Con qué escena de película te has reído más

8

Si la risa es terapéutica, ¡vivan las películas que nos hacen reír! Reír a carcajada limpia porque es viernes y lo que toca es empezar el fin de semana con buen humor y vibraciones. Nosotros tenemos propuestas para todos los gustos. Realmente hay películas de esas que piensas que se te va a desencajar la mandíbula de tanta carcajada; otras son más sutiles y lo que te convulsiona es una única escena… Pero sea como sea volvemos sobre ellas siempre que queremos mejorar nuestro humor ¿Cuál se os ocurre a vosotros?

Hugh Grant en Love Actually (María Jardón)


Probablemente no sea la escena que más me ha hecho reír, pero Love Actually es una de mis películas preferidas y que me hace pasar por todas las emociones posibles. NO puedo evitar llorar y, en la escena en la que el Primer Ministro se pone a bailar por toda la casa hasta que le pillan, no puedo evitar partirme de la risa.

“Nadie es perfecto” en Con Faldas y a lo Loco (Sara)

Con faldas y a lo loco

Venga, va, soy una culturetas. A mí me encanta el cine clásico en general y siento auténtica predilección por una actriz, Katharine Hepburn, y por un director, Billy Wilder. Lloré como una loca cuando murieron porque me parecían dos grandes. Entre todas las películas de Wilder me quedo sin duda con la sublime Con faldas y a lo loco (Some like it hot) que me tiene en una continua carcajada constante. Pero la rematadera es el final de la película, cuando Jack Lemmon le confiesa a su enamorado Osgood que es un chico y él se limita a decir “bueno, nadie es perfecto”. ¡A sus pies, señor Wilder!

Esta casa es una ruina (Merak)

Las que me conocen bien -gracias Nat por etiquetarme siempre en esos vídeos tan graciosos- saben que soy un poco gore y que a mí lo que realmente me mata de risa son esos vídeos de caídas y mamporros y si son provocados por negligencias y estupideces de la gente, mucho más. En el cine también me he encontrado con momentos hilarantes pero así, a bote pronto, la escena que siempre se me viene a la cabeza es, sin duda, la de “Esta casa es una ruina” que acaba con el pollo puesto en órbita. No puede ser más absurda y surrealista, pero no puedo evitar verla sin descojonarme de risa.

La vida de Brian: Pijus Magníficus (Pilar)

Esta es una película que nunca me canso de ver. Me la sé prácticamente de memoria y, sin embargo, sigo riéndome como si la viera la primera vez. Me ha costado mucho escoger una sola escena de la peli para ponerla en el post, porque está llenísima de momentos absolutamente míticos. La escena de Pijus Magníficus me hace muchísima gracia porque me siento muy identificada con esas risas que te entran en un sitio totalmente inadecuado pero que no puedes parar (como cuando estabas en el colegio y el profesor te pillaba haciendo algo que no debías).

El otro lado de la cama (Nuria)

¿Da risa la violencia? Bueno, en principio no, pero Tarantino no es el único que logra hacer chascarrillos sobre lo absurdo de ciertas situaciones. Tu mejor amigo descubre que te has acostado con su novia, al tiempo que tú descubres que él… ¡lo ha hecho con la tuya! Vamos, el panorama ideal para jugar un partido de dobles. XD

Cualquiera de las conversaciones de Jim con su padre en American Pie  (Ruth)

american pie

De verdad, que podeis coger cualquiera de ellas, todas son desternillantes. El padre de Jimbo es uno de los mejores secundarios que he visto nunca. Normalmente tengo una risa contenida en las películas de vergüenza ajena, pero el caso de la saga de American Pie, sobre todo la 1 y la 2… sacan lo mejor de mí. Me cuesta elegir alguna escena, me quedo con todas.

Aquí la intensita (Let)

Sí, veréis yo soy la intensita, la enanita gruñona, la drama queen. Como así, a priori, no recordaba ninguna escena con la que me hubiera partido la caja a más no poder he revisado la estantería de mis DVD. A ver… ¿cómo os lo explico? Mi vida sin mí, de Isabel Coixet; Lucía y el sexo, de Julio Médem; Babel, de Alejandro G. Iñárritu… vamos, un festival. Y el caso es que he visto todas las películas que comentan mis compañeras más arriba… pero no recuerdo concretamente ninguna escena. Por todos estos motivos os dejo una escena que, como comprenderéis, va mucho con mi personalidad. Sé que no es con la que más me he reído del mundo, pero sí sé que me reí mucho… porque (#momentoconfesión) me vi identificada en, digamos, algún instante de mi vida.

Con todos ustedes, ella, la bragazas, la inimitable: BRIDGET JONES.

Comparte
Artículo anteriorLadrones de tiempo
Artículo siguienteHay amores que matan…

Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.

8 COMENTARIOS

  1. Jaaajajajaa Ay, ¡qué bueno es reírse!

    Antes de leer el post, sólo con el título, me he puesto a pensar en escenas y… ¡somos gemelas de cerebro, amigas de MyMM! Porque en top 3 instantáneo se me han venido a la mente “Con faldas y a lo loco” (no puede ser más enorme toda ella) -bravo, Sara-, por supuesto por supuestísimo “La vida de Brian” (que debería ser de obligado visionado anual, o al menos una vez en la vida) con su Pijus Magníficus y toda esa escena que es total -qué buen gusto, Pilar-, y “Esta casa es una ruina” (porque cuando crees que ya le ha pasado de todo al muchacho sucede lo de la bañera, y mueres), -ole, Merak! Cuando hicimos reforma en casa nos tiramos todo el tiempo con la coña de “¡Dos semanas!” y así nos daba menos ganas de llorar, de hecho en plena obra nos vimos la peli, jajaja-

    ¡Gracias chicas por las risas!

    • Mira que me ha costado encontrar una escena de La Vida de Brian para elegir…es una peli tan increíble que que lloro de risa cada vez que la veo (aunque me la sepa de memoria jaja).
      Un día tenemos que juntarnos para verla de nuevo con unas palomitas!!!

    • Ay, es que Con faldas y a lo loco es una pena que la gente no la conozca más. Se quedan en que es en blanco y negro y vieja y se pierden lo divertidísima que es. Debería ser obligatoria 😉

  2. Ostras Ruth…las escenas de American Pie de las conversaciones!! ni me acordaba pero son la leche!!
    Mi marido lloraba de la risa y todo con cada una de ellas, pero llorar gritando y todo…un espectáculo vamos jajaja

  3. Yo también me he reído mucho con las conversaciones de padre e hijo en american pie. Como la escena del pegamento y la lámpara de Jimbo, jajaja.
    Y también con las de Bridget, me encantan sus pelis y los libros. Lo que mas me gustaba y más gracia me hacía eran las peleas entre Mark y Daniel, es una forma tan ridícula de pelear que es genial, sobretodo la de la segunda peli jajaja

  4. Jo, pues yo me moría de risa con Robin Williams haciendo de ginecólogo en 9 meses. Entonces yo no sabía nada de partos ni de lo que me esperaba, (si lo hubiera sabido a lo mejor no me hubiese hecho tanta gracia, jajaja), pero verle intentando colocar la camilla para revisar a la pobre protagonista era lo mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre