lunes, mayo 16, 2022
InicioEl VermutLas chicas de M&MMag soñamos con...

Las chicas de M&MMag soñamos con…

Da igual lo feliz que seas o lo plena que sea tu vida, siempre hay un hueco para soñar y siempre hay algo que deseamos con todas nuestras fuerzas. Hoy, en nuestro vermut de los viernes, las chicas de Mujeres y Madres Magazine os confesamos cuáles son esos sueños recurrentes que tenemos. Porque el primer paso para que los sueños se cumplan es verbalizarlos… allá vamos:

Sueño con una gran fiesta de cumpleaños (María L.)

sueño con

La verdad es que soñar, lo que se dice soñar, sueño con muchas cosas. Algunas realmente importantes, como no tener que preocuparme de mi futuro laboral, que mis hijas sean felices, estén sanas y seguras y su adolescencia sea llevadera, o que pueda seguir disfrutando muchos años de aquellos a los que quiero. Pero poniéndome en un tono mucho más banal, que es lo que me va a mí en estos vermuts virtuales que nos tomamos, yo sueño con que me organicen una gran fiesta de cumpleaños sorpresa. Una de esas de las que disfrutó Majo, por ejemplo, y con la que se me pusieron los dientes larguísimos. Y quien dice una gran fiesta, dice una chiquitita, pero que sea súper sorpresa y refleje lo mucho que me quiere la gente. Porque, aunque el cariño se demuestre todos los días… ¡¡¡¡a mí me apetece un montón darme un auténtico atracón de mimos!!!!!

Sueño con una vida móvil (Nuria)

sueño con

Me consta que muchos emigrantes sueñan con echar raíces… Mientras que otros sueñan con regresar. Yo soy un poco rarita. Sueño con seguir yéndome. Forever.

Sueño con una actividad con la que pueda ganarme la vida, sin tener que estar ligada a un lugar físico. Sin tener que acudir cada día, a la misma oficina, de la misma ciudad. En este momento trabajo en una oficina, en un entorno amable y con unos trayectos que me permiten disfrutar (mucho rato) de la lectura. Sin embargo, yo sueño con la movilidad total. Empaquetar mi laptop y largarme a donde sea… Y ejercer desde allí la actividad con la que me gano el pan. Ese es mi sueño. Ni grandeza, ni riqueza. Tan solo libertad de movimientos.

Sueño con tener tiempo para escribir (María Jardón)

sueño con

A estas alturas no es un secreto para nadie que sueño con escribir mi propia novela, una novela que tiene título, personajes totalmente definidos e incluso un guión totalmente redactado. Y así lleva tres años… Sí, has leído bien ¡Tres años! Así que con lo que sueño es con poder sacar todos los días unas horas para escribirla o, si os soy sincera, sueño con irme sola a una casa un par de semanas y dedicarme solo a eso, a escribir.

Sueño con que alguien invente un teletransportador (Pilar)

sueño con

Vacaciones eternas no vale ¿verdad? 😉 entonces me decanto por esto, que tampoco está nada mal.

Como vivo lejos de mi familia de origen y además vivo en Madrid, paso mucho tiempo en el coche. La verdad es que cada vez que tenemos que hacer un viaje (sobretodo si es largo), sueño en el día en el que existan los teletransportadores como en las películas de ciencia ficción, para no tener que estar horas conduciendo (o comiendo atascos).

Bueno, me conformaría con que se adelantaran los coches autónomos que conducen sólos y así yo iría viendo una peli con mis hijas mientras el coche nos lleva a la playa.

Sueño con tener unas vacaciones (Sara)

sueño con

Este año ha sido especialmente bueno… y también especialmente agotador. Necesito tomarme unas vacaciones ya. No tanto para hacer cosas sino, sobre todo, para dejar de hacerlas. Necesito aire, espacio, tener la mente en blanco y descansar ¿lo conseguiré?

Sueño con poder parar el tiempo (Nat)

sueño con - parar el tiempo

¿Os acordáis de cómo lo hacía la bruja Samantha en “Embrujadas”? Pues así me gustaría a mí poder parar el tiempo, con un simple movimiento de nariz. Cuando era pequeña siempre pensaba que hacerlo podría ser súper divertido para hacer gamberradas. Y ahora, unos cuantos años después, pienso que sería maravilloso poder parar en tiempo en infinidad de momentos. Quizás así podríamos disfrutar el doble de todo los buenos, ¿no os parece?

Sueño con emprender, escribir una novela, vivir sin hipoteca (Let)

sueño con escribir empreder hipoteca

Creo que podría seguir juntando sueños hasta el infinito y más allá. Pero me voy a centrar en esos tres.

Escribir una novela es mi sueño más ambicioso desde que tengo uso de razón. Por eso mismo creo que lo he magnificado tantísimo, que me paraliza la misma idea de pensarlo. Por otra parte, desde hace meses estoy venga a darle vueltas a emprender y espero que no tardemos -mi socia y yo- en hacerlo. Pero el sueño más maravilloso, porque me permitiría vivir tranquila, es no tener hipoteca. Si me toca la lotería no quiero que sea un super bote. Con poder quitarme ese pago todos los meses tengo más que suficiente.

Sueño con volver a mi isla bonita (Majo)

sonar con

Cuando cierras una puerta dicen que se abre una ventana. Pero cuando ésta sólo la has entornado, sigue entrando un destello de luz por el dintel. Esa es mi situación con mi isla bonita. No acabé de cerrar esa puerta, no he abierto ventana, ni doy por pasada la página. Mi relación de amor-odio con Ibiza va más allá de una situación laboral.

Fue la ciudad que vio nacer a mis hijas y por tanto me dio lo mejor que tengo, pero a su vez fue la ciudad que me hizo llorar más lágrimas. Necesito volver con calma, ponerme junto al mar, perder mi mirada en sus aguas y perdonarnos las dos.

Y tú, ¿con que sueñas?

Imágenes: Ghiphy.com (Nat) Pexels (Let), Pixabay el resto.

Equipo MMM
Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.