jueves, diciembre 9, 2021
InicioMujer ActualNo hace falta ser un cursi por San Valentín

No hace falta ser un cursi por San Valentín

Lo voy a confesar: San Valentín me da una terrible alergia. Me la ha dado siempre, y eso que yo no soy sospechosa de evitar las cursiladas. Adoro las películas moñas con toda mi vida, es más, ME CABREA profundamente ir al cine y que una presunta película romántica acabe mal. Señores, que ya sé cómo va a terminar, que lo que me importa es el cómo. Pese a todo San Valentín me ha parecido siempre la fiesta más artificial del planeta. Será que yo soy más socarrona que todo eso y no me veo declamando poesía (ni siendo objeto de declamación, para ser justos). En San Valentín todo me resulta tremendamente cursi. Tanto rojo, tanto amor, tanta poesía… me saca de mis casillas. 

No hace falta ser un cursi por san valentin
Como vea un corazón más hecho con las manos me pego un tiro ¡cursis, que sois unos cursis!

Digamos que yo soy el Grinchpero de San Valentín. Frases como «Hoy te quiero más que ayer pero menos que mañana» me parecen tan ridículas como trasnochadas. Es oírlas y poner los ojos en blanco. Lo peor de estos días es que las redes sociales se llenan de una especie de barra libre del horterismo. Cuanto más manida la frase y más espantosa es la imagen, más corre por los muros. Esto es así. Es como si el buen gusto y la contención se hubiesen exiliado voluntariamente porque hubiesen decidido que no tenían nada que hacer.

no hace falta ser un cursi por San Valentín: amor es no tener que decir nunca lo siento
Espera que vomito

Amor cursi por San Valentín

  • Hoy te quiero más que ayer pero menos que mañana
  • Ya sé porqué el mar es salado: porque todo lo dulce te lo llevaste tú.
  • Si cada vez que pensara en ti una estrella se apagara no habría en el cielo una estrella que brillara
  • Amor es haber elegido a alguien y elegirlo todos los días.
  • El amor verdadero no tiene final feliz: no tiene final
  • Me puse a pensar en amor y me faltabas tú
  • El amor no es más que la llave del corazón
  • Te dejaré de amar el día que un pintor pinte sobre la luna el sonido de una lágrima
  • No me preguntes porque te amo… tendría que explicarte porqué vivo
  • Los que decimos te amo con el corazón estamos en peligro de extinción
  • Tú eres la única persona que me hace dibujar corazones
Que te kiero, con K

… se me acaban de garrapiñar las venas.

Las frases no cursis que a mí me gustan

Ya os digo yo que a mí tanta cursilería junta puede conmigo. Además por alguna extraña razón los que están todo el día en este plan luego resulta que un día te vienen y te dicen «pues mira, que se nos acabó el amor de tanto usarlo«. Ahí tenéis a Heidi Klum y a Seal, que se dedicaban a dejarse papelitos por toda la casa diciéndose cursiladas, recasándose todos los años y follando como conejos en todas las habitaciones de la casa  y un día nos vienen con que se separan.  ¿Pero qué me estás contando, Mari Pili?

San Valentín no cursi

  • Nada dice «te amo» como la vegetación muerta, los productos saturados en azúcar y las tarjetas hechas en serie.
  • Querer es cagar mientras sostienes una conversación como si nada
  • Te quiero cuando llevo las bragas de la regla de color visón y me encuentras guapa igual.
  • Amor es reconocer sin lugar a dudas el olor del pedo de tu amado
  • Es amor cuando me explotas un grano al que no llego cuando sé que te da ascazo
  • Te adoro cuando estoy de mala leche y me dejas en paz sin que tenga que decirte nada
  • Amor es que se ponga a hacer los baños espontáneamente y luego no se ponga la medalla
  • Eres el hombre que quiero que esté sentado a mi lado con su portátil cuando estoy con mi ordenador
  • Amor es cuando te dice «vete con las amigas que ya me quedo yo con los niños»
  • Sin duda eres mi marido favorito
  • Te quiero tanto que te dejaría leer (un poco) por encima de mi hombro el libro que estoy leyendo.
  • Vería películas de ciencia ficción por ti.
  • Te adoro hasta con los calzoncillos rotos y los calcetines con tomates.

Amor "rollo de papel higiénico"

amor calentar pies

te quiero cuando callas

¿cuanto me quieres?

¿Vosotros de qué bando sois? ¿De los del amor cursi o de este amor más punky?

Imágenes: Pixabay y Landeelu

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

8 COMENTARIOS

  1. jaja yo soy totalmente punki, sin embargo también soy de celebrarlo todo (cuanto más mejor) así que me parece genial celebrar San valentín, eso sí, sin cursiladas que no van mucho conmigo

  2. Punky. Y sin necesidad de hacer alardes en las redes sociales, yo me creo mucho eso de «dime de qué presumes y te diré de qué careces…».

  3. Jajajaja! Que bueno! Sin ninguna duda soy del amor más punky! A mí estas declaraciones de amor con moñerias tampoco me dicen mucho…Creo que en realidad el amor, el de verdad se demuestra día a día, con situaciones poco románticas…O que parecen poco románticas. Pero que eso es lo que te va dando la complicidad. Y desde luego siempre lo he dicho, si me regalan el medio corazón…¡desaparezco!???

  4. Punky sin duda. Muchas de las 2 situaciones las vivo con mi marido y me encanta esa confianza. Las frasecitas las odio. Nada como la realidad del día a día para saber como os queréis. 🙂

  5. ¡Yo punkarra total también! Aunque ayer le dije a mi marido, vamos a comprar al super y me compras unas flores XD Que hace mil que no me compraba. Eso sí, como no tengo jarrones, me cogí una macetita 😛 Más económico y duradero xDD

  6. ¡Sara! Eres de las mías ??? El próximo 14 de Febrero te invito a Tudela con buen vino como hacen los búlgaros. Consulta en Se me cae la casa encima la historia

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo