lunes, junio 27, 2022
InicioOcioComo hacer una maleta familiar y no morir en el intento

Como hacer una maleta familiar y no morir en el intento

Este verano cuando llegamos al pueblo tenía miedo a abrir el maletero y quedar sepultada bajo una montaña de maletas. Entre la maleta de mi marido, la mía, la del mayor, la del pequeño, la cuna, el transportin de la perra, la bolsa de los juguetes, la de la playa, etc. en el maletero no cabía ni un pañal. Cuando estábamos descargando (operación que como os imaginaréis duro cerca de media hora), llegó mi prima en su coche poco más grande que el nuestro, con su marido, sus cuatro hijas y una en camino (sí, habéis leído bien ¡cinco! …), la mujer que le ayuda a cuidarlas y sus maletas (para todo el verano). Se bajaron tranquilamente del coche y no os imagináis la cara que se me quedó al ver su maletero. Contra todo pronóstico no estaba a punto de explotar ni mucho menos, vamos que sólo le falto preguntarme si quería que me llevara algo por que por sitio no tendrían problema… En ese momento, me di cuenta de que algo estaba haciendo mal, muy mal y que tenía que ponerle remedio.

maleta

Entre alucinada y avergonzada me acerqué a ella y le pedí que me diera su secreto para meter en una maleta lo de las cuatro niñas (además féminas, que admitámoslo, suelen llevar más complementos que mis dos churumbeles). Sólo me dijo una cosa, “es fácil, de viaje sólo les llevo la ropa que tienen igual; me resulta mucho más sencillo coger los 4 vestidos, 4 camisetas, 4 pantalones que estar pensando que le voy a poner a cada una y lo mejor es que además, ocupa menos”.

Personalmente no era nada fan de llevar a los niños vestidos igual, pero lo vi claro, tenía que probarlo. Les compre algún conjunto igual y varios combinados, y lo puse en práctica. Os aseguro que solo con eso, hacer su maleta se volvió bastante más sencillo y conseguí lo que buscaba, llevar una sola bolsa para los dos.

pijamas

Pero todavía quedaba mucho por reducir, así que os cuento alguno de los trucos que he empezado a poner en práctica y con los que la cosa ha mejorado bastante.

Hacer una lista: antes de salir de viaje haz una lista de todo lo que tienes pensado llevar, de lo que crees que realmente te hará falta y raciona los “porsi…”. Es decir, no puedes llevar 4 pijamas por si se mancha, 4 camisetas por si se moja, leotardos porque de todos es sabido que aunque estemos en primavera puede venir un frente del polo norte que le congele las piernas a tu retoño… Hay que racionarlos y permitirte un número limitado (bastante limitado) de “porsi…”. Por que si no, la maleta no cerrará, y lo sabes.

[Tweet “De viaje, sólo les llevo ropa igual o combinada, ocupa menos y es más fácil hacer la maleta”]

– Lleva prendas que combinen entre ellas, de colores neutros para que con el menor número de ropa puedas hacer varios looks diferentes.

Enrolla la ropa en lugar de doblarla de la forma tradicional, ocupará mucho menos espacio y se arrugará menos.

pantalon doblado

 

Ocupa todos los espacios de la maleta: utiliza todos los bolsillos que tenga la bolsa, los huecos que queden entre la ropa e incluso, dentro de los zapatos, puedes meter los calcetines.

Tres pares de zapatos como mucho: hay que elegir muy bien el calzado según lo que vayamos a necesitar. En invierno con dos pares (unas botas y unos zapatos o deportivas) debería ser suficiente. En verano, podemos sumarle alguno más ya que las chanclas y las sandalias ocupan menos espacio. Es importante llevar puesto el calzado que más ocupe.

[Tweet “Antes de preparar la maleta haz una lista y mete sólo ropa neutra o que combine entre sí”]

Lleva puesto lo que más ocupe: al igual que con el calzado, es mejor llevar encima las prendas de abrigo, jersey, etc. que más ocupen. No se trata de ir como una cebolla, que la maleta cerrará perfectamente pero tu no podrás abrocharte ni el cinturón. Si llevas un jersey gordo de lana, es mejor que lo lleves puesto porque si no, ocupará la mitad de la maleta.

Lleva bolsas: las bolsas de plástico o las bolsas con cierre son muy buenas para guardar la ropa sucia y para organizar el equipaje. Por eso, es bueno meter dos o tres, no ocupan nada y pueden serte muy útiles.

Todavía tengo que reducir un poco mi equipaje pero desde que sigo estos “trucos” la verdad es que lo he notado mucho, probablemente mi marido más porque ya no tiene que hacer un tetris cada vez que nos vamos de viaje. Y vosotras ¿tenéis algún truco a la hora de hacer el equipaje?

Artículo anterior¿Conciliamos todos?
Artículo siguiente¡Vaya despiste!
Maria Jardón
Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

16 COMENTARIOS

  1. muy buenos consejos… reconozco que alguno ya lo usaba pero me ha encantado el de enrollar la ropa… lo pruebo para las próximas vacaciones. 😉

  2. Yo hago maletas a menudo para los cuatro que somos, con el problema añadido de que al ir en avión tengo que vigilar el peso de cada bulto para no pagar el plus.

    Creo que lo has cubierto todo… Lo de meter cosas pequeñas en los zapatos lo aprendí hace poco y va genial. Y no enrollo la ropa, pero sí me tomo la molestia de doblarlo todo del mismo tamaño para aprovechar mejor el espacio.

    • Prueba lo de enrollar la ropa, ya verás como te sorprende lo poco que ocupa y lo bien que llega.
      uffff lo del avión es un rollo, yo por fortuna no lo tengo que coger mucho por que además, lo de los líquidos también debe ser complicado…

  3. Buf, yo todas las semanas tengo que hacer una mochila (de maleta ni hablamos) para mí y para M porque debido a mi trabajo, pasamos dos noches en casa de mis padres. Ya llevamos varios meses así y no veas lo mucho que he mejorado. Como voy en tren y con el niño en mochila, para mí lo fundamental es que la ropa pese poco (que ya bastante pesa el niño), así que minimizo lo mío al máximo.

  4. ¿Tu prima no será la Madre Tigre? Ja ja ja ja
    Muy buenos consejos, los “porsiacaso” son mi punto débil.

    • No, no es la madre tigre jejejeje no tiene nada que ver con la blogosfera 🙂
      Lo de los “porsiacaso” creo que son el punto débil de muchas de nosotras jejeje

  5. Yo, no es por echarme flores, pero soy bastante crac haciendo maletas… He llegado a enrollar la ropa… aprovechando que nadie miraba y medio avergonzada pero, ahora que me confirmas que se arruga menos, lo seguiré haciendo con más convicción! 🙂
    Hay que simplificar, y se se viaja con una manchita tampoco pasa nada…

    Buenos consejos, María!!

  6. Madre mia, te vas a reír… pero me cuesta un horror hacer una maleta para mi y mi marido (si, si, sólo dos) y no morir en el intento!! Yo empiezo con los ‘porsi..’ y no acabo!! Miedo me da cuando tengamos al bebé con nosotros y tenga que montar alguna, veras que jaleo.
    Eso sí, me apunto lo de los colores neutros para varios looks, para mi y para cuando llegue el bebé ^^
    Saludos!

    • Jajaja María, yo era igual. Cuando nació el mayor empecé con las listas, algo que JAMÁS había hecho y que ahora es imprescindible…que si los pañales, walkies, bañera…créeme ya verás como cuando nazca el peque te organizas genial (no te queda otra 😉
      Un abrazo

  7. Mi padre siempre me dice lo de que enrolle la ropa y no le hago ni caso porque pensaba que eran ideas de bombero sexagenario que no sabe lo que dice. Pero si tú lo confirmas ¡voy a tener que darle la razón! Entre las pocas cosas que hago bien en este tema está lo de llevan ropa con colores que combinen entre sí. Del resto mejor ni hablamos.

  8. Pues yo depende de donde vayamos me queda mejor o peor. Si vamos 7 dias a un hotel/apartamento, genial. Meto para cada uno 7 rollitos de pantalon/ropa interior/camiseta. He llegado a marcarlos por dias!!!!!!! 2 pares de zapatillas y 2 pijamas, botiquin y neceser en tamaño viaje y la bolsa de playa/piscina. Con una maleta grande y una bolsa lo tengo hecho!! Al llegar no pienso qué nos ponemos cada dia, un rollito y listo!! EL problema viene cuando voy al pueblo: por si salimos a comer, por si vamos mas elegantes, por si vamos al rio/piscina, por si hace frio, para dejar en aquella casa, bicis, juguetes………….. Feliz verano!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión