lunes, mayo 16, 2022
InicioFrikismo10 lugares de película donde me gustaría perderme

10 lugares de película donde me gustaría perderme

Os propongo 10 destinos de cine, de esos a los que no iremos jamás, entre otras cosas porque no existen tal y como nos los mostraban sus películas pero en los que nos encantaría perdernos y quizás, encontrarnos con algunos de los protagonistas, quién sabe.

Porque puestos a soñar y dado que se acercan peligrosísimamente las vacaciones escolares, hoy me pongo a buscar destinos en los que me encantaría perderme unos días, meses o años…

Ya os digo que no son todos destinos ideales ni amables pero sí son especiales, son distintos, son apabullantes… lo mismo no os atrevéis a veniros o lo mismo tenéis otros en mente que os gustaría dejarnos en los comentarios, por ir haciendo las maletas y esas cosas…

Me encantaría perderme en…

…la nave de la teniente Ripley

10 lugares de película donde me gustaría perderme.Destino cine

Empiezo por el menos amable de todos mis destinos de cine y además, aquí sería poco tiempo, no hay que abusar tentando a la suerte y menos con ese bicho baboso y asqueroso por ahí, pero eso de que Sigourney Weaver sea la que parte el bacalao y la que se enfrenta al alien en una de las películas más emblemáticas de la historia del cine, a mi me anima a acercarme a echarle una mano.

…la granja de Memorias de África

Sí, ese entorno, esa montaña, esa granja, ese calor, esa aridez y ya si aparece ese piloto pues mejor que mejor para recorrer esas extensiones de naturaleza aún en estado salvaje, las de aquella época que las de ahora seguro que están tristemente más perjudicadas.

…el pueblo británico de La librería

destinos cine

Por contraste, de la luz y el sol africano a la piedra gris y húmeda de una isla en la que la musgo se hace fuerte y en la que la vida se plantea hacia dentro. Me encantaría perderme un rato largo en esa librería, tomar un té con Emily Mortimer y divagar en conversaciones sobre libros y envidias.

…el callejón Diagón de Harry Potter

Uf… mira que las compras así en general no es que me hagan poner los ojos en blanco pero claro ¡esto es muy diferente! Tendrían que ir a buscarme para salir de allí, para dejar la tienda de varitas, el bar, la tienda de libros y por supuesto la de chuches y pirotecnias… ¡madre mía, cuánta tentación!

… el edificio de Delicatessen

Destinos cine

Eso sí, como vegana total y absoluta y nunca, nunca, nunca me alojaría en la portería. De conserje en este edificio va a ser que no, mejor me quedo en el ático, desde donde se pueda observar al personal sin peligro porque en el fondo, lo mismo no son tan mala gente.

Desde luego prefiero este edificio al de La Comunidad, de Alex de la Iglesia ¿no os pasa lo mismo a vosotros?

…la sala de juicio de Testigo de Cargo

destinos cine

¡Sí, sí, sí! y ya si me dejan tomar notas para redactar unas crónica posterior me harían feliz.

Esa tensión, ese acusado, ese juez, esas medio mentiras, esas falsas verdades, esas interpretaciones de unos y otra. Vamos que me lo habría pasado de lujo allí metida mirándolo todo y apuntándolo todo también.

… la fábrica de chocolate de Charlie

Y no hace falta que sea en la zona chula de los Oompaloompas, que me apaño en cualquier lugar siempre que haya chocolate cerca.

Darme un paseo por esa enormidad de fábrica puede ser una delicia.. en todos los sentidos a la que me apuntaba mañana mismo si fuera posible y seguro, que conociéndonos, no me iría yo sola.

…la selva de Pandora

Recorrer sus rincones y sentir a los árboles y ya puestos, saber trepar por esos mismos árboles, montar los magníficos pseudocaballos de seis patas y con un poco de tiempo, liarme la manta a la cabeza y volar en esa especie de pterosaurio de colores. No hace falta que sea el más grande de todos que yo con los medianitos ya me conformo.

…la mansión de Tara

Destinos cine

Aquí tengo el inconveniente de que saltarían chispas a la primera de cambio con Escarlata que me conozco y a mi esas tonterías de pija borde esclavista me encienden el pelo a la mínima, pero una temporadita en esa mansión, así como de vacaciones, pues tampoco me importaría.

…el Halcón Milenario

Y termino donde empecé, en el espacio porque ¡obviamente no podía faltar!

Teniendo en cuenta que esta nave fue la primera que vi en pantalla grande, porque Star Wars (como se dice ahora..) fue la primera película que fui a ver al cine cuando era un mico y me rechiflencantó. Así que una vuelta por la galaxia con Han Solo (el de siempre, al próximo aún no lo tengo valorado del todo) y con Chewie sería un viaje de esos, para recordar.

¿Os venís a alguno de mis rincones peliculeros o mejor me proponéis algún otro (que seguro que se me han quedado muchos sin mencionar) para que vayamos preparando las maletas?

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. ¡Llévame a Tara contigo! Y de vuelta si eso paramos en la fábrica de Charlie, cuando Sarlata no nos mire ni nos eche en cara que vamos a perder la cinturita, que deberíamos comer como un pajarito, etc, etc. 😛

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
L