Nuestros superpoderes de mujeres y madres

25

Las chicas de Mujeres y Madres Magazine tenemos superpoderes. Sí, como lo leéis. Cada una de nosotras, atesora uno o dos diferentes -de los que se pueden contar- además de otros tantos que pueden ser más comunes a nuestra condición femenina. Ya me entendéis 😉mujeres superpoderes

Os presentamos el cuadro de las super heroínas de nuestra redacción gracias al arte de Fina La Endorfina (gracias fenómena, nos has sacado tal cual somos, divinas)

 

Superpoder de la lectura y escritura rápida (Sara Palacios)

saraCuando era pequeña nadie me creía cuando decía que era capaz de leer a la velocidad de la luz. Me miraba con cara de “¡venga ya! ¡no puede ser cierto!” así que tenía que hacerles una demostración. Me leía un capítulo de un libro, generalmente siendo cronometrada y luego les tenía que contar de qué iba con todo lujo de detalles. La cara de estupefacción cuando terminaba solía ser un poema. No sé cómo lo hago: supongo que es como si le preguntas a Superman que cómo vuela. Yo leo. Muy rápido. Y no sé hacerlo de otra manera, ni más despacio aunque quiera. Cuando estudiaba era una gran ventaja, está claro, pero en general es un asco porque cuando vas al ritmo de un libro/un día, es bastante frustrante. Los Pilares de la Tierra no fueron una excepción. Así que imaginad lo que me duran los libros de 100 páginas ¡una ruina caracolera!

Por otro lado con los años he desarrollado otro superpoder que consiste en escribir a toda velocidad. Nunca releo, escribo del tirón y soy capaz de escribir 10 post bastante dignos en un día. Las coñas en las conversaciones de nuestro equipo de redacción son infinitas…

 

Superpoder de Superdescripción (Let)

let

Ya en mi más tierna infancia, en mi primer colegio, debía de estar en 3º de EGB (perdonadme pero no tengo ni pajolera idea de a qué curso actual corresponde, Ojazos está aún en la escuela infantil), gané un premio en un concurso de redacción literaria por aquellos “ojos verde aceituna” entre otras descripciones. En el fallo, la profesora puso de relieve aquella profusión de detalles así como el de las metáforas. Ahora veo que era muy evidente pero, qué queréis, tenía 8 años.

Quizá por la influencia del cine en mi vida imagino mis textos antes de escribirlos para así ponerles imagen. El proceso se sencillo: cierro los ojos y veo lo que quiero contar. Después solo llevo al papel lo que he visto con metódica precisión, tanta que, a veces, creo que falta algo de acción. Pero lo cierto es que funciona. Siempre me dicen que mis textos son muy visuales y, cuando los releo, yo también lo pienso. No sabría escribirlos de otra manera. Quizá así consiga convencer a todos los que dicen que no leen el libro porque prefieren ver la película.

 

Superpoder de la positividad (Pilar Martínez)

pilar

Cuando me preguntaron mi superpoder para escribir este post lo tuve clarísimo y cristalino: ser superpositiva. Soy de esas personas que saca la parte positiva de las cosas, de todas, hasta de las más chungas.

¿Que me cuentas que te han despedido? Pues yo te puedo hacer una lista de todo lo que has ganado gracias a eso: ahora tendrás más tiempo para estar con tus hijos, no tendrás que aguantar a tu jefe, podrás dedicarte a lo que más te gusta o lanzarte a emprender en ese negocio que nunca te atrevías… Por eso mis amigas siempre me dicen “que lo veo todo rosa” 😉

Sin embargo, no es que lo vea todo rosa, es que yo veo los cambios como oportunidades y me encanta sacar la parte positiva de las cosas. Es una suerte, lo reconozco, porque no me gustaría nada ser de esas personas que lo ven todo negro.

 

Superpoder de la organización (Merak)

merak

Y no, ¡qué va! No os vayáis a pensar que soy una persona muy organizada… ¡para nada! En mi vida diaria soy un desastre con patas, pero la necesidad agudiza el ingenio y, en ocasiones, la única forma de sobrevivir al caos de ser una madre trabajadora es con una férrea organización.

Así que hay poderes innatos, como el de la lectura rápida de nuestra amiga Sara. El mío, sin embargo, es adquirido, desarrollado y perfeccionado a base de años de entrenamiento. El caso es que, cuando todo está patas pa’riba, cuando hay que afrontar un nuevo reto, cuando hay que coordinar esfuerzos… no sé como me las arreglo pero allí estoy yo, en primera línea. Saco la batuta y ¡voilà! Dos grupos de whatsapp, otro más de Facebook, tres listas de correo, varias listas en la agenda, una pizarra, tres cuadrantes, cinco calendarios, rotuladores de varios colores… y te organizo desde el trabajo en una redacción, a un cumpleaños, pasando por un “parlanchín” y disperso equipo de redacción de un magazine on-line.

La clave: asumir las carencias propias, apreciar las de los demás e intentar sacar siempre lo mejor de cada uno; motivar al grupo y asumir que vas a ser la PESADA que acecha al resto para que cumplan con su parte del compromiso. Esa soy yo, la neurótica que se pone en lo peor de lo peor, en lo mejor de lo mejor, que evalúa en silencio posibilidades remotas para tratar de anticiparse a todas ellas. Lo sé, no soy ni una violinista prodigiosa ni una virtuosa de la flauta travesera… así que si me buscas hazlo dirigiendo a la orquesta.

 

Superpoder de contagiar ilusión (María Jardón)

marija

Aunque no me identifique con alguno de los motivos por los que mola ser una mujer friki que nos contó Pilar, si lo hago con muchos y es que me encantan los súper heroes y pagaría por tener súper poderes al más puro estilo “X men”, pero me conformo con uno que, he de reconocer, exploto bastante. Soy capaz de ilusionar a cualquiera.

La base de este súper poder es que yo me ilusiono con todo. Que vamos a la nieve, ilusión máxima; que hago una nueva receta, como una niña con un juguete nuevo; que decoramos una habitación, 20 fotos y no paro de mirarla; que me compro una bufanda…idem. Así que no os cuento con cosas más serias.

Y es que, soy capaz de hacer que dos niños de 3 años, cansados de caminar, continúen de excursión más de una hora ilusionados buscando hadas y duendes que, de todos es sabido, habitan en los bosques de nuestro país. Pero también puedo contagiar a los que me rodean la ilusión por un nuevo proyecto para ponerlo en marcha y es que, una frase con la que me identifico totalmente es la que dijo José Narosky “mi mayor ilusión…es seguir teniendo ilusiones”.

 

Superpoder de bruja (Natalia Martín)

nat

Y es que cuando dicen que las mujeres tenemos un sexto sentido, lo dicen por algo. Yo desde luego lo tengo y a los míos les tengo calados. No se me escapa ni una y lo que no se, es como no se acostumbran a mi súper poder porque la cara de alucine que ponen cuando me anticipo a las cosas es de traca.

La cara de poker la ponen igual el padre y las hijas, ni que fuera la primera vez que adivino lo que están pensando, que con el padre ya vamos para 19 años. Creo ya que podían haberse habituado, aunque en el fondo os diré que me mola anticiparme cada día y que se sorprendan de ello como si fuese la primera vez

Superpoder de multitarea (María José Sarrión)

majo

O como decía una colega: Multimedia. Que hay un fuego en twitter allí estoy yo, leyendo blogs, comentando un hilo de Facebook, dando el like a la foto de Instagram, haciendo la comida, recogiendo a las niñas, escribiendo un post, limpiando la casa, en clase de inglés, o lo que es lo mismo, haciendo mil y una cosas a la vez.

Fina, La endorfina me ha dibujado con agenda en mano, y mil manos. Y así es, siempre voy con mi agenda, mi libreta y mi móvil. Aprovecho cualquier minuto, para sacar agenda y boli, y ver lo que tengo pendiente. No soy de hacer listas, de hecho las odio. Me parecen una pérdida de tiempo. Soy de hacer las cosas aquí y ahora. Aunque a veces esa inmediatez me dé algún dolor de cabeza extra. Pero qué vamos a hacerle. Os dejo, que tengo un par de posts de mi blog a medias, un chat del equipo de redacción de MyM Magazine en marcha, y 3 grupos de wasap. Ahhhh… Y los comentarios de mi Instagram…

 

Superpoder de hablar por los codos (Patch)

patch

¿Sabéis esa chica que va en el metro y parece que va leyendo pero no va leyendo y en el fondo se muere de ganas por participar en esa conversación tan divertida que estáis teniendo tus amigos y tú sobre tu viaje a Italia? Sí, esa soy yo. Creo que en mis 34 años he desarrollado esa capacidad de ponerme a hablar casi con cualquier persona ¡y algunas hasta me contestan!

Ojo, que no solo hablo de Italia. Últimamente te puedo hablar de mis hijos, de mi pie roto, de mi gato o de cualquier cosa que se me cruce ese día, solamente porque paso mucho tiempo sin entablar conversaciones con adultos y atesoro esos momentos de vis a vis con otras personas en edad de votar. ¿No me creéis? ¿Queréis que os cuente mi anécdota de cuando tiré el coche al río? Retadme, tengo mucho tiempo y hablo muy rápido.

 

Superpoder de la sonrisa (Lydia)

lydia

Todo lo intento hacer con una sonrisa. Y es que todo se puede hacer con una sonrisa, y así cualquier cosa se realiza mejor y suele dar mejores resultados. Y no lo hago con esfuerzo: mi cara es sonriente, por naturaleza, me sale una sonrisa sin quererlo.  A veces hasta se me escapa en momentos que debería ponerme seria. ¡Es inevitable!

Como decía Mary Poppins…con un poco de azúcar esa píldora pasará mejor.

Y ¿por qué es un superpoder? Pues porque se contagia, porque transmite alegría, energía, vitalidad… y buen rollo. No se mucho acerca del karma, pero si es cierto las cosas que dicen, que las buenas energías atraen a otras buenas, mi montaña de felicidad y alegría se mantendrá.  Y vosotros si sonreís a la vida, ¡seguro que os devuelve otra sonrisa!

Superpoder de poner “picante” a la vida (Verónica Trimadre)

vero

Me encantan las patatas riojanas, adoro comer alubias con guindillas (piparras) y ma-to por la comida mexicana con su chile bien sabrosón. Sin embargo, no he venido a hablar de gastronomía porque sentarse a la mesa es un placer, pero no es un superpoder. Pero sí es un poder especial acabar poniendo dos rombos a todo tipo de conversaciones. Empiezo seria (si el tema a tratar lo requiere), pero siempre acabo buscando el “doble sentido”, la puyita graciosa o el chiste tórrido de turno.  Mi mente se anticipa, calibro si hay la suficiente confianza, y …

No puedo ocultarlo, me he ganado merecidamente la fama entre mis amigas y además ¿qué hay de malo? El sexo está ahí fuera y yo disfruto… hablando de ello.

 

Superpoder de tomarme las cosas con buen humor (Ruth)

ruth

Y es que la vida son dos días y la mitad lo pasamos durmiendo. No hemos venido hasta aquí, con el esfuerzo que ha costado, para esta lamentándonos todo el tiempo. Hay que tomarse las cosas con humor, reírse de una misma e intentar darle la vuelta a todo. Es cierto que tengo mis momentos off, pero  soy capaz de ponerle ironía y unas risas a casi todo. Y si con eso consigo que los músculos de la cara se tensen, aparezca la sonrisa y luego la risa…pues creo que es un superpoder estupendo. Reírse uno es bueno, pero hacer reír es un placer.

Dicen que con la primera risa de un bebé nace un hada (sí, Disney nos tiene locas). Yo por si no hay hadas par todos, procuro reírme mucho. Y os cuento un secreto: lo que más me gusta de un chico es que me haga reír.

Seguro que tu también tienes un superpoder. ¿Nos lo cuentas?

25 COMENTARIOS

    • ¡Por diosa, si está clavadita! Merak es la cuqui de peinado estiloso en la fila de arriba, la segunda por la derecha! Yo siento envidia del superpoder de Sara y del de María. ¡Me encantaría tenerlos!

  1. ¡Oyyyy ! Qué monada el dibujín de Fina. Me he levantado poderosa y creo que tengo muchas de estas habilidades ¡toma falta de modestia de buena mañana! Eso sí, mi fuerte creo que es la escritura rápida y mi debilidad la organización. Me faltan horas en el día para tantas cosas…

  2. Me encanta! Y envidio algunos de ellos.
    Mi súper poder? Ummm, mantenerme en pie y parecer persona después de haber dormido solo unas pocas horas, día tras día.
    El dibujo es fabuloso, Susana es una artista, hay varias que estáis clavaditas.
    Un besazo

  3. Los dibujos de Fina me requeteencantan!!! Estáis geniales!!! Y en cuanto a mi superpoder pues soy una persona muy positiva, siempre intento ver el lado bueno y positivo de las cosas como Pilar Martínez.

  4. Me ha encantado el post y todos los superpoderes que tenéis y tengo envidia de ellos, mira tu jajajaja!!
    Creo que yo soy un poco bruja tambien… De esto que dices algo en plan de “a ver si luego…”, “Ya veras como…” Y cosas asi y sin esperar,o, pasa tal cual! La verdad que me asusto de mi misma y mis palabras.
    Creo que mi superpoder es saber contar hasta 10 en una discusión, para no decir las cosas en caliente y sobretodo pensar lo que digo muy bien.
    Un beso a todas!

  5. Me encantan las ilustraciones de Fina y todos vuestros superpoderes, aunque no sé si podría con todos!!! Comparto sobretodo el superpoder de multitarea con Maria José Sarrión, y me encantaría más que nada tener el superpoder de contagiar ilusión como María Jardón (hace tiempo lo tenía, no sé que pasó). ¿cómo lo haces? Sois fantásticas todas, me encanta leeros aunque no comente siempre!!! Muacks!!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre