miércoles, diciembre 8, 2021
InicioOcioIr al cine en estos (calurosos) tiempos

Ir al cine en estos (calurosos) tiempos

Llevamos ya unas semanitas quejándonos del calor que hace como si no fuéramos conscientes de que estamos en pleno verano. La búsqueda de alternativas de ocio que nos saquen de casa para pasar un rato agradable a una buena temperatura acaba, en muchas ocasiones, mirando de frente a la pantalla grande. La magia del cine no entiende de estaciones del año y siempre es una buena opción, pero en verano mola más. Os cuento algunas de las alternativas para ir al cine en verano que trascienden al típico multisalas.

Grease singalong
Oh, Sandy

Sing along

Esas pelis que adoras como Mamma Mía o Dirty Dancing con la posibilidad no sólo de cantar a voz en cuello, sino también de hacerlo con un montón de gente más y arengada por un equipo de animación para que no te cortes, eso es Sing Along. Creo que viví algo parecido cuando vi en el cine, en mi más tierna preadolescencia, las dos películas de Hombres G…  y es que yo era muy fan y me sabía todas las canciones así que no paré de cantar en ninguna de las proyecciones.  Nuestra Sara ya lo ha probado y nos lo contó emocionada antes de haber diseccionado Grease de nuevo. De su crónica se deduce que lo disfrutó como una enana.

Las sesiones de verano en Madrid y Barcelona son al aire libre, uno de los placeres máximos para tiempos calurosos. Como para no perdérselas.

sala-junior
¿Cómo estaba la sala? Abarrotá

Salas junior

Tengo edad suficiente como para recordar los cines de sesión continua y los descansos con el «visite nuestro bar» -que también dio nombre a un tema de los G, si es que todo está conectado-, aunque mi madre nunca visitara su bar y lo que hiciera fuera sacar del bolso el bocata seguido del socorrido plátano ;). Retomando esta idea, modernizándola y haciéndola más guay, Yelmo Cines ha sacado su Sala Junior y para que pudiéramos probarla nos invitó a ver Buscando a Dory.

El concepto de la Sala Junior es genial. Tiene butacas de las de toda la vida, pero también tumbonas, cojines dobles y puf dobles y todos prometen comodidad. Como nosotros llegamos súper justos al pase nos sentamos en las clásicas butacas, que también están muy bien. La visión de la pantalla desde cualquier parte de la sala es magnífica y el sonido estupendo.

Pero lo que hace la sala realmente especial, más allá de tal variedad de asientos, es el tobogán que la recorre de arriba a abajo y los balancines a pie de pantalla, todo ello listo para el disfrute de nuestros pequeños, que pueden usar tanto antes de la proyección como en el descanso. Porque sí, en Yelmo han estado listos y paran la peli a la mitad para que no se les haga largo y puedas ir al baño o a por más provisiones.  Para usar el tobogán es imprescindible sacarse los zapatos, que podrás dejar en un casillero preparado a tal efecto en la entrada de la sala, y usar calcetines. Y todo es perfectamente seguro, que les hicieron entrega de la certificación en el pase de prensa al que nos invitaron.

Y hubo un último detalle que me terminó de conquistar: un aparcamiento para carritos en el pasillo que da acceso a la sala. Eso es no dejar ningún detalle al azar.

cine-en-verano_autocine
Cara de felicidad, les debe de gustar la peli

Autocines

Grease, entre otras muchas películas estadounidenses, marcó mi juventud. De hecho, creo que conozco más costumbres de los estates que de mi propio país desde entonces. Y fue en Grease donde descubrí el autocine y aquello me pareció lo más de lo más. Dejando de lado el hecho de que no me saqué el carné de conducir a los 18 -ni lo tengo a los 38-, lo que dificultaba mi asistencia a uno de ellos, moría por tener la oportunidad de ir. En la actualidad funcionan varios en España, podéis encontrar la info aquí, y en septiembre abrirá el autocine más grande de España, en la zona cercana a las Cuatro Torres. No sólo podrás ver la peli, también podrás disfrutar las imponentes vistas ;).

cine-en-verano
Todos a la calle

Cines de verano

Una sinfonía compuesta por el sonido de las pipas mientras se comen, el papel de aluminio que se arruga al sacar el bocadillo y la gente que levanta la voz un poco de más aprovechando que está al aire libre, esa es la banda sonora de mis noches de cine de verano en «El Retiro» de Madrid. Creo que es uno de mis más queridos recuerdos de infancia, porque era algo que hacíamos en familia y que nos daba la posibilidad de alargar la jornada hasta horas prohibidas entonces.

La posibilidad de ir al cine de una forma más relajada que la impuesta por la sala, sentirte como en tu casa, que te puedes llevar tus cojines, estar fresquito -todo lo fresquito que puedes estar con 30º a las 22:00 horas- es fantástica. Aunque creo que lo que en realidad nos conquista a los españoles es lo de poder estar en la calle, no hay más que ver cómo llenamos las terrazas de los bares en cuanto las ponen.

En Me gusta mi barrio han publicado un recopilatorio que me ha ahorrado el tener que buscar más info sobre los cines de verano de Madrid, y como anécdota os cuento que en mi Móstoles de adopción también tenemos cine de verano ;). Además, os dejo un enlace en el que podéis encontrar cines de verano por toda la geografía española y otro con los de Barcelona.

¿Alguna forma más para disfrutar el cine en verano? Contádmelas en los comentarios, que me encantará saber.

Let B. Díazhttp://estonoescomomelocontaron.com/
Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. ¡¡¡Adoro el cine!!!
    Y este verano tengo una lista bastante grande de películas que quiero ver.
    Sin embargo, nunca he probado el autocine! tendré que hacerlo sin falta jeje

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Belén on