Organízate ya mismo para la vuelta al cole

2

Mañana comienza el año nuevo. Mañana estrenamos agenda y en 7 días las niñas están entrando por la puerta del colegio. No puedo creer que hayan pasado ciento y pico días. Y no puedo creer, después de mi desconexión cerebral de finales de agosto, con el cuerpo todavía por recomponerse y adaptarse a los horarios y rutinas, que tenga que pensar en “volver al cole”. Hablo de la de los niños, pero también de la tuya. Saca el móvil, empieza a hacer la lista de la compra y saca la cartera, que el desembolso suele ser grande. Aunque si te organizas, puedes ahorrar en este duro mes.

vuelta al cole

El material escolar: el rey de la vuelta al cole

Revisa lo que tienen del año pasado y mira qué necesitan para este nuevo curso: ¿24 pinturas plastidecor? Igual no es necesario comprar caja nueva, quizá limpiando con una toallita de bebé las del año pasado que estén bien y sacando punta… La mayoría de nuestros peques no usan la mitad de los colores, así que repón las que necesiten. Lo mismo pasa con los cuadernos, que es mejor que empiecen con los que apenas usaron el trimestre pasado y ya iremos comprando poco a poco. Vale, a todos les gusta estrenar, ¿verdad? Pues negocia con ellos: vamos a la papelería y compramos una cosa nueva (el estuche, los lápices, la mochila…) y lo demás, lo vamos apañando.

Libros de texto

Si tu comunidad autónoma no tiene gratuidad en los libros de texto, ya estás corriendo para organizar en el colegio un banco de libros usados, además de reivindicar ante el Consejo Escolar que reduzcan los libros a lo mínimo necesario. En mucho centros, gracias al trabajo de los profesores, apenas tienen libros de texto. Aunque el gasto en cuadernillos pocas veces se puede evitar.

Si tienes que comprar libros, merece la pena comparar librerías (para esto sirve el grupo de whatsapp del colegio, por ejemplo) y acuérdate de que en algunas comunidades autónomas incluso permiten desgravar parte de lo que gastamos en la Declaración del IRPF.

el primer día de la vuelta al cole

La ropa para el cole (y quiero uniforme ya)

Soy una gran defensora del uniforme, porque creo que facilita la vida del que tiene que levantar a los niños por las mañanas. ¡La de discusiones que nos ahorraríamos en casa si mis hijas llevaran uniforme! Pero el cole de mi prole es público y la dirección no quiere ni plantearlo… Es verdad que un uniforme “uniformiza” pero no pueden colarme lo de que “limita la libertad de nuestros hijos para elegir” ¿No sirve con que elijan el fin de semana?

Igual piensas que es un horror lo del uniforme y seguro que llevas razón también, porque hay uniformes carísimos (otra buena causa para montar un ropero de uniformes de segunda mano en tu colegio). Busca en varios establecimientos, pon anuncios en los grupos de compra-venta de facebook o de otras redes sociales y aplicaciones (en Wallapop o Ebay también he visto uniformes de colegio). De nuevo, los grupos de Whatsapp, donde seguro que alguna madre de segundo o tercer hijo ya no necesita el uniforme y te lo regala encantada.

Las que tenemos que lidiar cada mañana con el “no quiero ponerme eso”, acabamos haciendo nuestros propios uniformes: mallas y camiseta interior de manga corta y exterior de manga larga. El Primark, Carrefour, H&M o Kiddys Class serán tus aliados. El tamaño y grosor de las mallas varia en función de la época del año, pero van la mar de uniformadas… 😉

Los extras de septiembre

Y aquí es dónde se nos suelen ir los pocos dineros que nos quedaban de la extra del verano: la matrícula de piano, el primer pago de las clases de hip-hop, la licencia del fútbol y la equipación nueva, todo el material del curso de pintura o el de robótica, etc. Consejos vendo que para mí no tengo: inscribidlos en actividades lúdicas y deportivas, que nada tengan que ver con lo que hacen en las clases (no más inglés, no métodos raros de matemáticas…), los niños tienen que tener la sensación de que acaban el colegio y juegan. Y uno más: si es en el centro escolar, nos evitaremos las carreras para llegar a las extraescolares, con el estrés que supone a todos. Y si tenéis la suerte de mi colegio, que los monitores recogen a los peques para pasarlos a las actividades… un lujazo. Además, las que organizan las asociaciones de padres y madres o los centros cívicos de los barrios suelen ser más económicas.

vuelta al cole 2

Imágnes: M-Urban, Me encanta escribir en español, Amazon.es

2 COMENTARIOS

  1. También me gusta lo del uniforme. Cuando era usuaria no tanto, pero la verdad que es un ahorro, económico y de discusiones (aunque esto no lo sabré hasta dentro de unos años).
    Este es el primer año de colegio… veremos como nos va 😉

  2. Yo fui una feliz usuaria de uniforme hasta los 14 años. En el instituto, público, no había y no me gustó nada tener que pensar qué me ponía cada mañana (por lo demás, muy bien). Como bien has dicho, ahora mi pareja y yo ponemos a los niños un pseudouniforme: tres pantalones/mallas, cuatro camisetas (manga corta o larga según toque) y un par de jerseys y a hacer combinaciones hasta que crezcan y ya no les valga.
    Respecto al material escolar, estamos reutilizando la mochila y todo lo que sobrevivió del año pasado, ya estrenarán cuando se acabe 😉

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre