jueves, diciembre 9, 2021
InicioOcioUna escapada en familia antes de que llegue el invierno... ¡o varias!

Una escapada en familia antes de que llegue el invierno… ¡o varias!

Escapada en familia

Os traigo un montón de lugares para disfrutar de una escapada en familia este otoño y pasar unos días juntos. Os traigo propuestas de esas que sé que os van a poner los dientes largos ¡muy largos!

¡¡Vámonos ahora mismo!!

Ya sé que diréis que acabamos como quien dice de volver de vacaciones y de coger el ritmo a la rutina pero… ¡¡vámonos ahora que aún podemos!!

Porque ahora los días aún tienen luz y no hace demasiado frío, ahora es el momento de hacer una pequeña escapada de otoño en familia. Una de esas escapadas de un par de días o tres, lo justo para tomar oxígeno antes de que llegue el invierno porque «el invierno está llegando» como dicen los Stark.

El norte y sus secretos

Escapada en familia

Salir de casa y dar un paseo por un bosque es una de esas experiencias que nos llenan de energía aunque también nos salgan agujetas que no todo es idílico.

En Galicia hay uno de esos lugares, es el Souto da Retorta y si os juntáis varios (más de cinco o seis adultos…) podéis intentar abrazar a uno de los árboles más imponentes que veréis nunca, por algo le llaman “el abuelo”.

Si queréis seguir paseando o más bien triscando por el monte, nos desplazamos hasta La Rioja para descubrir La Sierra de Cebollera.

Es un parque natural de más 23.000 hectáreas y tiene una de las caídas de agua más hermosas de España según los que la han visitado, se trata de las cascadas de Puente Ra.

Aunque, estando en La Rioja y viniendo del norte, habría que hacer parada primero en la “Rioja Alavesa” para recorrer los municipios de La Guardia y Elciego.

Merece mucho la pena recorrer sus calles y ya que nos ponemos, seguro que podemos descubrir alguna bodega de la zona. En otoño el enoturismo es una de las mejores opciones de ocio que tenemos para hacer una escapada en familia.

Del centro al sur

Escapada en familia

Madrid sin ir más lejos cuenta con la joya de la corona en lo que a bosques se refiere si hablamos de hayas.

El Hayedo de Montejo es el bosque de hayas más septentrional de Europa, el que está más al sur y pasear entre estos árboles es pasear entre magia, leyendas y fantasía.

Eso sí: toca madrugar porque el número de visitantes cada día está limitado, somos muchos y toca proteger este entorno natural tan peculiar.

Nos vamos un poco más al sur hacia los campos de Extremadura porque Cáceres sigue siendo un tesoro por el que pasear, como el que encontramos en el Parque Nacional de Monfragüe. Hay que subir a Cerro Gimio para estar más alto que el vuelo del buitre negro, una de las especies protegidas que viven en la zona.

Y no olvidar llevar los prismáticos para ver como anidan entre las rocas de El Salto del Gitano, al principio cuesta localizarlos entre el gris de las piedras pero en cuanto se empiezan a ver, el espectáculo es genial.

Y seguimos bajando hacia la Sierra de Cazorla, donde Úbeda y Baeza nos reciben con los brazos abiertos, con unas calles llenas de historia y con una naturaleza amistosa por la que pasear en otoño es un regalo.

Mejor ir preparados

Escapada en familia

Sí, todo es muy bucólico, los días pueden ser maravillosos, la luz espectacular en una tarde de otoño y los colores de los árboles un exceso que siempre nos asombra pero… también puede ser menos ideal y por eso es bueno ir bien preparado para lo que pueda pasar.

  • Calzado cómodo: Imprescindible y con posibilidad de cambio aún mejor, a lo que hay que añadir varios cambios de calcetines de algodón, que nuestros pies sufran lo menos posible es fundamental.
  • Ropa ligera: Con la que podamos abrigarnos si el invierno se acerca demasiado y de la que podamos desprendernos poco a poco si el esfuerzo o el verano nos obliga. Ropa cómoda, más que gruesa casi mejor fina para que podamos jugar con las distintas capas
  • Mochilas: Sí, imprescindible, cada uno acorde con su fuerza y su tamaño si la escapada es en familia. Mejor varias mochilas con un peso liviano en cada una que una o dos que nos obliguen a ir demasiado cargados.
  • Gorras y pañuelos para el cuello: Puede que sea el sol o puede que sea el viento lo que nos moleste. Una gorra o un cuello no ocupa nada en la maleta y nos puede ser de gran ayuda llegado el momento
  • Toallitas húmedas: Que no dejaremos tiradas por el monte, que no se nos escaparán porque no estemos atentos y que por supuesto no acabaran en ningún inodoro. Vamos a disfrutar y a dejar el entorno a poder ser, mejor que como nos lo encontramos
  • Botellas para llenar de agua fresca: Imprescindible. Pocos momentos más agradables que hacer un descanso en el camino para beber un trago de agua y comentar cómo nos está yendo la experiencia juntos.
  • Cámara de fotos: Sí, no os la olvidéis si sois aficionados a la fotografía porque es innegable que el otoño tiene una luz y unos colores propios que merece mucho la pena recoger en una foto… o en miles.

Y poco más… todo esto junto con ganas de disfrutar, de dejarnos sorprender y de recargar las pilas juntos, de sacar unos días de tiempo de calidad antes de que llegue el frío porque “Winter is coming” eso es innegable.

Fotos: Pixabay – turismogalicianorte.com – Propias

Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo