martes, diciembre 7, 2021
InicioMujer ActualPrimera cita: cómo evitar que sea un desastre

Primera cita: cómo evitar que sea un desastre

Las primeras veces siempre te pones nervioso, ¿verdad? Hablo de la primera cita, que es algo de lo que tenemos varias primeras veces, y unas resultan más exitosas que otras. ¿Algún truco? No creo que exista un truco infalible, pero sí podemos tener en cuenta varios factores para evitar el desastre total.

No os voy a contar cagadas cosas de primeras citas fallidas, sino qué evitar para que salgan bien, o al menos que no nos vayamos a casa con mal recuerdo por cosas que podíamos haber evitado.

primera-cita-lugar

Elegir bien el lugar para la primera cita

Para una primera cita puede valer cualquier lugar, pero todo tiene pros y contras.

  • Bar: una cita informal, mucho ruido y poca intimidad. Ideal si vas sin conocer mucho a tu acompañante y no te quieres arriesgar. No la cagues bebiendo demasiado alcohol.
  • Restaurante: más formal, más conversación íntima y cena de por medio con los peligros que conlleva. (Lee el siguiente apartado)
  • Parque: un paseo por el parque, que romántico suena, ¿verdad? Puede serlo, pero localizando un lugar donde sentarse a la sombra, o sentarse sin llenarse de barro, un lugar donde resguardarse si llueve o donde tomarse algo… Puede resultar algo incómodo si aún no conoces mucho a tu acompañante. El verte a su lado paseando sin rumbo y sin veros bien la cara puede hacer que conectéis menos, o que rocéis la mano y vayáis como tortolitos agarrados por el parque.
  • Cine: ideal para pasar rato juntos sin tener que intimar demasiado. El cine tiene sus cosas malas, pero para una primera cita puede valer perfectamente.

primera-cita-cena

Si vas a cenar acuérdate de:

Una cena creo que es la primera cita más común. Pero ¿es la mejor? Irse a cenar conlleva muchos muchos riesgos, muchas posibilidades de cagarla en menos de una hora:

  • No elijáis espagueti. ¿Los comes con tenedor y cuchara?, ¿absorbiendo? Ante la duda, macarrones de toda la vida o ensalada.
  • Evita platos que puedan provocarte gases, mal aliento -o aliento a ajo toda la noche…-.
  • No elijáis restaurantes de comer con las manos como un mexicano, donde además tienes riesgo de que la comida pique y acabes rojo cual tomate.
  • Revisa no tener comida entre los dientes -es igual de incómodo decirle a tu acompañante que tiene comida entre los dientes que verte tú que llevas comida y no saber hace cuanto rato-.
  • No elijáis un sitio muy caro. Siempre habrá uno que diga que invita, pero lo mejor para mí es pagar a medias para evitar esos momentos incómodos, o si paga uno que no se arruine en la primera cita sin saber si habrá otra aún.

primera-cita-whatsapp

Céntrate en la cita

En una primera cita que realmente te interesa que salga bien, deja el móvil a un lado, ya mirarás el WhatsApp luego. Si te encuentras con alguien conocido tampoco te entretengas a poneros al día, saluda, presenta a tu acompañante y hasta pronto. Tampoco te «amigues» con los camareros, que si parece ligoteo pierdes puntos seguro.

primera-cita-hablar

Que la conversación fluya

Acaparar la conversación no suele ser bueno, los monólogos en el teatro mejor. Si en algún momento se hace el silencio veréis si estáis cómodos y esa será una señal de estar a gusto. En cambio si la cosa se tensa y no sabéis de que hablar, ten alguna pregunta en el tintero para iniciar una conversación. Evitad los siguientes temas para no destrozar la cita: ex-parejas, política o religión, temas en los que podéis tener desacuerdos que hagan que se levanten muros en vuestra recién iniciada relación. Temas buenos para estas ocasiones: viajes, familia, hobbies…

primera-cita-alcohol

No bebáis demasiado

El alcohol puede ayudar a hacer la cita más sencilla, seguro que habláis más, os da menos vergüenza, estáis más desinhibidos… pero beber mucho también puede hacer que habléis demasiado, metáis la pata con lo que decís, estéis torpes o incluso que cambie vuestra manera de ver la cita y a vuestro acompañante.

primera-cita-novios

Evitad hablar del futuro

Seguro que antes de ir a la cita te has arreglado, has pensado en como irá, en las posibilidades de una segunda cita, que es lo que esperas de una pareja, que quieres del amor en tu vida… Pero quizá no sea el momento adecuado para decirle a tu acompañante que buscas tener una boda de 200 invitados, tres hijos cuyos nombres ya tienes decididos, un perro pequeño, un mono-volumen plata, y veranear en Peñíscola. Dejad un poco de misterio para más adelante. En la segunda o tercera cita ya podéis hablar de futuro, tampoco lo demoréis a ver si luego no tenéis proyectos en común.

primera-cita-beso

¿Habrá beso de despedida?

Seguro que esto lo piensas desde que te arreglas en casa. Durante la cita ya irás viendo si tú quieres o no ese beso, si la cosa está yendo bien, o quieres huir a la mínima oportunidad. ¿Quién sabe? Disfruta de la cita, y vive el momento, quizá no la hayas cagado en la cita pero no haya beso, lo que hará que tengas más ganas de una segunda cita; o que sí haya beso tras la primera cita y vuelvas a casa con mariposas en el estómago.

¿Recuerdas esa primera cita que te hizo volver a casa sonriendo todo el camino?

Imágenes: Pixabay

Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo