10 cosas que me gustan de los días de lluvia

14

10-cosas-que-me-gustan-de-los-dias-de-lluvia

Con los litros y litros de agua que han asolado este país en las pasadas semanas me he hartado de escuchar quejas, así que hoy os voy a contar 10 cosas que me gustan de los días de lluvia. 

  1. La luz. Los días de lluvia tienen una luz especial que tamiza todo haciéndolo más hermoso. No son deslumbrantes como los días soleados pero hacen brillar. Si no me creéis preguntadle a un fotógrafo… o pedidme que os enseñe una foto de mi boda.
  2. El frescor. Esa sensación tan buena de fresquito que se queda en el ambiente es indescriptible, sobre todo tras una buena tormenta de verano. Se me eriza la piel sólo de pensarlo.
  3. La limpieza. La boina de contaminación de las grandes ciudades se queda en nada en cuanto empieza a jarrear… sí, jarrear, que con unas pocas gotas no se limpia nada.
  4. El olor. Ya sea a tierra mojada o a hierba recién cortada el olor es una de las mejores cosas de los días de lluvia.
  5. La sensación de felicidad. Vale, esta es completamente personal e intransferible. Sí, a mí también me ponen las pilas los días de sol, me dan energía, pero la lluvia me habla de renovación, de alejar lo malo para que pueda llegar lo nuevo y ese pensamiento me hace sonreír.
  6. No hace falta regar las plantas. En estos días de carrera y falta de tiempo cualquier cosa que nos haga ganar algo es bienvenida así que no es tanto que la lluvia riegue, sino que evita que tengamos que regar. Un par de minutos son calidad de vida.
  7. No hay aglomeraciones. Más allá de ir a trabajar o llevar a los niños al colegio es una verdad universal que cuando llueve la gente se queda en casa. Es, por tanto, un momento perfecto para ir de compras o a la peluquería. Imagina centros comerciales desiertos con sus suelos relucientes y las dependientes listas solo para ti. ¿A que has sonreído?
  8. Caminar sin paraguas. Pasear bajo la lluvia, dejándose empapar, quedarse parada unos instantes mirando hacia el cielo, sentir el agua en el rostro. Respirar hondo y soltar el aire.
  9. Ver la lluvia desde detrás del cristal. Echar una mantita sobre las piernas, sujetando un café o un chocolate caliente mirando las gotas resbalar por el cristal. Leer un libro escuchando el “tap-tap-tap”. Placer.
  10. Y la botas de agua. Que me estoy poniendo demasiado mística ya, las botas de agua, sí, señoras. De colores, con topos o con dibujos, tobilleras o altas, las botas de agua son lo más y es genial tener una excusa para poder usarlas.

Hace unos días alguien muy especial me descubrió este vídeo y yo quiero compartirlo con vosotros “Si llueve que llueva”

¿Os gustan los días de lluvia?
Comparte
Artículo anteriorHe visto vídeos que no creeríais: 10 canciones casposas
Artículo siguiente¡Déjame disfrutar de mi maternidad!

Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el
mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.

14 COMENTARIOS

  1. Pero que bien lo has descrito. No me va mucho la lluvia, soy más de sol, pero de vez en cuando me encanta que llueva … y hacer lo que comentas, sobre todo dejarme mojar por la lluvia … que también gusta mucho en ocasiones … y luego peli y mantita y a ver como llueve desde casa. ¡Gracias por compartirlo con nosotras!

    • Es que no puede ser todo tan negativo por mucho que el día esté gris. Si te pones seguro que tú también encuentras más cosas positivas de las que crees a priori. Gracias por pasarte. Un abrazo

  2. ¡Que se lava el coche! ¡Solo, sin esfuerzo y sin dinero! Eso es lo que más me gusta a mí de los días de lluvia. Ahh, y ver chapotear en los charcos a los niños ajenos (a mi bichilla aún no le ha dado por esto porque si llueve no la bajo del carrito) e imaginarme el faenón de sus madres para limpiar esa ropa soy un mal bicho!

    • Jajajaja Lucía, como madre de uno de esos niños, he de decir que también me encanta. Le planto las botas de agua y según entra en casa directo a la ducha y la ropa a la lavadora. Pero es que le encanta y lo hacemos como plan, “mamá, vamos a la calle a saltar en los charcos” y ahí que nos vamos jajajaja

    • Me encantan vuestras aportaciones chicas. Aunque al decirlo Lucía lo máximo que consigo es imaginarme a Peppa Pig saltando y tirándose de espaldas al suelo cuando le da el ataque de risa 😉

      Besote

  3. A mi no me gustan demasiado los días de lluvia… Pero se que son necesarios y cuando intento buscarles algo bueno, algunas de las razones coinciden con las tuyas. Desde luego la del olor a tierra mojada no! A mi no me gusta nada! Jeje. Pero desde que soy mami me encanta saltar en los charcos con mis botas de agua!
    Ah! Y limpiar los cristales y que llueva… Ir a la peluquería y que llueva… Eso… Eso lo dejamos para otro post! 😉

    • Vir, desde que somos madres tooooodo lo vemos con otros ojos, afortunadamente 😉

      Eres la primera persona que conozco a la que no le gusta el olor a tierra mojada. No dejas de sorprenderme amiga.

      Besote

  4. Mira que me gustan los días de lluvia, comparto muchas de tus razones. Pero odio las tormentas, me ponen muy nerviosa :S
    Mi motivo favorito es el del olor a tierra mojada, abre los pulmones 😀
    Saludos!!

    • A mí me gustan las tormentas, pero no los tormentones. Me asustan. Siempre pienso cómo era aquello de protegerse de los rayos y, como muchas veces me pillan de regreso a casa, me pongo nerviosa pensando que voy dentro del coche y nunca tengo claro si eso era malo o bueno. Paranoias que tiene una.

      Gracias por pasarte. Un abrazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre