Los 8 inventos de Regreso al Futuro adaptados por las madres

5

Casi treinta años dan para mucho, claro que sí. Y a la velocidad que avanza la tecnología (observen que ya no digo Nuevas Tecnologías, que me he puesto al día y de nuevas no tienen nada), era de esperar que lo que hace 26 años solo estaba en el guión de la trilogía de Regreso al Futuro, hoy es una realidad en muchos casos hasta viejuna (véase el fax…) como nos contará Vero en un rato.

regresoalfuturo2

Cierto es que no tenemos coches que vuelen, aunque varios prototipos ya se han visto en el mercado, o que estamos lejos de algunos de los sistemas de reciclaje futuristas que se veían en la segunda película de la saga (y no, no hablo del quinto contenedor). Pero durante estos años, muchos de los avances que de aquella mítica película, han saltado de la pantalla a nuestros hogares…al menos en “modo casero”. Veamos los inventos no inventados que las madres del siglo XXI hemos adaptado.

1. El patín volador

regresoalfuturo1

Aunque no existe tal cual lo vimos, hay muchos intentos. El último salió hace unas semanas en el programa de El Hormiguero, con un montón de hélices en los pies y sobrevoló una piscina. Vale que mis hijas no tienen patín volador, pero te aseguro que a veces, cuando me enfado mucho mucho a eso de las 20:30, les doy cuatro gritos y me da la impresión de que vuelan por el pasillo rumbo a la cocina para cenar. ¿A alguna le pasa también?

2. Ropa con secado incorporado

Hay tejidos que secan muy rápido y me parece estupendo. Otros directamente, no se mojan. O al menos no calan. Pero todos, todos, se manchan de vez en cuando. Y, ¿qué hace toda madre resabiada si ve una mancha en alguna prenda de su retoño? ¡Sacar la toallita, efectivamente! Que todavía está Robert Zemeckis, el guionista de Regreso al Futuro, maldiciéndose por no haber imaginado el invento que ha revolucionado el siglo XXI: las toallitas para el culo del bebé. Y para otros doscientos usos.

3. El hidratador de alimentos

regresoalfuturo3

En la película aparece un aparato que conseguía transformar una pizza miniatura en una tamaño familiar. Pues no, las madres no hemos inventado nada parecido, ¡porque no lo hemos querido! Que somos gente sana, y fijo que para hacer eso hay que utilizar alguna onda electromagnética rara rarísima y mala malísima. Nosotras las madres, no necesitamos un hidratador de alimentos. Danos una masa de hojaldre del supermercado y cuatro cosas de la nevera y te montamos una empanada para todo el edificio. ¡Ja! Un hidratador a nosotras…

4. Cirugía plástica natural

¿Y para que necesitamos eso hoy en día? ¿Acaso las tiritas de animales no lo curan todo? Observa las rodillas de mis hijas durante una semana y dime si necesitamos cirugía plástica al alcance de todos…

5. Jardines retráctiles

regresoalfuturo4

Yo creo que esto está inventado. Al menos mi vecina de enfrente lo ha inventado, habrá que ver si lo patentamos. Ella tuvo que hacer un huerto miniatura para la clase de Science de su hijo. Y veo como lo saca por la ventana durante el día y lo mete de nuevo para dentro por la noche. Retráctil, vaya.

6. Gasolineras dirigidas por robots

Pues yo no sé si serán robots, androides o zombies los que están detrás de la máquina demoníaca esa en la que tú metes la tarjeta de crédito, tú pones cuanto vas a echar de combustible, tú te lo sirves y tú te haces la devolución a ti misma si te habían equivocado calculando la capacidad de tu depósito.¡Ah! Que eran gasolineras dirigidas por madres…vale, vale…

7. Cubos de basura que se mueven

Otra cosa que las madres hemos inventado hace tiempo. Lo normal es que una madre vaya con una bolsa-caja-balde o lo que se tercie bajo el brazo, de habitación en habitación recogiendo papelitos, gomets, trozos de pinturas, grapitas, pegotes, pelos de muñeco, piezas de coches y otros “desechos” de los juegos de nuestros retoños.

8. Mr Fusión, que convierte los desechos en combustible

regresoalfuturo5

Con esto sí que hemos soñado las madres de un bebé de pañal… Pero mucho mucho. ¡Vaya lo que hubiéramos ahorrado en calefacción cuando nacieron mis hijas! Combustible para todo el barrio…

¿Se te ocurre alguno más? Seguro que me he dejado muchos. Y es que una madre, es un pozo de imaginación y supervivencia.

Imágenes: Foto 1. Bolsamanía.com; Foto 2. Elconfidencial.com; Fotos 3, 4 y 5. BuzzFeed.com

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre