar la decisión de que mis datos formasen parte del Registro Nacional de Donantes de Médula Ósea y, para ello, creo que no hay mejor forma de explicarlo que recuperar parte de lo que en aquel momento escribí.

dona-medula-1

Hoy me siento un poco más feliz conmigo misma, un poco más solidaria, un poco más optimista. No creo que pueda cambiar el mundo, pero sí que, si es preciso y está en mis manos, podré mejorar la vida de alguien, puede que salvarla, y ello me emociona. Hoy he formalizado una decisión que tenía tomada desde hace tiempo, pero que no había podido llevar a cabo por diversas circunstancias:

Desde hoy, mis datos forman parte del Registro Nacional de Donantes de Médula Ósea de la Fundación Josep Carreras.

Esto no quiere decir que sea donante de médula, sino que he adquirido un compromiso moral para que, en el futuro, si resulto compatible con alguna persona -de cualquier parte del mundo- cuya sanación dependa de un trasplante de médula, yo estaré ahí, dispuesta para cederle una mínima parte de la mía.

Para mí era una asignatura pendiente. Soy donante de sangre desde hace tanto tiempo que ni me acuerdo, pero llevo tiempo queriendo dar un paso más y la donación de médula ósea se había convertido en una cuestión de coherencia con mis principios. Sin embargo, el desconocimiento del proceso de donación me había generado muchas dudas, sobre todo desde que, como madre, considero que mi salud ya no me afecta solo a mí, sino que se trata también de una responsabilidad hacia esas dos personas que tanto dependen de mí. Sé que, igual que en mi caso, a otras muchas personas las retrae someterse a un proceso quirúrgico -aunque no siempre es así-, así que, como la información es el mejor antídoto contra el miedo, os aconsejo que os informéis para disipar vuestros temores y comprobar que es mucho más sencillo de lo que parece.

Para ello os remito a la página de la Fundación Josep Carreras, que es la que en España se encarga de gestionar el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO), o a la Organización Nacional de Trasplantes, donde encontrareis una guía fantástica que resolverá cualquier cuestión que se os plantee. En cualquier caso, si lo que pretendéis es resolver algunas dudas de forma rápida, espero que la siguiente información os sirva para que lo consideréis como una opción viable.

dona-medula-2

¿Qué es la médula ósea?

La médula ósea es lo que coloquialmente conocemos como tuétano. Es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de algunos huesos, como las crestas ilíacas -huesos de la cadera-, el esternón o el cráneo. A pesar de que se confunde en ocasiones, no tiene nada que ver con la médula espinal, que se encuentra en la columna vertebral y que se encarga de transmitir los impulsos nerviosos desde el cerebro hasta el resto del cuerpo y viceversa.

¿Para qué sirve un trasplante de médula ósea?

Para muchas personas que sufren cánceres de la sangre y otras enfermedades, un trasplante de médula ósea es, muy a menudo, su única opción para salvar la vida. Lo primero que hace el médico si se da el caso es comprobar si el/la/los hermano/a/os del paciente son compatibles con él. Lamentablemente tres de cada cuatro personas no tiene ningún hermano compatible. La médula ósea puede extraerse de un donante vivo. Las células madres que en ella se encuentran anidarán en la médula ósea del receptor, contribuyendo a la creación de toda clase de células sanas en la sangre del paciente, lo que colabora en su sanación. Por lo que, donando médula, donas vida.

¿Qué es el Registro de Donantes (REDMO)?

Con el fin de minimizar los efectos secundarios derivados de un trasplante, los médicos intentan que las células madre del donante y del receptor sean lo más compatibles posibles. Ese grado de “afinidad” depende de un conjunto de proteínas del tipo HLA. La compatibilidad es más probable entre parientes cercanos, sobre todos si son hermanos. Pero, desgraciadamente como he dicho antes, solo uno de cada cuatro pacientes tiene un familiar compatible, por lo que, los demás han de recurrir a registros de donantes de médula ósea.

En España, este registro se conoce por sus siglas, REDMO, y está gestionado por la Fundación Josep Carreras. El registro se creó en el año 1991 y en la actualidad cuenta con información de más de 200.000 donantes tipificados de médula ósea y sangre periférica, además de 61.000 unidades de sangre de cordón umbilical. Un aspecto vital es que, desde la creación de este registro nacional, los pacientes españoles pueden acceder también a los donantes de otros países, a través del registro global BMDW (Bone Marrow Donor Worldwide), lo que supone más de 28 millones de donantes voluntarios y 700.000 unidades de sangre umbilical.

dona-medula-3

¿En qué consiste la donación?

El trasplante se realiza, normalmente (80% de los casos), a través de citoaféresis o donación de sangre periférica. Las células madres que se encuentran en el interior de los huesos, a través de un medicamento llamado “factores de crecimiento hemotopoyético”, pueden movilizarse hacia el torrente sanguíneo y extraerse. Para ello, se aplican estos fármacos durante un espacio de 4 o 5 días y, a continuación, se realiza una extracción de tal forma que la sangre pasa a través de una máquina que permite la separación celular. Así, se recogen las células madres y el resto es devuelta al donante. Se trata de un proceso ambulatorio. Como efecto secundario, el donante puede experimentar síntomas leves de gripe.

Sin embargo, en algunos casos, según las necesidades del paciente y la opinión del donante, se extrae directamente la médula ósea de las crestas ilíacas. En este caso, la intervención quirúrgica se realiza a través de una anestesia general o epidural e implica una hospitalización en torno a los tres días. Los riesgos para el donante que se derivan de la intervención en sí no van más allá de cierto dolor en la zona de punción que desaparece pronto, pero también los que subyacen a cualquier tipo de anestesia.

¿Quién puede ser donante de médula?

Cualquier persona sana, entre 18 y 55 años, es susceptible de convertirse en donante de médula ósea, aunque hay diversas contraindicaciones médicas que pueden inhabilitarla como tal de forma permanente o temporal. Lo mejor comentar cualquier duda mediante un correo electrónico a donantes@fcarreras.es o llamando al 900 102 688.

¿Dónde puedo hacerme donante?

La Fundación Josep Carreras es la encargada de gestionar el REDMO pero, gracias a su estrecha colaboración con diversos centros de referencia, tanto el análisis previo como una hipotética extracción se realizan lo más cerca posible de la localidad de residencia del donante. Aquí tenéis el enlace con el mapa y el teléfono gratuito del Plan Nacional de Donación de Médula Ósea, el 900 102 688.

dona-medula-4

¿Cuáles son los trámites a seguir para hacerse donante?

Tras solicitar información en el centro de referencia os enviarán a casa diversa documentación y un consentimiento informado. Ambas cosas también las podéis descargar en la web citada anteriormente. Desde la recepción debéis esperar un periodo de una semana, destinada a la reflexión acerca del paso que vais a dar, debéis poneros en contacto de nuevo con el centro de referencia para que os citen para la extracción de sangre. Se trata de una única extracción -apenas un recipiente-, una muestra a partir de la cual extraerán los datos de compatibilidad y, oficialmente, pasareis a formar parte del registro. La probabilidad de compatibilidad es muy baja, cercana a 1 entre 40.000. En el caso de que así sea, el centro de referencia se pondrá en contacto contigo y se te realizarán más pruebas para cerciorarse de esa compatibilidad. Después se te extraerán las células madre en un centro hospitalario especializado, pero lo más próximo a tu residencia que sea posible, y se enviarán al hospital en el que se esté tratando al paciente.

Otras dos cuestiones que conviene aclarar

  • La donación de médula ósea no está remunerada.
  • La donación de médula ósea es anónima y, salvo que se trate de un familiar directo, no se acude a un centro para saber si es compatible con “alguien” sino a incluir sus datos en el registro de donantes.

Conoce a Pablo Ráez

Cada año, en España se diagnostican 4.000 nuevos casos de leucemia. Para muchos de esos enfermos, un trasplante de médula ósea es el único tratamiento para su curación. Lo sabe bien Pablo Ráez, un joven de 20 años al que hace dos le diagnosticaron una leucemia. Tras someterse a varios ciclos de quimioterapia y después de un primer trasplante fallido, Pablo sigue luchando. Lucha contra la enfermedad, pero también contra la indiferencia, empeñado en concienciar a la sociedad de la necesidad de multiplicar las donaciones de médula ósea. Las redes sociales han hecho su caso viral, pero a Pablo no le sirve de nada contar con 450.000 seguidores. Él, como otros muchos, lo que necesita es convertir cada uno de esos “likes” en verdaderos compromisos, en nuevos registros en el REDMO.

El miedo y el desconocimiento son los grandes adversarios, el mayor freno para que gente como tú y como tú, que me leéis, que estáis plenamente concienciados de que vuestra ayuda puede salvar una vida, acabéis por dar el paso. Por eso mi única petición, la de Pablo, la de todos los enfermos y sus familias es que os informéis, derribéis mitos y prejuicios y, después, actuéis en conciencia. Y recordad que…

Cuantos más seamos, más posibilidades de encontrar una compatibilidad

Imágenes: Flickr

Comparte
Artículo anteriorLo mejor de nuestras vacaciones ha sido…
Artículo siguienteMartes y 13, supersticiones curiosas

Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.

6 COMENTARIOS

  1. Gracias por contarlo, de forma clara y comprensible. Ojalá muevas muchas voluntades que están dudosas y hagas que quienes aún no se lo han planteado se decidan a dar el paso. Un beso.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre