domingo, diciembre 5, 2021
InicioEl VermutTu leyenda urbana favorita

Tu leyenda urbana favorita

Aterradoras, cómicas, absurdas, así son las leyendas urbanas. Suelen tener un denominador común: nadie las ha visto de verdad pero conoce a alguien que conoce a alguien que sí lo ha hecho. Y ahí está su truco, porque esa afirmación hecha por parte de otro convierte a ese «alguien» que no hemos visto en la vida en un argumento de autoridad.

Algunas son importadas y otras autóctonas, pero seguro que las conocéis todas, incluso puede que las hayáis oído de noche en el calor de una playa veraniega o de una acampada entre amigos potenciando su efecto terrorífico.

Hoy os contamos nuestras leyendas urbanas favoritas. Estamos deseando leer las vuestras en los comentarios.

¡Llevas las luces del coche apagadas! (Sara)

leyendas-urbanas-luces-apagadas

Cada vez que me cruzo con un coche que lleva las luces apagadas mientras conduzco me dan ganas de sacar la mano por la ventanilla y hacer el típico gesto de girar la mano para que las encienda… y será una idiotez, pero muchas veces me corto por la leyenda urbana esa de que hay un conductor que cuando le haces eso comienza a perseguirte con el coche para chocarse contigo. Teniendo en cuenta que conozco esa historia desde pequeña ese conductor lo menos tiene mil años y no creo que esté para delinquir pero reconozco que siempre lo tengo in mente.

La chica de la curva (María Jardón)

leyendas-urbanas_chica-curva

La he escuchado mil veces y con cientos de variantes pero me sigue poniendo los pelos de punta. Reconozco que hay veces que cuando voy de noche con el coche y veo una curva un tanto siniestra pienso que perfectamente esa podría ser la de la chica de la curva y miro de reojo no vaya a ser que haya alguien en el arcén…

Ricky Martín en «¡Sorpresa, Sorpresa!» (Merak)

leyendas-urbanas_ricky-martin

Seguro que vosotros también conocéis al primo de un amigo de la vecina de tu compañera de clase que asegura que le dijo el novio de la tía de su mejor amiga que lo vio, con esos ojitos que le dio Dios. Así que tuvo que ser cierto.

¿Cómo? ¿Qué no sabes de qué te hablo? ¡Uff! Eso es porque no rozas la cuarentena porque, de lo contrario, ya tendrías uso de razón como para recordar el mítico día en el que presuntamente Ricky Martin visitó «Sorpresa, Sorpresa» y una fan, su perro y un bote de mermelada la liaron parda.

Aquello fue mítico porque la historia corrió como la pólvora en unas horas, tanto que la propia Concha Velasco, presentadora, y Giorgio Aresu, productor del programa, tuvieron que desmentir públicamente el episodio. Pero ¿realmente aquello no ocurrió? ¡Si todos conocimos a alguien que aseguró haberlo visto en directo y nos lo contó con todo lujo de detalles!

Cocodrilos albinos viviendo en las alcantarillas (Pilar)

leyendas-urbanas_cocodrilo

Cuenta la leyenda que, hace algunos años, se puso de moda en Estados Unidos el tener cocodrilos gigantes y caimanes como mascotas.

La gente los cuidaba desde recién nacidos, pero poco a poco el animal iba creciendo y dejaba de ser gracioso (además de que empezaba a ser peligroso para la familia) así que la gente lo tiraba por el desagüe.

Tras varios años viviendo en las alcantarillas, los animales perdieron la visión y la coloración convirtiéndose en seres mutantes.

Si haces pis en la piscina se pondrá roja (Let)

leyendas-urbanas_piscina
Lleva gafas de sol porque cree que así se camufla

Quien dice roja dice azul o verde, que por lo visto la leyenda también cambia el tono, pero en la mía era roja.

Puede que no sea la leyenda urbana más inquietante, pero sí es la que más me marcó en la infancia. Esa amenaza velada de un círculo delator en torno a mi cuerpo, ese que te señalaría como la que se había meado en la piscina por aquello de aguantar un ratito más chapoteando (y aguantar un ratito de menos el pis); esa amenaza de escarnio público; ese círculo ahora de gente señalándome con el dedo… pensar en todo ello me atenazaba. Ay, hiperventilo.

Sí, sin duda el miedo a que la piscina se coloreara es mi leyenda urbana favorita. Aunque creo que cuando Ojazos crezca un poco se lo diré también… o no… ya veremos.

Payasos diabólicos (Núria)

jack-nicholson-joker
¿Cómo están ustedeeeees?

¿Que cómo estamos, payaso? ¡Cagaos de miedo, oiga! Que viene mi hija y me cuenta lo de los payasos criminales, que le dan mucho miedo, que qué vamos a hacer…

Y yo: Naaa… peque, que eso son leyendas urbanas! (Plink! Mira, pal post del vermut!) Naaa… eso son historias que cuenta la gente, quédate tranquila, mujer.

Y ella: Que no, mama. Míralo en Internet. Ya verás que es verdad.

Y yo: Bueno, yo investigo y tú a dormir… ¿Vale?

¡¿Pues no tiene razón mi hija que hay gilipollas que se disfrazan de payasos y se dedican a dar sustos de muerte a la gente?! Menos mal que las autoridades serias ya han llamado al orden y avisado que ojito con las bromas que eso no lo van a tolerar… ya. Bueno… ¿y qué le digo a mi hija mañana? El circo se inicia en EEUU y como todas las modas absurdas llega a Europa, donde ya hemos podido disfrutar de sus «bromas».

Fotox: Pixabay

Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. La de Ricky Martin es taaaan genial!!!!! jajajaja. Y confieso, la de las luces del coche también la pienso yo cuando veo a alguien con las luces apagadas, jeje.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
<