Teen Store, reducto adolescente

0

Las que tenéis hijas adolescentes ¿no os ha pasado que una parte significativa de los “conflictos” cotidianos que con ellas mantenéis tienen su origen en la ropa? Cuando alcanzan cierta edad, autonomía y desarrollo físico, a medio camino entre la infancia y la adolescencia, no siempre lo que nuestras hijas quieren vestir es lo que a las madres más nos gusta o, sencillamente, lo más acorde con su edad. 

Hay muchas marcas con líneas juveniles como Gocco o Massimo Dutti que, cada una en su estilo, ofrecen alternativas resultonas. A mí, personalmente, los estilismos que la segunda de estas firmas ofrecen para las adolescentes me encantan… pero, reconozcámoslo, son propuestas que no siempre están próximas a lo que a nuestras ya-no-tan-niñas (que tienen la vista más puesta en el brilli-brilli, minishorts, bodies y ombligos al aire de Bershka, Pull and Bear y compañía) les gusta.

Llegar al consenso a veces no es fácil, sobre todo si vives en una ciudad pequeña en la que lo que manda es el imperio Inditex y las adolescentes parecen clones. Por eso, para mí fue un auténtico descubrimiento dar con el Teen Store de El Corte Inglés, un espacio en el que podemos entendernos y en el que nos resulta más fácil encontrar prendas que satisfagan las ansias de mi hija por crecer y mis intentos infructuosos porque su llegada a la adolescencia sea progresiva. 

¿Qué es el Teen Store?

Teen Store fue la gran apuesta en moda de El Corte Inglés en la primavera de 2016 para conquistar al público teen. Se trata de un espacio dentro de la zona de moda infantil orientado a adolescentes entre los 11 y los 16 años, con tallas que van desde la XXS a la M. Como experiencia piloto se implantó solo en los centros de Sanchinarro, Pozuelo en Madrid, Diagonal en Barcelona, Zaragoza, Lisboa, Palma, A Coruña, Alicante y Valencia, pero también está disponible en la tienda on-line.

Aunque tiene una marca exclusiva, Belle & Rebel, el Teen Store es un espacio en el que confluyen varias firmas: principalmente Antimilk, Double Agent, Ewa & Me, Tarantela y Pepe Jeans, aunque ocasionalmente podemos encontrar también calzado de otras marcas como Adidas, Vans, Karl Lagerfeld, Little Marc Jacobs… Estas últimas son más bien complementos puntuales para ciertos looks

¿Qué podemos encontrarnos en el Teen Store?

Pues un poco de todo. Principalmente, ropa casual, pero también alguna que otra colección más formal para eventos, pero sin caer en el exceso de sobriedad o la ñoñería que repele a la mayoría de adolescentes.

Camisetas y tops de todo tipo, tejanos, un amplio catálogo de sudaderas, vestidos, alguna que otra prenda de abrigo y complementos diversos, desde calcetines a bañadores pasando por bolsos o bisutería. 

Después de leer nombres como Adidas, Pepe Jeans o incluso Tarantela estaréis pensando que quizás sean prendas para bolsillos desahogados y no os voy a mentir: sí, hay cosas más “carillas”; y no, no os vais a encontrar camisetas a diez euros como en Stradivarius… Pero dentro de la colección hay precios para todos los gustos

¿Por qué nos gusta Teen Store?

Digo NOS gusta porque creo que es de los pocos lugares en los que ahora mismo mi hija y yo podemos llegar a un alto grado de consenso respecto a lo que es idóneo para su edad. Esa es, para mí, la idea clave y por eso he de confesar que a veces no me importa pagar un poco más, comprar dos en vez de tres camisetas o esperar a las rebajas…, pero volvernos a casa satisfechas tanto ella como yo.

Vaya por delante que el 90% del resto de la familia y la suya propia hasta hace bien poco ha salido de Zara, pero todos sabemos cómo acaban algunas camisetas al segundo lavado… Por eso también valoro que quizás pueda comprar en el Teen Store un menor número de prendas, pero estas van a sobrellevar mejor el paso del tiempo. Hay camisetas que se ha puesto tooooodoooo el pasado verano y que están casi como el primer día. En este sentido me recuerda un poco a la ropa de Bóboli, que es cierto que estaba un peldaño por encima en precio, pero a años luz de calidad, al menos cuando yo se la compraba.

View this post on Instagram

Indecisa❓ Pero en la buena dirección 🙌

A post shared by Teen Store (@teenstoreeci) on

Tampoco es jauja, ¡oye! que hay looks imposibles para sus once años, pero ahí también está el grado de tolerancia que como madre tengas hacia el “chonismo”. El mío he de reconocer que es bastante bajo.

No podría quedarme con una marca concreta, porque desde que el pasado verano lo descubrimos hemos ido “picando” de una y de otra, además, influye las colecciones de cada temporada. El año pasado, se (nos) enamoró(amos) de varias prendas de Double Agent, pero repasando el armario he constatado que Belle & Rebel ha ganado por goleada este verano. Y, por supuesto, está Ewa & Me, que me flipan sus camisetas y sudaderas a pesar de que a la mayoría le añadiría media cuarta de largo 😉 Pero ahí entra ya en el terreno de mis paranoias.

La primera incursión para preparar el armario para el otoño no ha sido muy satisfactoria. No porque no encontrase ropas de su agrado, sino porque encontró muchas más de las que yo estaba dispuesta a comprar, pero es que hay que reconocer que la colección de otoño-invierno viene cargada de cosas chulísimas.

Me habría encantado ilustrar el post -que, por cierto, no es patrocinado- con imágenes de mi hija luciendo palmito para que veáis que modelos tan chulos, pero no se ha dejado. Pero seguro que con todas estas fotos que os he dejado de su instagram os hacéis una idea de lo que podéis encontraros. 

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.