Martes y 13, supersticiones curiosas

6

Lo reconozco, soy una persona muy supersticiosa, o lo era porque desde que vivo en el barrio con más gatos negros por metro cuadrado os aseguro que he tenido que relajarme bastante con este tema ya que raro es el día en el que no me cruzo con uno… Pero si hay una superstición a la que le tengo pánico, con la que no puedo y que suelo tener muy presente es el martes y 13. Con mi segundo hijo me programaron el parto para un martes y 13 y estaba histérica no, lo siguiente… por más que la gente me decía que solo daba mala suerte casarse o embarcarse, nadie me quitaba el miedo del cuerpo.

martes y 13 supersticiones

Esta es una de las supersticiones más conocidas en el mundo, aunque en algunos países se teme más al viernes 13, pero hay otras que no son tan conocidas y que son muy curiosas… ¡Advertencia! Si eres una persona supersticiosa, no sigas leyendo, no quiero ser la culpable de que dejes de hacer muchas cosas…

Da muy mala suerte…

bolso en el suelo

Poner el bolso en el suelo

Se cree que si apoyas un bolso en el suelo se te irá el dinero, no sé si se refiere al que llevas en ese momento en la cartera (lo cual en mi caso no sería gran pérdida ya que suelo ir pelada) o a todo el que tienes (un tema algo más serio). Sea como sea yo no suelo dejarlo nunca en el suelo, más vale prevenir…

Abrir el paraguas bajo techo

Se cree que abrir un paraguas en casa, en un recinto cerrado e incluso, en el porche, desencadenará la mala suerte. Incluso se creía que si alguien lo abría sobre su cabeza moría antes de un año.

tijeras supersticiones

Dejar las tijeras abiertas

Las tijeras deben permanecer cerradas mientras que no se usen porque atraen a la mala suerte. De hecho, si se cae al suelo y queda con las puntas abiertas apuntando hacia ti, recógelo y echa sal por encima del hombro izquierdo para ahuyentar los malos espíritus.

Barrer los pies de una soltera o viuda

Según esta superstición si se barren los pies de una mujer soltera o viuda no se casará, pero os diré que a mi me los barrieron alguna vez y finalmente, me case ;-). En torno a las bodas y los casamientos hay muchas tradiciones y supersticiones.

Poner la cama con los pies hacia la puerta

Esto es algo que se cree por el dicho popular de que “los muertos salen siempre de la casa con los pies por delante”. Hoy con el Feng Shui también hay muchas creencias referentes a la colocación de los muebles en casa para atraer la mala o la buena suerte.

Poner un sombrero sobre la cama

Esta es muy curiosa, en España e Italia, poner un sombrero encima de la cama es presagio de que algo malo va a ocurrir. Aunque también tiene otro significado: que se te quedará la mente en blanco.

Escobas supersticiones

Llevar una escoba vieja al cambiarte de casa

Se cree que el llevar una escoba usada a la nueva casa atraerá a ella las desgracias del hogar anterior. Ahora bien, si eras muy feliz en el anterior, quién sabe, igual te lleves contigo esa felicidad…

Supersticiones de buena suerte

Pero también hay supersticiones que dan buena suerte, por ejemplo:

Colgar una herradura detrás de la puerta

Que la herradura da buena suerte es una creencia que viene de los griegos, al colocarla detrás de la puerta estamos protegiendo nuestro hogar del mal.

cactus para decorar

Poner cactus en la ventana

Una creencia popular aseguraba que esta planta aleja el mal de la casa. Su gran capacidad para absorber la humedad del ambiente lo convierte en un poderoso protector contra los espíritus malignos, que necesitan la humedad para desarrollarse.

Taparse la boca al bostezar

Esto más que buena suerte es para protegernos, hay un dicho popular que dice “por puerta abierta, el Diablo se cuela” por lo que al taparnos la boca nos estamos protegiendo.

Apagar las velas de un soplido

Para dejar atrás los años cumplidos y pasar a los siguientes se deben apagar todas las velas. Ahora, además de esa creencia, también solemos pedir un deseo y se dice que si se apagan todas las velas de una vez, el deseo se cumplirá. Es curioso que fuera en la Baja Edad Media alemana donde surgió la idea de poner en las tartas tantas velas como años cumplían los niños, más una.

trebol 4 hojas

Encontrar un trébol de cuatro hojas

Una superstición bastante conocida también. Según la leyenda, cuando Eva fue expulsada del Paraíso se llevo un trébol de cuatro hojas; por eso, desde entonces, se cree que da suerte.

Supersticiones del mundo

Si las nuestras son curiosas, en otros países tienen algunas que te dejarán con la boca abierta:

Terror al número 4

Igual que en España no nos gusta el 13, en China le tienen pavor al número 4 ya que se pronuncia muy similar a la palabra “muerte”. Por eso, muchos hoteles y edificios públicos evitan poner los pisos números 4, 14 o 24.

Atrapa el rojo

Esta es una superstición griega y es muy curiosa. Cuando dos personas dicen la misma cosa a la vez, ambas deben decir en voz alta “Piase Kokkino”, que significa “atrapa el rojo”, y buscar y tocar el color rojo para evitar pelearse. Algo similar a nuestro conocido “Chispas”…

ensalada supersticiones

No comer lechuga si se quiere tener hijos

En el siglo XIX los hombres ingleses evitaban comer lechuga si querían formar una familia ya que el Diccionario Oxford de Supersticiones sugiere que la lechuga era perjudicial para procrear porque era una planta “estéril”. Es otro de los mitos que hay sobre fertilidad y embarazos.

Llevar una bellota para ser joven

Esta es sin duda una de mis supersticiones favoritas, en la antigua Bretaña las mujeres llevaban bellotas en sus bolsillos para ser siempre jóvenes. Se creía que el árbol del roble proporcionaba la longevidad y protección contra enfermedades debido a su larga vida.

Estoy segura de que hay muchas supersticiones más. ¿Eres supersticiosa?, ¿a qué superstición le tienes más respeto?

Imágenes: Pixabay y propias.

Comparte
Artículo anterior¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Artículo siguienteMujeres y libertad

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

6 COMENTARIOS

  1. jaja madre mía! soy 0 supersticiosa: tengo un gato negro, dejo las tijeras abiertas muchísimas veces, me he mudado unas cuentas veces y siempre me llevo mis cosas (incluida mi escoba) ¡ah! y suelo dejar el bolso en el suelo XD

  2. Lo reconozco, soy una persona nada supersticiosa. Mi hija nació en martes y 13 (octubre de 2009, ¿coincidimos?) y a mi padre lo operaron en martes y 13 (otro diferente). En ambos casos dije lo mismo “martes y 13 ni te cases ni te embarques, nacer/que te operen no afecta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre