domingo, mayo 22, 2022
InicioEl VermutCon qué escena de película te has reído más

Con qué escena de película te has reído más

Si la risa es terapéutica, ¡vivan las películas que nos hacen reír! Reír a carcajada limpia porque es viernes y lo que toca es empezar el fin de semana con buen humor y vibraciones. Nosotros tenemos propuestas para todos los gustos. Realmente hay películas de esas que piensas que se te va a desencajar la mandíbula de tanta carcajada; otras son más sutiles y lo que te convulsiona es una única escena… Pero sea como sea volvemos sobre ellas siempre que queremos mejorar nuestro humor ¿Cuál se os ocurre a vosotros?

Hugh Grant en Love Actually (María Jardón)


Probablemente no sea la escena que más me ha hecho reír, pero Love Actually es una de mis películas preferidas y que me hace pasar por todas las emociones posibles. NO puedo evitar llorar y, en la escena en la que el Primer Ministro se pone a bailar por toda la casa hasta que le pillan, no puedo evitar partirme de la risa.

“Nadie es perfecto” en Con Faldas y a lo Loco (Sara)

Con faldas y a lo loco

Venga, va, soy una culturetas. A mí me encanta el cine clásico en general y siento auténtica predilección por una actriz, Katharine Hepburn, y por un director, Billy Wilder. Lloré como una loca cuando murieron porque me parecían dos grandes. Entre todas las películas de Wilder me quedo sin duda con la sublime Con faldas y a lo loco (Some like it hot) que me tiene en una continua carcajada constante. Pero la rematadera es el final de la película, cuando Jack Lemmon le confiesa a su enamorado Osgood que es un chico y él se limita a decir “bueno, nadie es perfecto”. ¡A sus pies, señor Wilder!

Esta casa es una ruina (Merak)

Las que me conocen bien -gracias Nat por etiquetarme siempre en esos vídeos tan graciosos- saben que soy un poco gore y que a mí lo que realmente me mata de risa son esos vídeos de caídas y mamporros y si son provocados por negligencias y estupideces de la gente, mucho más. En el cine también me he encontrado con momentos hilarantes pero así, a bote pronto, la escena que siempre se me viene a la cabeza es, sin duda, la de “Esta casa es una ruina” que acaba con el pollo puesto en órbita. No puede ser más absurda y surrealista, pero no puedo evitar verla sin descojonarme de risa.

La vida de Brian: Pijus Magníficus (Pilar)

Esta es una película que nunca me canso de ver. Me la sé prácticamente de memoria y, sin embargo, sigo riéndome como si la viera la primera vez. Me ha costado mucho escoger una sola escena de la peli para ponerla en el post, porque está llenísima de momentos absolutamente míticos. La escena de Pijus Magníficus me hace muchísima gracia porque me siento muy identificada con esas risas que te entran en un sitio totalmente inadecuado pero que no puedes parar (como cuando estabas en el colegio y el profesor te pillaba haciendo algo que no debías).

El otro lado de la cama (Nuria)

¿Da risa la violencia? Bueno, en principio no, pero Tarantino no es el único que logra hacer chascarrillos sobre lo absurdo de ciertas situaciones. Tu mejor amigo descubre que te has acostado con su novia, al tiempo que tú descubres que él… ¡lo ha hecho con la tuya! Vamos, el panorama ideal para jugar un partido de dobles. XD

Cualquiera de las conversaciones de Jim con su padre en American Pie  (Ruth)

american pie

De verdad, que podeis coger cualquiera de ellas, todas son desternillantes. El padre de Jimbo es uno de los mejores secundarios que he visto nunca. Normalmente tengo una risa contenida en las películas de vergüenza ajena, pero el caso de la saga de American Pie, sobre todo la 1 y la 2… sacan lo mejor de mí. Me cuesta elegir alguna escena, me quedo con todas.

Aquí la intensita (Let)

Sí, veréis yo soy la intensita, la enanita gruñona, la drama queen. Como así, a priori, no recordaba ninguna escena con la que me hubiera partido la caja a más no poder he revisado la estantería de mis DVD. A ver… ¿cómo os lo explico? Mi vida sin mí, de Isabel Coixet; Lucía y el sexo, de Julio Médem; Babel, de Alejandro G. Iñárritu… vamos, un festival. Y el caso es que he visto todas las películas que comentan mis compañeras más arriba… pero no recuerdo concretamente ninguna escena. Por todos estos motivos os dejo una escena que, como comprenderéis, va mucho con mi personalidad. Sé que no es con la que más me he reído del mundo, pero sí sé que me reí mucho… porque (#momentoconfesión) me vi identificada en, digamos, algún instante de mi vida.

Con todos ustedes, ella, la bragazas, la inimitable: BRIDGET JONES.

Artículo anteriorLadrones de tiempo
Artículo siguienteHay amores que matan…
Equipo MMM
Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

8 COMENTARIOS

  1. Jaaajajajaa Ay, ¡qué bueno es reírse!

    Antes de leer el post, sólo con el título, me he puesto a pensar en escenas y… ¡somos gemelas de cerebro, amigas de MyMM! Porque en top 3 instantáneo se me han venido a la mente “Con faldas y a lo loco” (no puede ser más enorme toda ella) -bravo, Sara-, por supuesto por supuestísimo “La vida de Brian” (que debería ser de obligado visionado anual, o al menos una vez en la vida) con su Pijus Magníficus y toda esa escena que es total -qué buen gusto, Pilar-, y “Esta casa es una ruina” (porque cuando crees que ya le ha pasado de todo al muchacho sucede lo de la bañera, y mueres), -ole, Merak! Cuando hicimos reforma en casa nos tiramos todo el tiempo con la coña de “¡Dos semanas!” y así nos daba menos ganas de llorar, de hecho en plena obra nos vimos la peli, jajaja-

    ¡Gracias chicas por las risas!

    • Mira que me ha costado encontrar una escena de La Vida de Brian para elegir…es una peli tan increíble que que lloro de risa cada vez que la veo (aunque me la sepa de memoria jaja).
      Un día tenemos que juntarnos para verla de nuevo con unas palomitas!!!

        • Jajajaja suprema! Y el momento “Stan quiere ser mujer y que la llamen Loretta”!!! En general todo el tema Frente Popular de Judea y Frente Judaico Popular me parece sublime!!!
          Si es que es lo que dice Pilar, de esta peli es difícil quedarse con una escena!
          Siiiiii, quedada para verla!!!

    • Ay, es que Con faldas y a lo loco es una pena que la gente no la conozca más. Se quedan en que es en blanco y negro y vieja y se pierden lo divertidísima que es. Debería ser obligatoria 😉

  2. Ostras Ruth…las escenas de American Pie de las conversaciones!! ni me acordaba pero son la leche!!
    Mi marido lloraba de la risa y todo con cada una de ellas, pero llorar gritando y todo…un espectáculo vamos jajaja

  3. Yo también me he reído mucho con las conversaciones de padre e hijo en american pie. Como la escena del pegamento y la lámpara de Jimbo, jajaja.
    Y también con las de Bridget, me encantan sus pelis y los libros. Lo que mas me gustaba y más gracia me hacía eran las peleas entre Mark y Daniel, es una forma tan ridícula de pelear que es genial, sobretodo la de la segunda peli jajaja

  4. Jo, pues yo me moría de risa con Robin Williams haciendo de ginecólogo en 9 meses. Entonces yo no sabía nada de partos ni de lo que me esperaba, (si lo hubiera sabido a lo mejor no me hubiese hecho tanta gracia, jajaja), pero verle intentando colocar la camilla para revisar a la pobre protagonista era lo mejor.

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Ruth on