Si volvieras atrás ¿Qué consejo te darías?

1

Es algo imposible pero… si pudieras dar marcha atrás en el tiempo ¿qué consejo te darías? Piénsalo, sólo uno, ¿te recomendarías alejarte de esa amistad que tanto daño te hará?, ¿dejar a ese chico que te partirá el corazón? o ¿te centrarías en algo de tu forma de ser que hayas perdido por el camino o que te haya atormentado en la adolescencia?

Las chicas de Mujeres y Madres Magazine hoy nos sinceramos, más si cabe que otras veces, y os contamos esos consejos que le daríamos a nuestras “yos” de hace unos cuantos años. Y tú ¿que consejo te darías?

No te sientas sola (Sara)

no te sientas sola

Querido yo adolescente: no te sientas sola. Vas a tener durante mucho tiempo la sensación de no encajar, de que no has encontrado tu sitio. No te preocupes. Con el tiempo descubrirás que ser especial es difícil pero que acabarás encontrando a gente que te querrá tal y como eres. No cambies. No hagas nada por ser como el resto. Sólo ten un poco de paciencia.

No dejes de soñar (María)

sueño con escribir empreder hipoteca

Sigue mirando por la ventana y sigue soñando. A veces te parecerá que tienes cosas mucho más importantes en las que pensar y “mundos” que arreglar, pero esos sueños mantienen viva tu imaginación, tu creatividad y tu esencia. No luches contra ellos, para bien o para mal no eres una persona creativa y entusiasta y los sueños con básicos en tu vida. No los pierdas de vista porque si no, dejarás de caminar hacia ellos.

No quieras acelerar el tiempo (Nat)

paso del tiempo

En muchas ocasiones nos vemos deseosos de que el tiempo corra, se aceleré y nuestro único afán es el de adelantar acontecimientos. Y yo, ahora, sólo quiero pisar el freno. Disfrutar de cada momento como si fuese el último, sin pensar en el mañana, aprovechando el presenta a tope y dejandome llevar con calma. No tengo ninguna prisa por vivir nada, yo sólo quiero vivir el presente, escuchándome, sintiendo cada segundo y… ¡viviendo a tope!

Las cosas llegan cuando dejas de buscarlas (María L.)

qué consejo te darías

Todo llega. Parece que nunca lo hará, pero todo llega. Por eso, no te preocupes, disfruta del camino, porque eso es lo que realmente importa. Disfruta de la gente, de los amigos, disfruta de cada curso, de cada experiencia, disfrútalas todas, porque esas sí que no vuelven. Y todo lo demás, llegará. Cuando menos te lo esperes, se hará realidad. Mientras tanto, dedícate a ser feliz, porque tienes muchos motivos para hacerlo. Ve el vaso medio lleno y, si quieres vaciarlo, que sea porque te bebes la vida a tragos largos ¡Ah! y ¡Nena, tú vales mucho! Que no se te olvide.

No tengas prisa pero enfoca bien (Pilar)

Hola Pilar, mira hija, no tengas prisa por nada, el tiempo es muy relativo y la sensación de que lo has perdido sin dejar de correr es muy frustrante.

No pasa nada si no llegas hoy o esta semana o este año, ya llegarás pero ten siempre muy claro donde es donde quieres llegar, no dejes de enfocar bien donde quieres ir y luego tarda lo que tengas que tardar.

El camino está lleno de sorpresas y con algunas vale mucho la pena gastar el tiempo (que no perderlo).

No te arrepientas de lo que has hecho (Majo)

Ya está, ya lo has hecho. Así que si te has equivocado, aprenderás de tu error. Si has acertado, mejor, sigue adelante y no mires atrás.

Muchas veces, vistas las situaciones con perspectiva, vemos todo más fácil, y pensamos en si nos equivocamos o no al tomar la decision. Seguro que cuando has tomado la decisión lo has hecho sabiendo lo que hacías, así que, no hay que arrepentirse de nada. Y si fue fruto, de una idea alocada, o de un impulso, bienvenidos sean, porque es fácil, que cuando crezcas ya no tomes decisions a lo loco.

No des nada por sentado (Verotri)

Es pecado recurrente: no valoramos lo que tenemos. No solo me refiero a los bienes materiales, sino también a las personas que nos acompañan. Está claro que no podemos vivir en un continuo “acción de gracias”, pero deberíamos ser más conscientes de que estar en el mundo es un auténtico privilegio. Aprendí hace tres años que la línea que separa tener todo y no tener nada es extremadamente fina, así que me aconsejaría vivir plenamente, con consciencia del aquí y ahora, y por supuesto, haciendo saber a la gente que quiero lo mucho que los quiero y lo que valoro contar con su compañía.

Fotos: propias (Sara), Pixabay

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre